En el primer trimestre de 2018 hemos vivido varios acontecimientos internacionales muy relevantes, desde la subida del rating de solvencia de España por Fitch y por S&P a “A-“ hasta la guerra comercial entre EE.UU y la Unión Europea. En el contexto nacional, los efectos de las elecciones catalanas celebradas en diciembre de 2017 aun colean.

Con los datos de cierre del primer trimestre de 2018, podemos destacar que nuestro indicador IMAFIN sobre la percepción de España en los mercados financieros internacionales alcanza el valor máximo del periodo actual de recuperación de la percepción, iniciado en Julio de 2012, cerrando en marzo 9 puntos por encima del cierre de 2017.

Destaca la mejora combinada de las variables de la gestión privada, especialmente la inversión exterior directa en España, junto con la mejora de las variables de la gestión pública, como la solvencia de la Deuda española y su perspectiva, así como la disminución de la prima de riesgo. Estos efectos positivos posicionan al índice en el valor más alto desde septiembre de 2011.

Seguiremos muy atentos a ver cómo se comporta el índice en el segundo trimestre de 2018 para analizar el impacto de la moción de censura, que desbancó al Gobierno de Mariano Rajoy el 1 de Junio, y el correspondiente cambio de Gobierno.

Centro de suscripción
Mantente Informado Con Nuestra Newsletter Global Mantente Informado Con Nuestra Newsletter Global