Skip to main content Skip to Footer

CASO DE ÉXITO


Juego
Filarmónico
BNE


Un compositor digital del siglo XVIII

EL PROYECTO DEL JUEGO FILARMÓNICO

La BNE se fundó en 1712 y su catálogo de fondos recoge 26 millones de unidades. Entre ellas libros y otros materiales impresos, materiales gráficos, microformas, mapas, audiovisuales, documentos electrónicos, manuscritos, grabaciones sonoras y partituras musicales.

La BNE lleva muchos años digitalizando contenido documental con el objetivo de proporcionar un acceso más fácil al público en general, y el Liquid Squad de Accenture Digital ya había trabajado con ellos en otro proyecto anterior, el de los Discos Perforados.

Uno de los mayores inconvenientes a los que se enfrentan es que gran parte del público que estaría interesado en ese contenido no está al tanto de su existencia. Gracias a un convenio con la entidad pública RED.es se han puesto en marcha iniciativas de creación de productos digitales para llegar a un público más amplio, entre las cuales se encuentra el proyecto de digitalizar el Juego Filarmónico de los minuetos.

El proyecto del juego filarmónico
“Equipos como el de Liquid Squad de Accenture Digital aportan un conocimiento que a nosotros nos cuesta tener, y una visión que difícilmente se nos hubiera ocurrido. Esta colaboración supone un soplo de aire fresco, porque proporciona un acercamiento distinto a nuestras colecciones y, más allá del juego, una llamada de atención a contenidos culturales de valor e interés”

José Luis Bueren

Director de Biblioteca Digital y Sistemas de Información en la BNE

UN MANUSCRITO DEL SIGLO XVIII CONVERTIDO EN COMPOSITOR DIGITAL

Entre los manuscritos del catálogo de la biblioteca se encuentra una obra del siglo XVII, con una fórmula para componer un número casi infinito de piezas musicales clásicas, minuetos para ser exactos. El manuscrito incluye una lista de fragmentos musicales, y un conjunto de reglas para componer los minuetos al combinar esos fragmentos con la ayuda de una tirada de dados.

La BNE pidió al Liquid Squad de Accenture Digital que le ayudase a convertir este juego analógico en un producto digital y ofrecer así algo lúdico e interesante para atraer a una amplia audiencia y que, al mismo tiempo, sirviera de acceso al resto de contenidos de la biblioteca. Esto se materializó en la página web del Juego Filarmónico BNE.

La parte complicada fue automatizar el proceso de tirar 32 veces los dados y transcribir la partitura musical completa basada en los correspondientes fragmentos, de tal forma que nunca se repita la misma melodía. Los fragmentos musicales (almacenados como archivos MIDI) debían sincronizarse con las partituras y convertirse en melodías audibles.

Los resultados son extraordinarios: si se generaran un billón de minuetos por segundo, costaría más de 4000 millones de años llegar a generar todas las posibles piezas musicales por medio de este método.

"El proyecto, desde un punto de vista técnico, ha tenido que salvar numerosos retos, tales como asegurar que cada una de las piezas creadas sea única, el desarrollo de un reproductor que funcione en los principales navegadores, la sincronización de la partitura y el montaje de la melodía final a partir de fragmentos parciales, almacenados en el formato universal de ficheros MIDI".

Juan Alonso

Responsable del proyecto y CTO del Liquid Squad de Accenture Digital

DISEÑO RESPONSIVE Y ESTRATEGIA EN SOCIAL MEDIA

Tras programar los algoritmos para tirar los dados y combinar los fragmentos musicales en un número casi infinito de partituras musicales únicas, creamos un reproductor para trascribir los minuetos en los principales exploradores web.

Con el objetivo de llegar a la mayor audiencia posible con este interesante y entretenido producto, se usaron principios de diseño responsive para crear una interfaz compatible con móvil, tableta y pantallas de ordenador.

También desarrollamos una estrategia de social media para que los usuarios dieran un nombre a las nuevas piezas musicales y las compartieran a través de las redes sociales, así como un bot de Twitter que crea y comparte una nueva pieza cada día.

Diseño responsive y estrategia en social media

INFINITAS POSIBILIDADES PARA INFINITAS CANCIONES

Infinitas posibilidades para infinitas canciones

Aprovechando el número casi infinito de posibles piezas musicales creadas por la interfaz y la combinación de tecnologías y formatos musicales, se nos ocurre una lista de ideas para hacer que el proyecto siga evolucionando. Estas ideas incluyen la posibilidad de reservar bloques de cientos de miles de minuetos y ofrecerlos como packs exclusivos a clientes interesados en ellos; por ejemplo, cada cliente de un proveedor telefónico podría usar como tono de llamada una pieza clásica musical única.

Otras opciones incluyen ofrecer PDF y MP3 para descargar las melodías, proporcionando listas de las creaciones más populares, o añadir visualizaciones al reproductor para ver cómo la melodía sigue la notación musical.

RESULTADOS

“Gracias a este proyecto, trillones de minuetos condenados al olvido van a poder ser escuchados por todos aquellos que lo deseen, y se transformará en acción sonora el conocimiento que atesora uno de los muchos manuscritos del fondo documental de la BNE y esperamos que además puedan servir de fuente de inspiración de apps o juegos digitales”.

José Luis Bueren

Director de Biblioteca Digital y Sistemas de Información en la BNE

La historia del Juego Filarmónico
La historia del Juego Filarmónico

Si quieres saber más, por favor contáctanos en

Email Icon