Para las compañías de petróleo y gas, la política consistente en seguir actuando "como hasta ahora" ha dejado de ser una estrategia eficaz. En medio de las alteraciones de la oferta y la demanda que están sacudiendo el sector, la agilidad competitiva se ha vuelto indispensable.

Algunas de las principales empresas ya se están haciendo más eficientes y flexibles mediante el uso de nuevos procesos, modelos operativos y tecnologías digitales. Además, están abordando el gasto por medio de un enfoque totalmente nuevo, que permite optimizar los costes mediante presupuestos de base cero y adecuar el gasto a una estrategia para conseguir crecimiento y rentabilidad.

Las demás, deberán actuar con perspicacia y seguir su ejemplo. Ya no hay tiempo ni dinero que perder.

Datos relevantes

En el sector del gas y el petróleo, por norma general, el gasto ha aumentado y disminuido en función del precio del crudo, y la política consistente en continuar "como hasta ahora" se ha convertido en la práctica habitual para muchos operadores.

  • Entre 2007 y 2008, el índice de crecimiento de los gastos operativos por barril fue del 13%. Durante la crisis del petróleo de 2008 y 2009, los operadores redujeron este índice hasta tan solo el 2%.
  • Cuando el precio del petróleo superó los $100 /barril, los operadores invirtieron grandes cantidades en soluciones técnicas que les permitieran producir más.
  • Entre 2006 y 2013, el promedio de gastos operativos por barril casi se duplicó, pasando de $4 a $7,60. Desde la crisis de 2014, los precios y el gasto han vuelto a descender.

En la actualidad, los cambios estructurales a largo plazo producidos en las curvas de la oferta y la demanda han creado una nueva realidad para los operadores. Para adaptarse a ella, necesitan desplazar su foco de atención de la gestión de costes a la optimización de costes, de la mejora de procesos a la transformación de procesos, y de la capacitación digital a la disrupción digital.

Recomendaciones

Las estrategias exhaustivas de optimización de costes permitirán a las compañías de gas y petróleo superar la crisis actual y prosperar cuando el mercado se recupere. Estas estrategias son una combinación de:

Un presupuesto de base cero

Que determina el gasto en función de lo que las cosas deberían costar, y no de lo que costaban en el pasado.

Enfoques innovadores

En áreas complejas para lograr eficiencia y agilidad competitiva.

Un proceso cerrado, disciplinado y dinámico

Que permita a las compañías mantener el gasto alineado con los objetivos del negocio y evitar nuevos derroches en el futuro.

Ver todas
Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter