Cualquiera que haya hecho pronósticos a esta altura del año pasado sabe que es un esfuerzo arriesgado. Pero es muy probable que el 2021 sea recordado como el año en que nos levantamos después del COVID-19, con la esperanza de aprender algo en el proceso.

Los bancos en el 2020 se vieron obligados a hacer cambios de tecnología y modelo de negocios en cuestión de meses. La demanda tanto de soluciones digitales como de sistemas de trabajo seguro desde casa explotó. La pandemia ha estirado toda la industria como una banda elástica, y hay un deseo comprensible de dejar que la banda se relaje y vuelva a la "normalidad" tan pronto como las condiciones lo permitan.

Pero cuando se estira una banda elástica, también se crea energía potencial. Esa energía se puede transformar en un rápido movimiento de avance. Para los bancos, eso tomó la forma de un estallido sostenido de innovación e improvisación. Sin embargo, la pregunta que enfrentan ahora es dónde dejar que el elástico se relaje y alivie la tensión del 2020, y dónde la experiencia y la energía acumulada del año pasado puede ser utilizada para impulsar la institución hacia adelante.

Alan McIntyre, nuestro experto en disparos bancarios, ha estado siguiendo los debates y decisiones que se están llevando a cabo en la industria en este momento sobre qué hacer con este elástico estirado. Como lo hace cada año en esta época, una vez más presenta las 10 tendencias clave que más probablemente afectarán a la banca en los próximos 12 meses.

1. Foco en lo local

El fenómeno "el ganador se lleva todo" está surgiendo en la banca minorista. "Muy pequeño para tener éxito" reemplazará a "muy grande para fracasar".

2. La "neo" normalidad

Los mejores bancos tradicionales y neobancos ganarán clientes, mientras que los titulares más débiles y los desafiantes indiferenciados lucharán.

3. El ocaso de las apps standalone

Mientras la banca migra de la calle a las pantallas, aumentará la competencia en el comercio minorista y el uso de las aplicaciones independientes.

4. Transparencia radical

El 2021 será difícil para las estrategias tradicionales de venta al por menor. Algunos bancos se inclinarán por productos radicalmente transparentes.

5. La oportunidad del crédito

Mientras las pérdidas vinculadas al COVID se abran paso, la gestión de la calidad del crédito se convertirá en un factor ganador.

6. El efectivo deja de ser el rey

La pandemia disparará los pagos digitales en países con poco dinero. Sin embargo, la falta de dinero en efectivo es un proyecto a largo plazo.

7. La banca "verde"

El 2021 desviará la concesión de préstamos sostenibles, ya que los bancos centrales ven las consecuencias macroeconómicas del cambio climático.

8. El incierto mundo de las regulaciones de Estados Unidos

El impacto de las elecciones de EE.UU. en nuestra industria se hará evidente en 2021. El destino de Open Banking sigue siendo incierto.

9. El surgimiento del regulador digital

Si el año 2020 aceleró el sector bancario, el año 2021 podría ser similar para los reguladores. Se espera que un nuevo tipo de regulador se eleve.

10. El surgimiento del Cloud Computing

El Cloud Computing se está convirtiendo en un espectro, un cielo lleno de cirros en lugar de nubes aisladas. El pensamiento aislado es peligroso.

Ver todo

Nos encantaría escuchar tus pensamientos sobre el año que viene para la banca. Si deseas hablar sobre las tendencias presentadas anteriormente, por favor contáctanos.

¿Cómo se verá el mundo post-COVID para la industria de la banca minorista y comercial?

Alan McIntyre

Senior Managing Director – Banca Global

MÁS INFORMACIÓN

COVID-19: Cómo los bancos pueden gestionar el impacto en los negocios
Modernización de los pagos: Jugando el juego largo
Perturbación y oportunidad en los pagos digitales

CENTRO DE SUSCRIPCIÓN
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter