Una llamada al cambio

Cada día vemos cómo las tecnologías van ganando peso en ámbitos diferentes de nuestra vida. Desde encender la luz de nuestra casa con un altavoz inteligente hasta pagar la compra con el reloj. Incluso han llegado a las manos de los más pequeños como una fórmula extendida para su entretenimiento. Una situación cada vez más recurrente y que puede entrañar riesgos para los más jóvenes, porque nacer rodeados de las últimas tecnologías no significa saber usarlas de forma segura y responsable. Por ello, es necesario educarles y ayudarles a desarrollar una actitud digital que les permita aprovechar al máximo las nuevas tecnologías.

La educación hoy en día representa un gran desafío para la sociedad y facilitar que los niños y adolescentes incorporen la tecnología en su vida, haciendo un buen uso de ella es fundamental. A través de Fundación Accenture, llevamos años trabajando con el objetivo de ayudar a los más jóvenes en su formación, para que adquieran habilidades críticas tempranas y puedan aplicarlas en su día a día y en su futuro, formando parte de la respuesta a los grandes retos sociales y medioambientales que tenemos por delante.

Cuando tecnología e ingenio humano trabajan juntos

Para que niños y jóvenes descubran las ventajas de la inteligencia artificial y aprendan a desenvolverse en el contexto digital que les rodea, a través de Fundación Accenture lanzamos Learnland. Esta plataforma, online y adaptable a cualquier dispositivo, les permite entender qué es la inteligencia artificial y hacer un uso consciente y responsable de ella, mientras se conciencian sobre el cuidado del medioambiente gracias a que el juego está enmarcado en una misión de sostenibilidad ambiental.

A través de esta nueva plataforma, los más jóvenes tienen la oportunidad de viajar a la Academia Internacional de la Inteligencia Artificial, un entorno virtual donde aprenderán los conceptos clave sobre esta tecnología. Una vez interiorizados, verán su aplicación en un ejemplo real en una planta de reciclaje y separación de residuos.

Además, esta plataforma les permitirá despertar su interés por el mundo digital, reforzar el pensamiento crítico y familiarizarse con conceptos clave en la actualidad como los gases de efecto invernadero o el reciclaje. Todo ello, de forma lúdica y divertida, a través de ejemplos cotidianos y juegos.

A través de Fundación Accenture, ofrecemos esta plataforma a organizaciones sociales y centros educativos y son ellos quienes se encargan de gestionar la herramienta y dinamizar las sesiones con sus usuarios. Además, para impulsar el rol del formador, Learnland cuenta con un espacio específico para que los instructores o profesores puedan acceder a materiales y actividades adicionales para realizar en el aula y reforzar los conocimientos adquiridos.

“Los chicos y chicas de San Gregorio de Galapagar han disfrutado de una actividad que hasta ahora era desconocida en su entorno educativo: el aprendizaje de la IA. Gracias a Learnland han aprendido jugando y han jugado aprendiendo.”

— Candelita, centro de promoción personal y desarrollo colectivo

Cambios que dejan huella

Learnland está comenzando su implantación en organizaciones sociales y centros educativos. Hasta ahora, más de 280 niños han podido adquirir conocimientos en inteligencia artificial y habilidades clave para dar respuesta al reto del cuidado del medioambiente.

Esta plataforma refleja mucho más que nuestro compromiso con la formación y funciona como apoyo para que múltiples centros educativos y organizaciones sociales puedan acercar la inteligencia artificial a los más jóvenes, como herramienta para influir en su entorno, construyendo un mundo más sostenible para todos.

Sesión de Learnland en Candelita, centro de promoción personal y desarrollo colectivo

Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter