En resumen

Ahora que pasamos horas y horas delante de una pantalla para relacionarnos con el mundo, estamos empezando a notar una cierta uniformidad causada por el diseño de las herramientas digitales. Cada vez más personas sufren fatiga de pantalla. Las organizaciones deben tener en cuenta el diseño, el contenido, la audiencia y la interacción de esos factores para dar un toque de emoción y alegría a las experiencias en pantalla.

Aunque la importancia de tener pantallas en casa ha aumentado mucho, cada vez somos más reacios a compartir pantallas en espacios públicos.

¿Qué está pasando?

Aunque la importancia de tener pantallas en casa ha aumentado mucho, cada vez somos más reacios a compartir pantallas en espacios públicos. Mientras no exista una vacuna segura, el contacto como forma de interacción seguirá estando en cuarentena. Diversas empresas están trabajando contra el reloj en busca de alternativas. Antes incluso de la pandemia, las interacciones de proximidad ya estaban eliminando el contacto y las cajas de autoservicio podían detectar automáticamente artículos colocados a poca distancia.

Gracias a la reducción de costes y a la mayor calidad de cámaras y herramientas de edición, aficionados y profesionales de la producción de contenidos empezaron a colaborar para crear nuevas normas estéticas. Pero incluso el diseño de interfaces se está convirtiendo en algo monótono debido a los kits de interfaces de usuario, a la normalización de lenguajes de diseño y a los sistemas de diseño robóticos.

Ante esta ausencia de innovación, pasar cada vez más tiempo delante de una pantalla puede llegar a ser una tortura. La fatiga de pantalla es resultado de una falta de señales no verbales y de un uso excesivo de información verbal, lo que aumenta nuestra carga cognitiva y hace que las reuniones online nos fatiguen más que cualquier encuentro cara a cara. En respuesta a esta situación, algunas empresas de diseño han transformado las interacciones en Zoom para encontrar la forma de mejorarlas. A la gente le gusta encontrar retos e inspiración en lo que ven en la pantalla, y las marcas pueden satisfacer esa demanda.

El dúo de rap finlandés JVG actuó en vivo para 150.000 personas en línea, quienes pudieron interactuar con gestos y emojis.

¿Qué ocurrirá ahora?

Las marcas que se liberen de normas obsoletas y de las restricciones de las plantillas de diseño conseguirán diferenciarse de las demás. Si los contenidos son adecuados y van acompañados de un diseño excelente, la experiencia de pantalla resultará tan atractiva para la audiencia como el mundo real.

Ya se está experimentando mucho en plataformas de juegos, redes sociales y entornos de realidad mixta. El uso de Discord 5 , una plataforma para clubs, jugadores, artistas y grupos de amigos, ha aumentado un 47%. Los usuarios con intereses comunes también pueden compartir música con el complemento de Spotify, ver vídeos de Twitch y YouTube en streaming, o simplemente pasar un rato juntos.

Las plataformas actuales ya se están preparando para mezclarse con actuaciones en directo y relaciones sociales. Spotify incluyó recientemente en su app listas de eventos virtuales en los que se pueden ver actuaciones “en vivo” por Livestream. Las empresas también pueden innovar modificando la interacción con la audiencia para atraer a más personas hacia una experiencia, ya sea como espectadores o como participantes activos o creadores.

Será muy importante que las marcas optimicen estas tendencias con responsabilidad. Los datos que se generan durante todo el tiempo que pasamos online deberán ser administrados con sumo cuidado. Las marcas que se ganen la confianza de los usuarios tendrán la oportunidad de sacar beneficio a esos datos.

En un momento en que la gente está ávida de contenido creativo y nuevas interacciones, las marcas que se liberen de normas obsoletas y plantillas de diseño restrictivas serán las que logren diferenciarse.

Mark Curtis

Managing Director – Interactive, Head of Innovation and Thought Leadership


Martha Cotton

Managing Director – Interactive, Fjord Co-Lead, Global

Fjord recomienda...

Pensar

Ten en cuenta las consecuencias que una constante inmersión digital puede tener para la salud. Busca un equilibrio (para clientes y empleados) entre ser tan inmersivo como sea posible y ofrecer una mayor variedad de estímulos.

Comunicar

Promete asumir riesgos con creatividad en contactos y comunicaciones... y cumple tu promesa. No te hundas en un océano de monotonía.

Actuar

Explora nuevas plataformas de ocio y estética para encontrar la mejor forma de enriquecer las interacciones.

Ver todo

Aspectos fundamentales

SlideShare (inglés)

Lectura de 5 minutos

CENTRO DE SUSCRIPCIÓN
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter