La modernización no tiene por qué ser abrumadora. Aunque los cambios tecnológicos son una tónica generalizada desde hace varias décadas, lo cierto es que muchas empresas aún están intentando ponerse al día. De hecho, según los resultados de un nuevo estudio realizado por Accenture Strategy, el 54% de las empresas se muestran pesimistas o luchando con unas tecnologías digitales que les impiden estar preparadas para la modernización.1 Sin embargo, la modernización no tiene por qué convertirse en algo abrumador. La capacitación puede iniciarse de forma más fácil en los departamentos administrativos, donde las empresas suelen ser menos reacias al riesgo. Los CFO y los CIO cuentan con una posición única que les permite gestionar el cambio en toda la empresa y no solo en inversiones específicas. La idea es mejorar la rentabilidad comercial y, al mismo tiempo, aumentar el protagonismo del cliente en departamentos que tradicionalmente se centraban en las transacciones.

No obstante, más allá del coste, el verdadero valor reside en la eficacia y los conocimientos añadidos derivados de una organización digitalmente preparada. Para culminar con éxito una transformación digital, las empresas deben adoptar un enfoque de base cero y centrarse en los cinco principios para asegurarse de que las inversiones digitales tengan un carácter integral y se adecuen a los objetivos estratégicos de la compañía.2 Establecer una estrategia partiendo de cero permite impulsar el crecimiento y aumentar la agilidad de la empresa mediante la priorización de las inversiones de futuro.

Inteligencia aplicada en el departamento de administración

En un enfoque de base cero, las empresas comienzan enfatizando los trabajos específicamente relacionados con la atención al cliente, la generación de ingresos y la diferenciación para luego automatizar, consolidar o eliminar aquellas actividades que no aporten un valor añadido. Esto implica centrarse de nuevo en el desarrollo de productos o invertir en capacidades hasta entonces obviadas, como la adopción de la tecnología aplicada en áreas estratégicas de los departamentos administrativos.3



Comencemos por el departamento de finanzas, donde el proceso Order to Cash (OTC) de pedido en efectivo afecta directamente al cliente. La inteligencia aplicada —como los portales de autoservicio— permite mejorar el proceso de cobro y ayuda a los agentes cognitivos a reducir el ciclo de resolución de disputas. Tomemos como ejemplo una importante empresa de bienes de consumo con presencia a nivel mundial. Mediante un OTC conectado y a lo largo de dos años, la compañía redujo en un 20% sus costes operativos y disminuyó en más de un 10% la deuda vencida de sus clientes. Además, pasó de tener una mala calificación de su atención al cliente a ser reconocida por ese servicio.4

En el departamento de recursos humanos, la experiencia de empleado lo es todo. Y en un mundo de empleados hiperconectados, la tecnología digital es el motor fundamental de esa experiencia. El estudio de Accenture Strategy indica que muchas empresas ya están utilizando tecnologías tales como las herramientas de colaboración interna, los servicios predictivos para empleados o las aplicaciones de autoservicio que permiten crear experiencias similares a las de los consumidores.5 Y cuando las empresas consiguen una buena experiencia de empleado, superan a la competencia en aspectos tan importantes como la fidelidad de los clientes (un 17% más) o el nivel de ingresos (un 11% más).6

En el departamento de aprovisionamiento, la inteligencia artificial (como el aprendizaje de máquinas) puede ser una poderosa herramienta a la hora de mejorar las decisiones de compra o supervisar el cumplimiento de los proveedores para, en definitiva, reducir el gasto y aumentar el ahorro. A modo de ejemplo, un cliente de Accenture Strategy disminuyó en un 67% su tiempo medio de manipulación manual gracias a una tecnología digital que permite aumentar la precisión de los datos y reducir el tiempo de procesamiento de las facturas.7 Asimismo, el Cloud digital permite reducir el tiempo de aprovisionamiento en aproximadamente un 40-60% para poder centrarse en actividades que fomenten la eficiencia y el ahorro en la empresa.8

Por último, la adopción del Cloud y de un enfoque ágil permite al departamento de TI colaborar con la empresa para crear conjuntamente nuevos productos basados en servicios. Una infraestructura de Cloud común ayuda a acortar la duración de los ciclos en toda la empresa. El Cloud es tan importante que Gartner lo ha considerado como la base de las tecnologías futuras más prometedoras, como la IA, el Blockchain o el IoT.9

La ruta hacia el éxito

Consideraciones principales al cambiar las funciones administrativas, desde personas y cultura hasta tecnología y gobernanza

Para crear un caso convincente, las empresas deben incluir un ejercicio de focalización del valor como parte de su proceso de transformación digital. De hecho, la mentalidad de base cero reconoce que las tecnologías digitales permiten reducir costes y capacitar a las organizaciones para superar incluso sus mejores estadísticas de rendimiento y de primer cuartil para lograr un nuevo rendimiento de "cuartil cero".10 Conceptos como "cuartil cero" o "modelación teórica", basados en factores que aumentan la carga de trabajo, son una alternativa mejor que las comparaciones retrospectivas a la hora de predecir los beneficios resultantes para una organización.11 Tomemos como ejemplo una empresa mediana con unos ingresos de 20.000 millones de dólares anuales que, en la actualidad, está destinando un 5,5% de ese importe (1.100 millones de dólares) a gestionar sus departamentos de finanzas, recursos humanos, aprovisionamiento y TI.12 El cuartil cero nos indica que la implementación de una estrategia digital adecuada permitiría reducir en más de un 30% los costes previos a la contabilidad para incrementar los ingresos, y esa cifra aumenta hasta casi el 50% cuando se excluye el departamento de TI.13

Hasta el infinito y más allá

En resumen, aplicar una mentalidad de base cero en el proceso de transformación digital ayuda a las empresas a alcanzar el éxito en cualquier entorno. Las inversiones deben centrarse en distintas capacidades y, en muchos casos, esto conlleva realizar inversiones estratégicas para hacer realidad el trabajo administrativo del futuro

1 Accenture Strategy research, Revenue Growth: Perception or Reality?, 2017

2 Accenture Strategy, Zeroing Out the Past, 2018

3 Ibid

4 Accenture, Connected Order to Cash for Agility and Growth

5 Accenture Strategy, HR/Employee Experience study, 2017

6 Accenture and Forrester, Expectation vs. Experience, 2016

7 Accenture Strategy, When Bots Do the Buying, 2017

8 Accenture AS Operations insights and Future of procurement Study, 2016

9 Gartner, Digital Disruption Profile: Cloud Computing Disrupts and Enables

10 Accenture Enterprise Value Targeting Database

11 Accenture Strategy research, Beyond the ZBB Buzz, 2018

12 Accenture Strategy, Zeroing Out the Past, 2018

13 Ibid

Mithuna Bhatt

Senior Principal – Accenture Strategy, CFO y Valor Empresarial

MÁS INFORMACIÓN


Centro de suscripción
Mantente Informado Con Nuestra Newsletter Global Mantente Informado Con Nuestra Newsletter Global