Skip to main content Skip to footer

REPORTE DE INVESTIGACIÓN

Soltá para crecer

Secretos de obtener valor de las desinversiones

Resumen

  • Los negociadores saben que M&A impulsa el crecimiento, pero las desinversiones se utilizan poco para este fin.
  • Históricamente, en desinversiones, el verdadero valor se encuentra en el flujo operativo, no en el flujo de la transacción.
  • Las desinversiones pueden generar más valor al seguir las lecciones de las empresas líderes y no abordarlas como fusiones inversas.

Condiciones macroeconómicas, tensiones geopolíticas aumentos de tasas de intés, valoraciones a la baja, inversores activistas y otras presiones han impulsado el reequilibrio de las carteras corporativas. Los ejecutivos están abordando este desafío de manera acelerada, provocativa y orientada al valor.

En estas circunstancias, los negociadores saben que M&A impulsa el crecimiento, pero las desinversiones se utilizan poco para este fin y por ello no se han puesto a prueba de forma "serial".

Las desinversiones impulsan el crecimiento y la reinvención, y las tendencias indican que su momento está llegando. ¿Los ejecutivos están listos?

Ejecutivos reinventarán su estrategia y procesos de M&A

La volatilidad aumenta debido a varias fuerzas. El Índice de Disrupción Global de Accenture muestra un incremento del 200% en los niveles de disrupción entre 2017 y 2022. Los cambios estructurales en la operación empresarial son ahora la norma. Un análisis de Accenture durante la recesión de 2023 revela que el 75% de los ejecutivos espera acelerar el ritmo de reinvención de sus organizaciones.

M&A se considera como un impulsor del crecimiento inorgánico y, recientemente, se volvió fundamental para las estrategias de reinvención. De las 11 áreas funcionales evaluadas en el análisis, los ejecutivos mencionaron a las funciones de análisis, estrategia y M&A como las más reinventadas.

Gráfico que enumera 11 funciones que los ejecutivos dicen que están reinventando en los próximos 2 años
Gráfico que enumera 11 funciones que los ejecutivos dicen que están reinventando en los próximos 2 años

Desinversores comprenden el poder de "soltar para crecer"

Los líderes empresariales pueden reimaginar el rol de las desinversiones como parte esencial de su reinvención y estrategia de crecimiento. Históricamente, la desinversión se ha utilizado para eliminar áreas de bajo rendimiento de una empresa. Sin embargo, ahora se puede aprovechar para monetizar activos y explorar nuevas oportunidades de inversión.

Hoy en día, los líderes empresariales se enfocan en las sinergias naturales y buscan desinvertir en activos no centrales o unidades de negocio que no agregan valor. Esto les permite liberar capital para iniciativas estratégicas y centrar la gestión en KPIs críticos. Aunque las desinversiones no se han utilizado ampliamente como impulsor del crecimiento, se observa un cambio a medida que los líderes comienzan a cuestionar el valor de sus carteras generales.

Los desinversores líderes comprenden el poder de soltar para crecer: Entre 2016 y 2020, las empresas que desinvirtieron obtuvieron un promedio de TSR (Total Shareholder Return) a dos años superior al de S&P 500, a una tasa tres veces mayor que las empresas que solo hicieron adquisiciones en ese periodo.

Gráfico que muestra que la actividad de desinversión tuvo un mayor retorno total para los accionistas que la actividad de fusiones y adquisiciones; superando al S&P.
Gráfico que muestra que la actividad de desinversión tuvo un mayor retorno total para los accionistas que la actividad de fusiones y adquisiciones; superando al S&P.

Éxito de los desinversores seriales

El análisis de la desinversión de Accenture entre 2016 y 2020 reveló que las empresas que siguen una receta equilibrada de desinversión "serial" ganan. La gran mayoría (77%) de las más de 1.300 transacciones de desinversión analizadas entre 2016 y 2020 fueron empresas que cerraron solo un negocio en ese periodo, con un retorno promedio de casi 20%. En el extremo opuesto, las empresas que cerraron más de cinco negocios en ese periodo tuvieron retornos promedio de solo 1%.

El 21% de las transacciones –de empresas que cerraron entre dos y cuatro negocios en dicho periodo– obtuvieron retornos promedio del 25,1%.

Gráfico que indica que las empresas que realizaron 2-4 transacciones durante el período de cuatro años analizado, experimentaron los rendimientos posteriores al cierre más altos en comparación con las empresas que realizaron menos o más desinversiones.
Gráfico que indica que las empresas que realizaron 2-4 transacciones durante el período de cuatro años analizado, experimentaron los rendimientos posteriores al cierre más altos en comparación con las empresas que realizaron menos o más desinversiones.

En cuanto al tamaño de los negocios, las empresas que realizaron desinversiones de entre USD 500 y 1000 millones –17% del total de las transacciones del periodo– obtuvieron TSRs mucho mayores que con negocios más pequeños o más grandes.

Gráfico que indica que las empresas que realizaron acuerdos de desinversión de entre $ 500 millones y $ 1 mil millones durante el período de cuatro años analizado, experimentaron un mayor retorno total para los accionistas que los tamaños de acuerdos más pequeños o más grandes.
Gráfico que indica que las empresas que realizaron acuerdos de desinversión de entre $ 500 millones y $ 1 mil millones durante el período de cuatro años analizado, experimentaron un mayor retorno total para los accionistas que los tamaños de acuerdos más pequeños o más grandes.

Hacer el trato no significa "conseguirlo"

Una desinversión no es una fusión inversa. En una fusión, el 80% del trabajo se completa tras el cierre. En las desinversiones, sucede lo contrario. Abogados, contadores y banqueros en el flujo de transacciones se dedican mayormente a "conseguir el negocio". Esta atención desproporcionada va en detrimento de dónde debe ponerse la energía y dónde radica el valor de las desinversiones: el flujo operacional.

Si bien es importante gestionar la transacción, el valor general –y el TSR– del negocio se maximiza con la separación exitosa de las operaciones. Ello significa utilizar ciertos factores de éxito para lograr una separación adecuada y un Día Uno fluido para la nueva entidad y lo que queda de la empresa. Sin estos factores de éxito, todo puede ir cuesta abajo, y rápido. Una desinversión fallida, demorada o ineficaz puede generar un efecto cascada que impacta en el TSR.

4 secretos para aprovechar las desinversiones

1. Servicios compartido: contención de costes aislados.

Los servicios compartidos son clave en las desinversiones. Asociarse con un proveedor integral de contrataciones puede agilizar y agregar valor, mitigando desafíos como los acuerdos de transición de servicios (TSA)

2. Transparencia sobre ambigüedad.

Las separaciones presentan más ambigüedad que las fusiones debido a la variedad de resultados posibles. Especialmente para los empleados, pueden generar preocupación y afectar la moral. Por lo tanto, es crucial tener una estrategia de gestión de cambios clara y transparente que brinde claridad a las partes interesadas, especialmente a los empleados y clientes asignados a la unidad transferida.

3. La tecnología aporta rapidez al valor.

La desinversión permite avanzar en tecnología, evaluar migraciones a sistemas más amplios y reforzar la transformación comercial de la empresa, y generar valor significativo a los interesados. Una separación rápida produce valor significativo, por lo cual los vendedores querrrán poner sus sistemas en orden antes del Día Uno. Principalmente, significa centrarse en la rapidez y la seguridad, convertidas en las principales decisiones de IT.

4. Estrategia de marca como prioridad paralela.

Las desinversiones permiten reimaginar las marcas, evitando que una estrategia de marca fallida afecte la separación. Es fundamental identificar cómo impactará en las partes interesadas clave, establecer metas y reposicionar la marca. Una estrategia de marca sólida sentará las bases del crecimiento a largo plazo.

No se debe perder un negocio.

Las desinversiones bien hechas no son meras tácticas para recortar las partes del negocio con bajo desempeño, sino impulsores de crecimiento. Hay tres exigencias que los líderes deben recordar:

  • Trascender a la transacción. Centrarse en que el flujo operacional funcione en lugar de detenerse en los detalles del flujo transaccional. Al ocuparnos de estos elementos operacionales desde el inicio, lograremos una desinversión exitosa.
  • Usar las capacidades, aptitudes, tecnología, datos y talento adecuados para acelerar el cierre. Recordá que las desinversiones son una oportunidad de crear valor adicional al transformar a la empresa madre. Se deberán contratar servicios de terceros que ayuden a minimizar los TSA y contener costes ocultos.
  • Aprender de los líderes. Los "desinversores seriales" han conseguido las transacciones más rentables, no solo al generar desinversiones más pequeñas y escasas sino al centrarse en tamaños manejables que hacen que el coste de la transacción valga la pena el negocio.

ESCRITO POR

Gregg Albert

Managing Director – Accenture Strategy, Mergers & Acquisitions

J. Neely

Senior Managing Director – Accenture Strategy, Mergers and Acquisitions Global Lead

Dr. Sarah Rüber

Managing Director – Accenture Strategy, Mergers & Acquisitions

Jay Scanlan

Senior Managing Director – Global Lead, Private Equity

Michael D. Hughes

Senior Manager – Sustainability Strategy & UN Programs Lead

Sven Wahle

Managing Director – Accenture Strategy, Mergers & Acquisitions, EMEA Lead