INFORME

En resumen

En resumen

  • La transformación digital ha sido una prioridad para las empresas en los últimos años, pero ahora es esencial para su supervivencia.
  • Nuestra investigación muestra que las organizaciones con capacidades digitales obtienen grandes retornos en cuanto a innovación, experiencia del personal y valor para el cliente.
  • El estudio sobre capacidades digitales de Accenture en 2020 mostró que existen cuatro tipos de perfiles que reflejan patrones diferentes de trabajadores digitales.
  • El conocimiento de estos perfiles permite a los líderes empresariales identificarlos entre su propio personal y cerrar las brechas existentes relacionadas con estas capacidades.


La transformación digital es esencial para sobrevivir

Casi de la noche a la mañana, las organizaciones de todo el mundo tuvieron que trasladar la mayoría de sus trabajadores y operaciones fuera de su lugar habitual de trabajo debido a la pandemia. Este hecho no hubiera sido posible sin la tecnología digital. La transformación digital ha sido una prioridad para las empresas en los últimos años, con temas sobre cómo gestionar el cambio, formar a los trabajadores en habilidades digitales y la transición a la nube. Hoy en día, esta decisión ya no es una aspiración. La transformación digital se ha convertido en un factor esencial para la supervivencia.

La capacidad digital es un factor que se mide por el coeficiente tecnológico (CT) + operaciones digitales + fundamentos digitales + liderazgo y cultura digitales.

Descubre el potencial de tus empleados

Accenture Research habló con más de una docena de directores de tecnología (CIOs) que compartieron sus casos de éxito y preocupaciones sobre el futuro. Sorprendentemente, durante la pandemia, muchos líderes tecnológicos pudieron adaptar un plan de transformación digital que estaba previsto para llevarse a cabo en 18 meses y ejecutarlo en un fin de semana. Estas transformaciones digitales se llevaron a cabo con una velocidad sin precedentes. Sin embargo, no todas las organizaciones han aprovechado esta oportunidad digital para mejorar su futuro.

Nuestro estudio sobre capacidades digitales en 2020 muestra que tan solo el 14% de las empresas son maduras en términos digitales. Las organizaciones que cuentan con una mayor capacidad digital pueden mejorar su rentabilidad en innovación, experiencia de las personas y valor para el cliente, porque sus empleados trabajan de una forma más eficiente.

Los líderes de negocio, y también los empleados, están luchando para hacer frente a este nuevo mundo laboral en el que la tecnología es fundamental. Para tener éxito, los trabajadores necesitan tener acceso a herramientas digitales y formación- pero también liderazgo y apoyo cultural- para alcanzar su máximo potencial y rendimiento.

Ser hábil digitalmente

La habilidad digital debe enfocarse de una manera similar a como las personas usan los idiomas. Si alguien sabe leer y escribir en un idioma es porque comprende las herramientas de discurso básicas. Sin embargo, si alguien habla un idioma con facilidad, será capaz de crear algo nuevo con esas herramientas, como elaborar un poema o entablar una conversación sólida. La habilidad desbloquea nuevos conocimientos, creatividad e innovación, cosa que no pasa cuando sabes leer y escribir pero no cuentas con esa habilidad o fluidez.

Ser hábil digitalmente hablando no es diferente, permite a las personas construir sobre bases tecnológicas y no solo trabajar colaborando con ellas, sino también dar rienda suelta a nueva creatividad y formas de trabajar. Tal vez no sorprenda que nuestro estudio haya averiguado que la habilidad digital es un factor clave para desbloquear y activar la eficiencia laboral de los empleados. Descubrimos que nuestro marco de habilidad digital predice y explica el 54% de la capacidad de un trabajador para ser eficiente laboralmente.

La habilidad digital es el ingrediente que falta en muchos esfuerzos de transformación digital. En muchos casos, no es la tecnología en sí lo que está frenando al individuo, sino la falta de infraestructura digital, cultura, liderazgo y habilidades, que se requieren para trabajar con esta tecnología.

Digital Fluency Framework

¿Por qué es crítica la habilidad digital? Las empresas que son hábiles en términos digitales son líderes en crecimiento de ingresos.

2.7

veces más probable que hayan experimentado un alto crecimiento de los ingresos (más del 20%) durante los últimos tres años.

5.4

veces más probable que tengan un alto crecimiento de los ingresos (más del 20%) en los próximos tres años.

69%

son consideradas un gran lugar de trabajo por sus trabajadores.

68%

lideran el sector a nivel de satisfacción del cliente.

62%

lideran el sector en innovación.

61%

lideran el sector en cuanto a eficiencia de sus operaciones.

Cuatro tipos de perfiles digitales

El entorno digital simplifica la complejidad que conlleva poner al día tus aptitudes digitales, con la ayuda de una mano de obra digital, pero no es una fórmula única que funcione en todos los casos. Los datos de la investigación fueron extraídos con el objetivo de buscar patrones que mostraran diferentes tipos de trabajadores digitales. Encontramos cuatro tipos de perfiles estadísticamente hablando. Estos perfiles son:

  • Colaborador remoto
  • Neodigital disciplinado
  • Colaborador adaptativo
  • Innovador incansable

Estos cuatro perfiles aparecen en todas las industrias, geografías y funciones. Y cada una de sus experiencias en el entorno digital difiere en función de sus propias necesidades, ocupaciones, comodidad trabajando en remoto y lo apoyados que se sientan digitalmente.

Cada persona tiene sus propias necesidades y una predisposición diferente a la hora de ser hábil digitalmente. Ser capaz de identificar a estos perfiles entre tus trabajadores permite acelerar el cierre de la brecha digital y que se conviertan en trabajadores más eficientes.

Digital workers on the digital fluency spectrum

Expande tus límites

Los líderes empresariales se mueven hacia el mundo digital. Pero es hora de mejorar su ventaja digital promoviendo las habilidades digitales y adoptándolas entre sus trabajadores. Toda la alta dirección- desde el director ejecutivo hasta el director de información y el de recursos humanos- tiene un papel que desempeñar a la hora de equipar a los trabajadores con la infraestructura digital, la cultura, el liderazgo y las oportunidades de desarrollo de habilidades adecuadas para prosperar en el mundo digital.

El entorno digital es una manera inteligente de planificar el camino que queda por recorrer.

Construye una base digital

El COVID-19 ha hecho más evidente la brecha entre las compañías con alto rendimiento digital y aquellas con bajo rendimiento. La transformación digital permite a una empresa ser más eficiente y estar preparada para el cambio, creando nuevas experiencias tanto para los trabajadores como para los clientes. Algunas de las nuevas tecnologías que componen una parte esencial de las habilidades digitales, como la nube, pueden capacitar a una empresa para adaptarse rápidamente en medio del cambio y permitir la democratización de la inteligencia artificial, la robótica y la auto habilitación para los trabajadores. Pero alguien debe estar al frente en este camino hacia la puesta al día en las aptitudes digitales.

El CIO tiene un papel esencial en este camino, aunque sus funciones han cambiado. El CIO ya no es el proveedor de estos servicios para la empresa. Lo digital se encuentra integrado hoy en día en el funcionamiento del negocio. El CIO puede ayudar a liderar el cambio y establecer el calendario para construir esta base digital, desde la rotación de aplicaciones y datos hasta soluciones basadas en la nube, creando un entorno de trabajo digital rico en oportunidades de auto-activación y automatización.

Mejorar el coeficiente tecnológico de los trabajadores

El coeficiente tecnológico (CT) de los trabajadores- su entusiasmo, la experiencia y su valor tecnológico- son una parte importante de su resiliencia digital. Los psicólogos organizacionales determinaron hace mucho tiempo que para adoptar la digitalización se deben tener en cuenta tres factores:

  • La actitud adecuada. Las personas deben tener interés en el tema.
  • Las habilidades adecuadas. Las personas deben tener habilidades y competencias reales para tener éxito.
  • Importancia social. Las personas deben saber ver que es importante para el trabajo y la organización.

Son pocas las iniciativas relacionadas con las habilidades digitales que tienen en cuenta estas tres facetas. Nuestro estudio mostró que, aunque las herramientas y tecnologías digitales son consideradas valiosas por muchos, en cuanto a habilidades, los trabajadores están aún muy atrasados.

Usa la analítica de datos para determinar el nivel de preparación de tu personal para trabajar con tecnologías. ¿Dónde está la brecha? ¿en su entusiasmo, habilidades o relevancia que le dan al valor añadido? ¿qué necesita cada persona para aumentar sus niveles de CT? Diseña el desarrollo, las recompensas y el aprendizaje en torno a cada tipo de trabajador digital.

Understanding the current global digital workforce TQ

Capacitar las operaciones digitales

Las organizaciones deben incluir las tecnologías digitales, como la nube, en las operaciones que se llevan a cabo día a día, para mejorar el rendimiento. Estas tecnologías permiten a las personas trabajar de manera más eficiente, tomando decisiones rápidas y basadas en la información y respondiendo mejor a las cambiantes necesidades del negocio. Pero no es tan simple como digitalizar procesos. La transformación digital debe verse como una totalidad, teniendo en cuenta consideraciones sobre cómo afecta a los procesos, a las políticas y a la forma en que las personas trabajan e interactúan con los clientes.

Cuando las tecnologías están ahí y las personas están equipadas con las habilidades adecuadas para su uso, la manera de trabajar se transforma impactando en el beneficio de la empresa. Por ejemplo, permitir un mayor acceso a la información puede ayudar a que las personas sean más eficientes en sus trabajos. Pero las personas deben entender el valor que aportan estas innovaciones. De lo contrario, las tecnologías están inactivas y sin ser usadas para mejorar el trabajo diario.

Dar forma a una cultura de liderazgo digital

La transformación digital afecta a todos los aspectos del negocio. Para que funcione, la base digital, las operaciones digitales y las habilidades digitales de los trabajadores necesitan colectivamente el respaldo de líderes y una cultura que esté alineada digitalmente. ¿Cómo deberían ser las nuevas estructuras de trabajo? ¿Cómo deberían evolucionar los roles y las responsabilidades? ¿De qué maneras puede la digitalización mejorar la capacidad de colaborar y de compartir conocimientos? ¿Cómo pueden formarse líderes que se comuniquen mejor, tengan más empatía y se ganen la confianza de sus trabajadores en un ambiente de trabajo remoto?

La digitalización presenta nuevos desafíos para los trabajadores, pero a su vez es capaz de solucionar muchos otros. Por ejemplo, a medida que se afianza el trabajo en remoto, las personas pueden sentir una mayor necesidad de tener acuerdos laborales flexibles. Es posible que busquen oportunidades para innovar conjuntamente y que quieran tener acceso a formaciones que les permitan desarrollar las habilidades adecuadas para hacer una transición hacia trabajos mejor pagados y explorar nuevos puestos y sectores. La digitalización puede hacer todo esto posible.

Ser hábil digitalmente será esencial para crecer y sobrevivir. Nuestro informe muestra que hay un largo camino por recorrer para muchas organizaciones. No obstante, las personas tienen ganas de crecer y aprender. ¿Por dónde piensas empezar?

Luis Díaz Gutiérrez

Managing Director – Accenture Talent & Organization

MÁS INFORMACIÓN

Cómo hacerlo mejor
Los nuevos consejos ejecutivos
Reinventando la experiencia del empleado

Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter