Skip to main content Skip to Footer

Análisis de Carlos
Espinosa de los Monteros

Alto Comisionado para la Marca España.
Análisis del tercer trimestre de 2017

Incertidumbre e inquietud moderadas pero crecientes fueron las sensaciones que se vivieron en los mercados financieros sobre la situación de la economía española en el tercer trimestre de 2017.

Frente a un crecimiento robusto de la economía real, que se fue acentuando a medida que avanzaba el año y se iban conociendo los principales datos macro de la economía española, el problema catalán avanzaba también por caminos de muy incierto desenlace.

El tercer trimestre (julio-septiembre) terminaba justo el día de la convocatoria de una ilegal consulta a los ciudadanos de Cataluña sobre su futuro al margen del resto de España, cuya mera celebración y eventuales resultados no eran fáciles de valorar.

Los mercados vivieron con incredulidad y expectación las noticias, todas preocupantes, que se produjeron a lo largo del verano y muy especialmente en septiembre. Por ello, no es de extrañar que el IMAFIN mostrara su nivel más bajo del año al cierre del tercer trimestre, como consecuencia de esos elementos del entorno político.

Mientras se observaba un fuerte crecimiento de la inversión exterior directa en España, el descenso de la inversión en cartera y el aumento inevitable de la volatilidad del IBEX 35 llevaron al IMAFIN a ese nivel de 84 puntos, mínimo anual.

El fuerte crecimiento de la solvencia de la deuda española (revisión al alza por parte de Fitch) y sus perspectivas inmediatas garantizó una muy importante estabilidad de la prima de riesgo, que deberá confirmarse en los próximos años.

Follow Marca España on Twitter Follow Marca España on Facebook

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL ÍNDICE DE PERCEPCIÓN DE ESPAÑA SEGÚN LOS MERCADOS FINANCIEROS. TERCER TRIMESTRE 2017