En resumen

En resumen

  • La pandemia de COVID-19 requiere que las empresas protejan a sus empleados y apoyen a sus clientes y partners.
  • La creación de entornos de trabajo digitales flexibles puede ayudar a los empleados a ofrecer un mejor servicio a los clientes sin dejar de lado la continuidad del negocio.
  • Las empresas deben contar con una estrategia clara para adaptarse a los cambios estructurales que perdurarán, una vez haya acabado la crisis, en los mercados y en el modo de operar.


La pandemia de COVID-19 es una crisis sanitaria y humanitaria. También supone un golpe económico. Las organizaciones han de analizar constantemente los rápidos cambios en el entorno y sus implicaciones. Desde Accenture, ya estamos ayudando a las empresas a abordar las consecuencias tanto a corto como a largo plazo. Lo más crucial y de inmediata relevancia para las organizaciones es proteger a sus empleados.

Protege tu entorno de trabajo

A medida que el COVID-19 se propaga con rapidez, las organizaciones centran sus esfuerzos en la que es su principal responsabilidad: proteger a sus empleados. Para ello, están tomando medidas como la cancelación de reuniones y eventos, la prohibición de viajes, la restricción de visitas a las oficinas o la reevaluación de todas las operaciones en su entorno de trabajo. Los directivos se están preparando para lo más inmediato, al tiempo que desarrollan nuevas formas de trabajo que permitirán cambios a largo plazo en su forma de operar.

Los posibles trastornos en los equipos, causados como resultado del teletrabajo o el aumento de las bajas por enfermedad, aconsejan implementar un entorno de trabajo digital flexible. El protocolo de actuación será diferente para cada organización, pero todas han de tener en cuenta las siguientes pautas:

  • Proteger y empoderar a los empleados: adaptá tu entorno de trabajo para permitir a tus empleados teletrabajar a través de herramientas de colaboración digital. Impulsá nuevas capacidades en torno a estas nuevas formas de trabajo, cultivando una cultura digital y un ambiente de confianza.
  • Atender las necesidades del cliente: es necesario adaptarse a un entorno cambiante tanto a nivel global como local y seguir atendiendo las necesidades de tus clientes sin dejar de lado la transparencia y el compromiso (lo que ayudará a crear relaciones más robustas y duraderas).
  • Permitir la continuidad del negocio: asegurate de que las relaciones con los proveedores y otras compañías cuentan con un soporte efectivo. Es necesario adaptarse a nuevas formas de colaboración y toma de decisiones.

Es importante tener en cuenta que las políticas internas, la cultura de la organización, la tecnología y las comunicaciones son los pilares sobre los que se sostiene un entorno de trabajo digital flexible. Esto abarca herramientas de colaboración, conectividad a través de redes sólidas que permitan el trabajo virtual y procesos de seguridad avanzados. También es importante contar con protocolos claros de continuidad del negocio y comunicaciones, así como con directrices para empleados, partners y clientes.

Descubrí cómo evolucionar hacia un entorno de trabajo digital flexible en tiempos de incertidumbre en nuestro estudio.

Más allá del futuro inmediato

El brote de COVID-19 ha traído consigo cambios en la vida comercial, de consumo y cívica, que podrían convertirse en algo permanente.

Por ejemplo, las empresas se verán obligadas a reconfigurar las cadenas de suministro más vulnerables, a satisfacer la creciente demanda de teletrabajo y a ofrecer más experiencias digitales. En este nuevo entorno, veremos al sector industrial avanzar hacia la fabricación aditiva, la robótica y el cloud; a los servicios de atención al cliente acelerar el uso de la realidad virtual para fidelizar a nuevos clientes online y a unos consumidores concienciados con la seguridad demandar más transacciones contactless y servicios de entrega a domicilio con drones. El sector sanitario se abrirá a nuevos mercados, proporcionando respuestas más rápidas a través de diagnósticos y tratamientos médicos en remoto. Las empresas aplicarán las nuevas tecnologías para facilitar una respuesta inmediata, lo que aplanará el camino para la llegada de innovaciones operacionales a largo plazo y nuevas estrategias en cuanto a los equipos de trabajo, que mejorarán la resiliencia y la competitividad.

Iremos actualizando estos contenidos de forma continua. Permanecé atento a la web.

Subscription Center
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter