En resumen

En resumen

  • Durante una crisis como la generada por el COVID-19, las personas buscan en sus líderes compasión, cuidado y confianza para dirigir la empresa hacia el futuro.
  • Detallamos las necesidades físicas, mentales y sociales que tienen los empleados, basándonos en nuestros datos.
  • Compartimos una lista con acciones inmediatas que pueden tomar los altos ejecutivos en lo que respecta a sus colaboradores.


El estado del liderazgo durante COVID-19

El liderazgo responsable ha adquirido un significado aún más profundo, ya que nuestra fuerza laboral y nuestros clientes se encuentran en un entorno global desconocido y siempre cambiante. COVID-19, ya ha cambiado la forma en la que vivimos y trabajamos con un impacto de largo alcance. Liderar con compasión y cuidar de nuestra gente y de nuestras comunidades es más esencial que nunca.

Prácticamente todas las empresas siguen determinando cómo cambiar la forma en que trabajan a corto y largo plazo. Pero la rapidez es crucial, dado que nuestros empleados y comunidades intentan funcionar y desempeñarse mientras luchan por hacer frente a lo que sucede en su vida diaria.

Ayudamos a los Gerentes de Recursos Humanos, a Gerentes Generales y a los Directorios a navegar a través de los desafíos que el liderazgo está teniendo en esta nueva realidad. Compartimos algunos resultados de la investigación de Accenture sobre la fuerza laboral que cubre a más de 15.600 trabajadores globales de 10 diferentes países y en 15 industrias distintas. Nuestro estudio recalca lo que lo colaboradores necesitan de los líderes en tres áreas básicas: física, mental y social. Estas necesidades aplican en todo momento, pero se magnifican en situaciones de crisis. Los líderes que están a la altura del desafío ayudarán a sus equipos a desarrollar resiliencia humana: la capacidad de adaptarse y participar en tiempos difíciles.

Las necesidades de estos colaboradores aplican en todo momento, pero se intensifican en situaciones de crisis.

Lo que tu equipo necesita ahora

La gente necesita confiar en sus líderes en todo momento. Pero especialmente ahora.

Existe un mensaje esencial: tu fuerza laboral necesita confiar en ti. Y confiará si cree que el liderazgo se preocupa por cada individuo, por la comunidad y por la humanidad en general.

Más allá de demostrar que les importa, los líderes deben probar que tienen un plan. No tienes que saberlo todo, pero sí debes ser transparente sobre lo que impulsa la toma de decisiones. Un equipo de liderazgo que mira hacia adelante de manera proactiva y que responde en vez de reacciona, ayuda mucho a las personas en tiempos volátiles.

La capacidad de los líderes para identificar las necesidades físicas, mentales y sociales de las personas es la base de la confianza. Si bien todas estas necesidades tienen la misma importancia, hay un orden que permite marcar una mayor diferencia.

10 cosas que los altos ejecutivos pueden hacer ahora

  1. Reúne a tu equipo. Desarrolla centro de altos ejecutivos para “planificar y actuar”.Recopila comentarios de todas las áreas de la organización y todo tipo de colaboradores.
  2. Reduce las actividades y trabajo innecesarios de tus colaboradores. En momentos en que las personas están preocupadas por sus necesidades básicas y su sueldo, enfocar los recursos es clave.
  3. El liderazgo responsable es una fórmula imitable. Úsala. Educa y entrena a los líderes alrededor de estos cinco elementos: inclusión de stakeholders, emoción e intuición, misión y propósito, tecnología e innovación, intelecto y perspicacia.
  4. La jerarquía no importa. Si no estás acostumbrado a trabajar en equipos multifuncionales y ágiles, ahora es el momento de empezar. No se obtendrán resultados a través de silos funcionales.
  5. Eleva a tus líderes más visibles basándote en la compasión y el cuidado. Los colaboradores recordarán los rostros y las voces de aquellos que escojas para liderar en estos tiempos. Asegúrate de que esas voces no solo sean sabias, sino también compasivas y afectuosas.
  6. Integra el propósito de la compañía y sus valores a cada comunicación e iniciativa. El propósito y los valores compartidos son lo que dará a los colaboradores el sentido de pertenencia que necesitan tan desesperadamente en este momento. A medida que se implementan cuarentenas y distanciamiento social, los empleados necesitan tener un sentido de conexión.
  7. Cuenta una historia, no arrojes datos. Las personas están programadas para responder mejor y a encontrar significado a las historias y analogías en momentos de estrés y ambigüedad. Lo que la gente quiere es la gran historia, los detalles.
  8. Reúne a los líderes en torno a una comunicación constante. Establece una gobernanza de comunicación sólida, con principios guía y un tono claro. Los líderes de toda la organización deben estar sincronizados.
  9. Siempre vas a necesatar las capacidades de trabajo remoto para al menos una parte de tu fuerza laboral. Ahora es el momento. Las crisis nunca son el mejor momento para establecer nuevas formas de hacer las cosas, pero esta pandemia deja sin opción a muchas empresas. Antes de la pandemia, la investigación de Accenture sobre la fuerza laboral mostró que menos de un tercio de todos los empleados podían hacer uso completo de su tecnología para trabajar efectivamente. Ahora es el momento de acelerar la colaboración humano + máquina y apoyar a las personas mientras hacen la transición hacia formas digitales de trabajo.
  10. No permitas que la crisis del Ahora te impida avanzar hacia lo que Sigue. Reserva dos horas al día para trabajar en llevar a tu fuerza laboral y a tu organización al futuro. Sentirás que estás ignorando lo urgente. Sin embargo, dos horas sabiamente gastadas ayudarán a tu organización a ir más allá de lo urgente y prepararse para el futuro.

Mientras la situación continúa evolucionando, estaremos actualizando nuestra información. Por favor consulta nuestra página constantemente.

Subscription Center
Nuestra newsletter Nuestra newsletter