REPORTE DE INVESTIGACIÓN

Resumen

Resumen

  • A medida que la TI cambia su foco al Continuo de la Nube, las redes empresariales corren riesgo de quedar rezagadas. El momento de reformular la arquitectura de las redes es ahora.
  • Las empresas que usan un enfoque basado en parches para efectuar reparaciones rápidas en redes terminan abrumadas por las brechas de seguridad y los aumentos excesivos de costos.
  • Realizar una actualización profunda de la red implica más esfuerzo pero puede producir una escalabilidad instantánea, automatización rápida y un desempeño notablemente superior.
  • Al centrarse en las soluciones en la nube, los negocios se posicionan mejor para innovar y adaptarse a las opciones tecnológicas del futuro.


¿Tu red está preparada para el futuro?

No hace mucho, una red de TI de vanguardia se definía como una flota de PCs de escritorio estáticas movida por un centro de datos corporativo robusto.

En la actualidad esta definición parece... casi pintoresca.

Un continuo de soluciones en la nube ha tomado el control en su lugar: incontables laptops y dispositivos móviles se conectan constantemente a servicios tales como Microsoft Office 365 y Salesforce.com o a aplicaciones en AWS Azure y Google Cloud Platform. Los datos son producidos por una variedad creciente de máquinas y dispositivos de borde conectados, mientras un ejército de trabajadores remotos requieren acceso flexible “en cualquier lugar y en todo lugar”.

El problema es que esas redes empresariales de la vieja escuela no han podido ponerse al día.

Muchas de ellas apenas han cambiado desde los días de las PC de escritorio y los centros de datos. Al contrario: quedaron atrapadas en un ciclo en el que se agregan soluciones temporales inestables a una infraestructura obsoleta incapaz de manejar la carga que le imponen.

En las grandes organizaciones, el gasto en ancho de banda puede llegar a representar más de la mitad del presupuesto asignado a las redes. Y con la incesante demanda de nuevos servicios en la nube, estas necesidades de ancho de banda pueden llegar a aumentar un 30% por año, con un impacto similar en los costos.

¿Por qué las redes quedaron rezagadas? Lo cierto es que es demasiado común que la adaptación a un sistema basado en la nube se trate como una ocurrencia tardía o como simplemente “otro arreglo en la infraestructura”. Esto lleva inevitablemente a un enfoque de agregado de parches, en el que los problemas solo se encaran cuando algo se rompe. Las organizaciones quedan atrapadas en una espiral de deudas de tecnología, en la que los equipos de redes dedican todo sus recursos económicos y todo su tiempo a luchar contra la tecnología legada en lugar de reimaginarla en función de las necesidades futuras del negocio.

Por qué transformar tu red debe ser una prioridad

Las redes actuales deben tener la capacidad de cumplir con una serie de necesidades cambiantes y brindar a los empleados conectividad ininterrumpida para los datos, las aplicaciones y las plataformas desde cualquier lugar y en todo lugar. Esto incluye la capacidad de manejar:

Una innovación rápida y ágil habilitada por la adopción de la nube.

La conectividad entre aplicaciones en numerosos servicios y centros de datos en la nube.

La comunicación de máquina a máquina, desde dispositivos de borde hasta sensores de la Internet de las Cosas.

Una creciente integración de las analíticas de datos a la vida laboral diaria.

La seguridad de las conexiones entrantes y salientes.

Los cambios rápidos y radicales que se producen en nuestra manera de trabajar, incluyendo el aumento permanente del número de empleados remotos.

Ver todo

Para cumplir con estas necesidades, no se puede confiar en las reparaciones rápidas. Es necesario reformular la arquitectura de las redes para adaptarla a un ambiente moderno.

Esto significa construir una red que conecte cualquier tipo de dispositivo entre sí y con la nube, y que aproveche un nivel de automatización avanzado y se conecte con un enfoque más amplio de infraestructura como código. A continuación, vamos a mostrarte formas prácticas para hacer que tu red pase de una posición de pasivo tecnológico a una de activo tecnológico.

Cinco pasos hacia una red moderna

  1. Construir una base de red segura para los servicios en la nube
  2. El primer paso consiste en asegurarte de que la arquitectura de tu red conforme una base sólida y segura para tu estrategia en la nube. Esto implica diseñar con medidas de seguridad estrictas para cubrir un entramado complejo de tráfico. Los servidores de red que una vez se alojaron en los centros de datos deberán migrar a la nube para lograr una mejor integración. El surgimiento del 5G ofrece la posibilidad de “eliminar los cables” de las redes privadas para generar una movilidad más sencilla de los dispositivos en toda la empresa. Al crear una arquitectura configurable, la red tiene la capacidad de cambiar a medida que se agregan nuevos proyectos originados en la nube.

    Lograr una arquitectura global en la nube. Accenture ayudó a un importante fabricante a lograrlo mediante el marco Secure Cloud Foundation: una solución que automatiza la configuración de un ambiente con una base segura que soporta cargas de trabajo escalables en la nube.

  3. Prepararse para un ambiente híbrido/multi-nube
  4. Ninguna organización tiene todas sus cargas de trabajo en una única nube. Los ambientes híbridos/multi-nube son inevitables, y las redes deben diseñarse para satisfacer esta necesidad.

    En lugar de tratar el networking como un problema a resolver (y volver a resolver) en cada nuevo proyecto en la nube, el objetivo consiste en brindar flexibilidad para que las organizaciones puedan cumplir sus necesidades únicas, ya sean servicios de machine learning en la plataforma Google Cloud, un lago de datos en Azure o cargas de trabajo en AWS. Para simplificar el proceso, debemos considerar el uso de un producto con niveles de software que sirva para gestionar la conectividad WAN y 5G en diversas nubes.

    Enfoque por niveles. Accenture utilizó una estrategia similar para una importante compañía farmacéutica que tenía que desarrollar un servicio de red unificado. Ahora, la compañía cuenta con un sistema más económico que ofrece una experiencia de usuario fluida. Más aún, el sistema es lo suficientemente flexible para escalar y evolucionar a la par de la estrategia de negocios.

  5. Automatizar para recrear
  6. Antes, las redes eran ambientes estáticos, con routers y conmutadores que se agregaban según las necesidades, e ingenieros que gestionaban el hardware físico. Pero este patrón no se sostiene en un mundo basado en la nube. Un servicio en la nube es capaz de incorporar miles de cargas de trabajo en forma instantánea para manejar una repentina explosión de actividad. ¿Se puede administrar una red en forma manual a esta velocidad? Imposible.

    En cambio, va a ser necesario contar con un nivel de red programable altamente automatizado que se integre a las cargas de trabajo en la red y las herramientas empresariales a través de un conjunto de APIs. De este modo, el monitoreo y el análisis de la red se unifican, con lo cual se acelera su capacidad de flexibilizarse según las necesidades del negocio.

    La automatización en funcionamiento. Trabajando para una importante empresa de petróleo y gas, Accenture se hizo cargo de las operaciones de la red global del cliente e implementó más de 125 casos de uso previamente desarrollados para diferentes escenarios de automatización con el fin de reducir rápidamente las actividades del equipo de operaciones. Con una variedad de herramientas, Accenture customizó estas automatizaciones en el ambiente de producción. Como resultado, los incidentes de la compañía se redujeron en un 80%.

Tener una red en estado de “actualización” permanente no solo atenta contra la innovación, sino que también genera brechas de seguridad y aumentos vertiginosos de costos.
  1. Resiliencia diseñada
  2. Las mejores redes son las que se desarrollan con la idea de que van a fallar.

    Pensémoslo: enviar a un ingeniero a reparar hardware de red cada vez que se produce una interrupción puede resultar costoso. Pero si construís sistemas redundantes en la red desde el comienzo, vas a dar resiliencia a todo el sistema. De este modo, ninguna interrupción podrá impactar sobre la capacidad de los usuarios de acceder a los servicios.

    ¿Una forma de hacerlo? Invitá al caos. Según el modelo de “ingeniería del caos”, originalmente desarrollado por Netflix, una herramienta (denominada Chaos Monkey o Mono del Caos) produce interrupciones al azar para probar la resiliencia del sistema. Entonces, la empresa puede abordar las debilidades, reforzar el sistema en general y confiar en que podrá estar disponible en todo momento.

    Hacerlo simple. En lugar del caos controlado, otra estrategia consiste en centrarse en la simplificación, como hizo Accenture con una importante compañía de seguros. Después de desarrollar automatizaciones destinadas a identificar problemas, registrar tickets y programar reparaciones, el tiempo que llevaba la resolución de las interrupciones se redujo en un 35%.

  3. Hacer lugar para nuevas formas de trabajo
  4. La meta de una organización debe ser permitir que todos accedan a los servicios en la nube desde cualquier lugar y en todo lugar, pero con el nivel de seguridad adecuado, el ancho de banda correcto, el desempeño apropiado y al costo debido. Secure Access Service Edge (SASE) es una opción emergente. Al agrupar las capacidades de seguridad y SD-WAN y proporcionarlas como un servicio, SASE ofrece una manera más segura y sencilla de permitir el acceso a la red desde cualquier ubicación.

    Seguridad más inteligente, en todo lugar. Accenture diseñó e implementó una arquitectura de red basada en la nube para una compañía química que integró la seguridad en todos los niveles, incluyendo SASE. Esta arquitectura permitió la entrega segura de servicios a los usuarios de las oficinas y en ubicaciones remotas. Cuando se desató la pandemia a pocos meses de iniciada la transformación, la compañía estaba preparada: todos los usuarios pudieron realizar una transición fluida al trabajo remoto gracias a la arquitectura SASE integrada.

Que tu red pase de ser un pasivo tecnológico a ser un activo tecnológico

El camino a seguir por las redes es claro: las empresas deben abandonar los “parches” a corto plazo y centrarse en las actualizaciones fundamentales de la red para la nube. Los antiguos cuellos de botella limitan la innovación, escalan los costos y abren brechas de seguridad potencialmente catastróficas.

Con un nuevo enfoque hacia las redes que utilice un nivel programable para producir escalabilidad instantánea y generar automatización rápida, mayor flexibilidad y mejor seguridad, los negocios podrán dejar de perder dinero y tiempo en la resolución de problemas y comenzarán a ver mejores resultados.

Conocimientos relacionados

Cloud

Cómo crear un espacio moderno de trabajo digital

De qué manera el Continuo de la Nube está cambiando el espacio de trabajo empresarial, y cómo responder a este cambio.
Cloud

Reinventar el negocio usando una infraestructura de TI siempre lista

Un nuevo enfoque puede ayudar a las empresas a reinventarse verdaderamente en la nube.

Ryan Wickham

Lead – Enterprise Networks Go-To-Market, Cloud First


Jefferson Wang

Senior Managing Director – Cloud First Networks and 5G Lead

MÁS INFORMACIÓN

El continuo de la nube
Grandes esperanzas: Cómo navegar las barreras hacia la maximización del valor de la nube

CENTRO DE SUSCRIPCIÓN
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter