Superar la incertidumbre: gestionando el impacto económico y humano del Covid-19

De grandes desafíos a cambios significativos


A medida que los gobiernos toman decisiones como respuesta al coronavirus, las empresas deben adaptarse a las cambiantes necesidades de sus empleados, clientes y proveedores, a la vez que hacen frente a diferentes retos financieros y operativos.

A continuación, encontrarás consejos de nuestros expertos e información sobre acciones que puede tomar tu organización para transformar estos grandes desafíos en cambios significativos. Descubre nuestro último estudio aquí


5 prioridades para reanudar la actividad y reinventar tu negocio

Arrow down

Impacto en la estrategia de negocio



Empieza ya el viaje hacia la agilidad


Los CEOs se están enfrentando a situaciones que pueden resultar retadoras y abrumadoras mientras siguen gestionando los impactos derivados de la pandemia de COVID-19. Los CEOs han tenido que priorizar el ahora, centrándose en apoyar a sus empleados, clientes y proveedores, mientras respondían a las interrupciones en las cadenas de suministro. En paralelo, los directivos han tratado de estabilizar los ingresos mientras cuidaban de sus clientes y remodelaban sus negocios para estar alineados con una demanda en constante evolución y encontrar nuevas formas de crecimiento.

Ahora, los directivos están empezando a dirigir su atención hacia el futuro: un periodo de recuperación económica impredecible que planteará nuevas amenazas y oportunidades competitivas. Lo que sigue no será una vuelta a las prácticas empresariales previas al COVID-19, sino más bien una década de “never normal”, una nueva era de rápidos cambios en la cultura, valores y comportamientos sociales, como respuesta a una mayor demanda de prácticas empresariales responsables y propósitos de marca renovados.

En este contexto, los directivos se enfrentan a la urgencia y complejidad de reanudar sus negocios. Para superar la incertidumbre, la reapertura también requiere un plan de reinvención. Esta es una oportunidad -también una necesidad- para que muchas compañías desarrollen aquellas capacidades en las que desearían haber invertido antes: ser más digitales, data-driven y estar en cloud; contar con estructuras de costes más variables, con operaciones ágiles y automatizadas y ser fuertes en e-commerce y seguridad. Los directivos deben ver la reapertura de sus negocios como el comienzo de un viaje hacia una transformación más amplia.


Arrow down

Impacto en la fuerza laboral



Conectar a las personas con las oportunidades


Las organizaciones, a nivel global, están experimentando disrupciones en su fuerza laboral a una velocidad y escala sin precedentes. Prácticamente todas las compañías están definiendo cómo trabajarán en el corto y largo plazo. Pero la velocidad es fundamental, ya que los empleados intentan continuar con sus tareas mientras lidian con lo que está sucediendo en su vida diaria.

Los directores de RRHH, en los distintos sectores económicos, están afrontando importantes desafíos: ayudar tanto a las personas como a las organizaciones a gestionar grandes cambios en las plantillas, atender la urgente necesidad de trasladar el trabajo a remoto para proteger y capacitar a los empleados y atender a los clientes y permitir la continuidad de negocio. Por ejemplo, la necesidad crítica de atención médica virtual.

La capacidad de los directores de RRHH para desarrollar estrategias ágiles relativas a las fuerzas de trabajo es fundamental para mantener la economía global en marcha y ayudar a las personas y familias a sobrevivir financieramente ahora y en el futuro. El mundo empresarial y los distintos sectores económicos ya están trabajando de forma coordinada para propiciar que surjan nuevas oportunidades: por ejemplo, en Accenture hemos colaborado con los directores de RRHH de otras compañías líderes para crear People+Work Connect, una plataforma basada en datos que facilita la continuidad del empleo.

Las personas, las empresas y la sociedad en general necesitan respuestas inmediatas. Los planes deben adaptarse a la situación actual, pero deben evolucionar a medida que cambia el entorno económico y sanitario. Las empresas, los gobiernos, los ciudadanos y las organizaciones sin ánimo de lucro tienen un importante rol a la hora de poner el foco en las personas y avanzar hacia una resiliencia compartida.


Arrow down

Impacto en los clientes



Conectando con comportamientos de cliente en constante cambio


El impacto del brote de coronavirus está obligando a las organizaciones a tomar decisiones a un ritmo vertiginoso para seguir ofreciendo servicios de calidad a sus clientes mientras se preocupan por sus empleados. Las compañías deben reevaluar el funcionamiento de sus contact center, analizar cómo los empleados brindan experiencias de calidad a los clientes y cómo los canales digitales pueden ayudar a absorber el creciente volumen de tareas.

La pandemia global de COVID-19 ha transformado para siempre nuestras experiencias - como clientes, empleados, ciudadanos, humanos – y, como resultado, también nuestras actitudes y comportamientos. Esta crisis ha cambiado tanto el cómo como el qué compran los consumidores y está acelerando enormes transformaciones estructurales en el sector de productos y servicios de consumo. Una vez la amenaza del virus haya pasado, las compañías deben tener en cuenta el impacto de estos cambios en la forma en la que diseñamos, comunicamos, construimos y ejecutamos las experiencias que las personas quieren y necesitan.

Con el auge de estos nuevos comportamientos, las empresas tienen la oportunidad de acelerar su adaptación al comercio electrónico, extendiendo las ofertas existentes y creando nuevas líneas de servicio, como los minoristas que ya están trabajando de forma conjunta para ofrecer servicios de entrega y recogida “sin contacto” para los consumidores. Esta aceleración obligará a las compañías a revisar e incluso reimaginar sus estrategias digitales para captar nuevas oportunidades de mercado y segmentos de clientes digitales.


Arrow down

Impacto en las operaciones



Reestructurarse para una resiliencia global


La crisis del COVID-19 está impulsando cambios importantes que afectan al comportamiento de los consumidores, las cadenas de suministro y la llegada a los mercados y que están desestabilizando a las empresas. La respuesta ante la pandemia ha dejado patente la necesidad de que los directivos aceleren la puesta en marcha de formas de trabajar más ágiles y la transformación en la cadena de valor para ayudar a superar la incertidumbre.

Convertirse en una empresa inteligente requiere dejar atrás la toma de decisiones vertical, empoderar a los empleados a través del propósito, ser data-driven, apoyarse en la tecnología y estar en la nube para ganar velocidad. Esta transformación exige dejar atrás las estructuras rígidas y crear organizaciones “porosas” con módulos que se conectan entre sí. La empresa inteligente es capaz de contar con una autogestión dinámica y una adaptación continua. Está estructurada en torno a la agilidad, la resiliencia y el crecimiento.

Adoptar un modelo global de servicios distribuidos puede también ayudar a las grandes organizaciones de todos los sectores económicos – desde compañías del sector de la energía a las de comunicaciones y medios – a reducir el riesgo empresarial. También la automatización de tareas rutinarias con modelos humanos + máquinas, donde se forme a todos los trabajadores, puede ayudar a las empresas a posicionarse mejor para crecer en la era post-COVID-19.

Ahora, más que nunca, las cadenas de suministro son fundamentales. Las organizaciones necesitan desarrollar una respuesta rápida para abordar las disrupciones actuales y readaptar y reorientar las cadenas de suministro para el futuro aumentando su capacidad de recuperación y responsabilidad.


Arrow down

Impacto en las finanzas

IMPACT ON  FINANCE


Generando recursos para aprovechar las nuevas oportunidades


Para enfrentarse a la crisis del COVID-19, los directivos han tenido que actuar de forma rápida para optimizar la resiliencia de sus compañías – reequilibrando el riesgo y la liquidez –, y evaluar las oportunidades de crecimiento derivadas de la recesión. La viabilidad actual y futura depende de la rápida toma de decisiones de los directivos, actuando a corto plazo para lograr la estabilidad y diseñando estrategias para crear nuevos escenarios de futuro para las compañías y sectores económicos.

Actuar de forma inmediata es necesario para abordar los desafíos de liquidez a corto plazo, pero también para solventar los costes y la rentabilidad y generar financiación para invertir en nuevas oportunidades, incluyendo M&A. Muchos CEOs están enfrentándose a descensos drásticos en las ventas e ingresos y al aumento de los costes. Para adaptarse, es necesario invertir en tecnologías clave, procesos y personas. Para algunos, la liquidez se ha convertido en un asunto de supervivencia.

Las acciones tomadas ahora pueden tener un impacto inmediato en la supervivencia de la compañía, la rapidez con la que se recupere de la recesión global y su salud financiera y sostenibilidad en el futuro.


Arrow down

Impacto en la tecnología



Reforzando el éxito a través de la tecnología


Incluso antes del COVID-19, muchas compañías se enfrentaban a retos considerables en materia de TI. Ahora, el COVID-19 está empujando a las compañías a adoptar rápidamente nuevas formas de trabajar y la tecnología se ha puesto a prueba como nunca antes.

Los directivos deben abordar rápidamente los problemas inmediatos de resiliencia de los sistemas y sentar las bases para el futuro a medida que las empresas compaginan una nueva serie de prioridades y desafíos – riesgos de continuidad del negocio, cambios repentinos en el volumen, decisiones en tiempo real, productividad de la fuerza laboral, riesgos de seguridad, etc. –. Los directivos de la industria química, por ejemplo, están reconociendo la resiliencia como un factor clave para el éxito.

Una vez alcancemos el final de esta pandemia, será fundamental establecer estrategias a largo plazo para tener una mayor resiliencia y aplicar las lecciones aprendidas desde la experiencia para crear una guía de sistemas y talento que prepare mejor a tu compañía para futuras disrupciones.





Arrow down

Impacto en los distintos sectores económicos



De grandes desafíos a cambios significativos


Todos los sectores se han visto afectados por la crisis del COVID-19, aunque en diferentes grados. Algunos contaban con defensas más fuertes, mientras que otros se enfrentan con mayor dificultad a una “normalidad” en constante cambio.

Los patrones de demanda del consumidor están cambiando, las cadenas de suministro globales están rediseñándose bajo presión y las diferentes zonas, mercados y gobiernos están respondiendo de manera distinta a la crisis del COVID-19. Las empresas deben adaptarse continuamente a las nuevas e inciertas condiciones del mercado. Gracias a nuestro contacto diario con clientes en todo el mundo, podemos ofrecer recomendaciones y consejos específicos a cada sector económico sobre cómo los directivos deben actuar ahora y en el futuro.


Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter