INFORME DE INVESTIGACIÓN

Resumen

Resumen

  • La casa inteligente debería mejorar y hacer nuestra vida más segura. Sin embargo, esto sigue en modo proyecto, sin la adopción masiva del mercado.
  • Las empresas hacen foco en los productos en vez de los seres humanos. No comprenden totalmente quién es su cliente y qué es lo que quiere.
  • Este estudio implica una nueva forma de ver cómo viven las personas en sus hogares y cómo aprovechar la confianza para lograr el éxito.


La intención de la smart home (casa inteligente) era facilitar la vida de los consumidores, haciéndola más segura y enriquecedora, pero a pesar del gran despliegue publicitario y la importante inversión de la industria, sigue estando en etapa de construcción. Los consumidores no han adoptado aún la tecnología de la casa inteligente y esta tecnología sigue siendo el dominio de los pioneros.

El problema es que la mayoría de las organizaciones están adoptando una mentalidad focalizada en los productos en lugar de poner foco en los seres humanos y no están logrando una vista completa de las necesidades que tienen las personas dentro de sus hogares.

Una nueva mirada al hogar del futuro

A través de un equipo multidisciplinario en The Dock—el Centro de Investigación y Desarrollo e Innovación global de Accenture—diseñamos un programa de investigación y experimentación para desafiar el enfoque convencional frente al diseño y marketing de productos para la casa inteligente.

Queríamos hacer preguntas fundamentales, como por ejemplo ¿quiénes son los clientes para el hogar del futuro? ¿Qué quieren realmente? ¿Y cómo superan las empresas las preocupaciones fundamentales sobre cómo se obtienen y utilizan los datos de los clientes?

Tenemos la tecnología para construir el hogar del futuro, pero sigue estando en etapa de construcción

Nuestro enfoque

Combinamos estudios cualitativos detallados con importantes estudios cuantitativos para ahondar en las complejidades de cómo viven las personas en sus hogares. También construimos una serie de ocho mindsets que cubren un espectro diverso de personalidad y actitudes hacia la tecnología en el hogar, dándole a los ejecutivos una nueva base sobre la cual construir el éxito de la casa del futuro.

40

Personas observadas directamente en sus hogares a través de consultas contextuales

6,050

Personas encuestadas en 13 países

Convirtiendo la casa del futuro en una realidad

Los resultados que hemos obtenido aportan una nueva perspectiva para las empresas, a partir de la cual pueden diseñar y construir productos y servicios que transformen el hogar del futuro, de un concepto futurista remoto a una realidad humana relevante. Como resultado de este trabajo, hemos llegado a tres conclusiones principales. Descargar el informe para obtener los resultados completos.

  1. La casa del futuro es una actitud, no una tecnología.
    Dado que ahora las personas pasan más tiempo que antes en sus hogares, es momento de actuar para entender mejor su comportamiento y las oportunidades que plantean. Nuestros encuestados describen universalmente a sus hogares como un lugar de confort y seguridad, donde se sienten en control. Sin embargo, una exploración más profunda de estos temas muestra que las necesidades individuales y los sentimientos que rodean estas palabras tienen significados muy diferentes para cada persona.
  2. La tecnología emergente genera tensiones.
    Desde hace un tiempo, el mercado sabe que las personas se sienten más conectadas pero también más aisladas gracias a las tecnologías de la casa inteligente. Sin embargo nuestro estudio revela cuán firmemente arraigadas están estas y otras tensiones, elaborando conclusiones nuevas y sorprendentes sobre lo que implican para el mercado de los hogares inteligentes.
  3. Los arquetipos típicos relacionados con los clientes están equivocados.
    El problema fundamental de la casa inteligente es que la mayorías de las empresas diseñan productos para un arquetipo simplificado de cliente. La realidad es que, en un mundo de híper personalización, no existe un arquetipo de cliente para la casa inteligente. Cada persona tiene un concepto diferente de cómo debería ser un hogar y cómo debería conectarse con el mundo exterior. Por ejemplo, el grupo más positivo y que más confía en la tecnología tiene 65 años de edad o más—que es precisamente la parte del mercado que muchas empresas de tecnología han estado descuidando.

85%

de los encuestados pasa ahora el mismo tiempo o más en sus casas que hace cinco años

43%

de los encuestados de 18 a 34 años tiene temor de que los dispositivos inteligentes sepan demasiado sobre ellos, y manifiestan que sus preocupaciones más profundas se centran en la confianza y la intrusión, a pesar de ser percibidos como una generación más proclive a la tecnología

25%

de los encuestados mayores de 65 les preocupa la naturaleza adictiva de la tecnología, la cifra menor entre todos los grupos etarios

Confianza, control y relevancia

Los problemas que este estudio descubrió son fundamentales para ser tenidos en cuenta por cualquier estrategia de marketing y diseño de productos para la casa inteligente. Nuestra investigación sobre las tensiones revela que las personas están resignadas al hecho de que deben compartir sus datos personales para poder usar ciertos productos y servicios del hogar inteligente, pero se resisten a esta realidad. Las empresas que vayan más allá de la protección de los datos y ganen la confianza de la gente, combinando verdadera relevancia con una racionalización de estas tensiones serán las pioneras del éxito en este espacio.

Puntos de decisión para los ejecutivos

Existe una importante oportunidad para desarrollar la casa del futuro, construida para durar, reforzada por la presencia de varios mercados no aprovechados en ese especio. A medida que las empresas abordan este proceso, presentamos algunos puntos de decisión para que los ejecutivos consideren.

  • ¿Cómo encaja el cliente de su casa inteligente en nuestro estudio sobre el hogar del futuro?
  • ¿Su equipo de marketing entiende las complejidades de los clientes de la casa inteligente?
  • ¿Conoce las tensiones relacionadas con la casa inteligente y las está mitigando?

Rachel Earley

Interaction and Service Design Lead – The Dock


Iana Vassileva

Market and Competitive Intelligence Research Lead – The Dock


Laurence Mackin

Editor and Content Lead – The Dock

MÁS INFORMACIÓN


Subscription Center
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter