Durante la pandemia, todas las miradas han estado puestas en la cadena de suministro. Los responsables de éstas se han enfrentado al reto de averiguar cómo responder de forma rápida, rentable y responsable a una demanda siempre cambiante, asegurando al mismo tiempo que sus cadenas de suministro sean lo más flexibles posible. Si algo nos ha enseñado el COVID-19 es que no podemos limitarnos a optimizar lo que es la nueva normalidad. No hay una nueva normalidad. Para que una cadena de suministro sobreviva, tiene que ser resiliente para siempre, de modo que pueda evolucionar continuamente para responder con eficacia a lo que se le presente.

Por ello, cloud se ha convertido en algo fundamental para toda cadena de suministro. La nube proporciona tecnologías que permiten a las empresas procesar enormes cantidades de datos -procedentes de fuentes prácticamente ilimitadas en toda la cadena de suministro- a velocidades y volúmenes nunca antes posibles. Permite a las empresas analizar en profundidad esos datos para generar conocimientos empresariales críticos que pueden mejorar enormemente la toma de decisiones. Y permite a las empresas reconfigurar su forma de trabajar para obtener la agilidad necesaria para hacer frente a las consecuencias de lo que digan los datos. Cloud proporciona grandes cantidades de potencia computacional, con una arquitectura digital y de datos sencilla, flexible y asequible, que abre innumerables posibilidades para la cadena de suministro, y permite a los líderes gestionar los niveles de servicio y los costos, crear resiliencia y garantizar operaciones responsables.

¿Cuál es el verdadero valor de cloud?

Cuando se piensa en el valor que aporta la nube, mucha gente sigue pensando principalmente en el ahorro de costos. Y es cierto que cloud ahorra dinero a las empresas. Al ejecutar las aplicaciones en una nube pública, una empresa se beneficia de las economías de escala de miles de clientes, a la vez que abandona una solución altamente personalizada y el costoso mantenimiento que conlleva a favor de unos componentes ágiles y preconfeccionados de primera clase, gestionados por un proveedor de servicios. Pero el ahorro de costos es sólo el principio.

Cloud impulsa la velocidad, la agilidad, la escala y la visibilidad. Las empresas que la utilizan ganan en flexibilidad para ajustar rápidamente la cantidad de recursos informáticos según sea necesario, hacia arriba o hacia abajo; la capacidad de reducir el tiempo (y el costo) para desarrollar y desplegar nuevas aplicaciones; la integración con todo un nuevo mundo de actores; y la visibilidad a través de las operaciones y toda la cadena de valor para una toma de decisiones más rápida y más informada.

La nube también es un gran facilitador de la innovación. Con los principales proveedores de cloud invirtiendo miles de millones de dólares en nuevas funciones cada año, proporciona la base para un acceso asequible y sin restricciones a tecnologías y capacidades de vanguardia que normalmente estarían fuera del alcance de una empresa.

Por último, la nube desempeña un papel clave en la responsabilidad y la sostenibilidad, especialmente en lo que respecta a la cadena de suministro. Cloud y la computación de datos eficiente ayudan a acelerar la adopción por parte de las empresas de tecnologías emergentes para reducir la huella medioambiental de la cadena de suministro y mejorar la eficiencia de los recursos, al tiempo que aumentan el cumplimiento de la normativa y mejoran la mitigación de riesgos.

¿Dónde está la oportunidad hoy y mañana para la cadena de suministro?

Al adoptar plenamente cloud, los ejecutivos de la cadena de suministro podrán influir en todas las dimensiones de la cadena de suministro -ingeniería (producto), planificación, compras, fabricación, cumplimiento y servicio- para crear una cadena de suministro que sea:

Interconectada

en todo el ecosistema

Inteligente

mediante la digitalización, el análisis y la automatización para la trazabilidad, la agilidad y la resistencia

Innovadora

para sustituir una estrategia de talla única por una estrategia de cadena de suministro a medida

Ver todo

Alcanzar estos objetivos puede requerir un impulso mucho más ambicioso hacia cloud en toda la cadena de suministro. Todas las funciones de la cadena de suministro tendrán que adoptar la nube para hacer frente a los retos a corto y largo plazo, como el desarrollo del acceso remoto a una gran cantidad de datos, la colaboración cruzada y la recopilación de datos en tiempo real para mejorar de forma rápida y adecuada las experiencias de los clientes y reaccionar ante interrupciones imprevistas.

Cloud ya ha hecho incursiones significativas en la función de compras, y esto continuará. La planificación y el cumplimiento, ambos con una penetración media de la nube, también tienen un alto potencial de adopción futura. Aunque la adopción de cloud en I+D e ingeniería es baja hoy en día, existe una gran oportunidad para acelerar la introducción de nuevos productos mediante soluciones de gestión del ciclo de vida del producto basadas en la nube. La industria manufacturera está trasladando lentamente los sistemas de ejecución a cloud y esto continuará a medida que la nube sea más aceptada.



Cómo avanzar

Crear una cadena de suministro basada en la cloud es un esfuerzo ambicioso y, como tal, requiere un enfoque estructurado y disciplinado. Este enfoque, por supuesto, será diferente para cada empresa, sobre todo teniendo en cuenta que todas las empresas no parten necesariamente del mismo punto. Los responsables de la cadena de suministro deben saber en qué punto del espectro de madurez de la nube se encuentra su organización y qué deben hacer para avanzar.

Esto comienza con la comprensión de las preguntas y los desafíos clave de la cadena de suministro que una empresa quiere abordar, lo que permite a la empresa identificar los datos y los tipos de información necesarios para resolverlos. Esto, junto con un conjunto estándar de arquitecturas de datos, enfoques de integración y gobernanza de datos, permite a la empresa construir una base de datos nativa de la nube en la que múltiples fuentes de datos pueden conectarse fácilmente a las aplicaciones de la cadena de suministro nativas en cloud y a las plataformas analíticas. La empresa está dejando de limitarse a portar las aplicaciones a una nueva plataforma, y está aprovechando la potencia informática elástica y escalable y las arquitecturas de datos abiertas que sustentan el lado innovador de la nube. A medida que su presencia en cloud siga madurando, la empresa podrá centrarse en utilizarla para impulsar una mayor velocidad, agilidad y eficiencia en su cadena de suministro mediante el aumento de la automatización y los procesos industrializados.

Nuestro mundo actual es realmente diferente de lo que era hace tan solo 12 meses, y todas las empresas necesitan averiguar cómo responden y prosperan en esta nueva realidad. Para la mayoría de las empresas, el éxito dependerá en gran medida de su cadena de suministro y de su capacidad para gestionar simultáneamente la fluctuación de la demanda, la necesidad de resiliencia, la presión para gestionar los costos y los llamados a una mayor responsabilidad con la sociedad y el medio ambiente. Es una tarea difícil, pero cloud puede ayudar, y los responsables de la cadena de suministro deberían considerar cómo pueden empezar a sacarle más partido.

Acerca de los Autores

Kris Timmermans

Senior Managing Director – Strategy & Consulting, Supply Chain & Operations Global Lead


David Simchi-Levi

Professor of Engineering Systems at MIT and Head of the MIT Data Science Lab


Tracey Countryman

Senior Managing Director – Industry X, Digital Manufacturing & Operations, Global Lead


Francois X. Bourbigot

Managing Director – Strategy & Consulting, Supply Chain & Operations


Jordi Paras

Managing Director – Strategy & Consulting, Supply Chain & Operations, Technology Strategy & Advisory


Kristine Renker

Managing Director – Strategy & Consulting, Supply Chain & Operations, Global

Colaboradores

Craig Gottlieb

Managing Director – Strategy & Consulting, Aerospace & Defense, North America


Olivier Proulx

Senior Consultant – Strategy & Consulting, Supply Chain & Operations


Steve Puricelli

Managing Director – Strategy & Consulting, Supply Chain & Operations

MÁS INFORMACIÓN

Digitalización de la cadena de suministro
¿Qué pasa con la resiliencia de la cadena de suministro y cloud?

Conocer al equipo

CENTRO DE SUSCRIPCIÓN
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter