¿Estás limitando erróneamente el impacto potencial de tus análisis organizativos de base cero? Es probable que sí, si esas iniciativas se orientan únicamente a determinar el ahorro obtenido en departamentos, unidades y procesos específicos. De hecho, abordar en exclusiva estas áreas hace que se pierda la oportunidad de aprovechar el valor oculto en la complejidad que existe dentro y entre los silos funcionales de una organización y que deriva de las redundancias, las conexiones ineficaces o la incapacidad de centrarse en un objetivo estratégico común como el crecimiento de los ingresos. Una empresa debe llevar a cabo un análisis suplementario que examine la totalidad de su cadena de valor para determinar cómo funciona realmente la compañía y no cómo está teóricamente organizada, ya que un análisis de este tipo puede revelar un valor oculto adicional.

Análisis de base cero

La perspectiva de la cadena de valor forma parte de un enfoque más amplio del análisis de base cero que Accenture denomina "mentalidad de base cero" o ZBx y en el que la estrategia de base cero se aplica en todos los ámbitos. El ZBx identifica el ahorro que puede destinarse a financiar inversiones en capacidades y actividades que impulsan el crecimiento (desarrollando nuevas ofertas, adquiriendo compañías, invirtiendo en innovación y tecnología, contratando personal cualificado o accediendo a nuevos mercados) y permiten a una empresa aumentar sus ingresos. De hecho, nuestro estudio puso de manifiesto que el 56% de las empresas están vinculando el análisis de base cero a sus objetivos de crecimiento.1

Más allá del organigrama

Muchas organizaciones intentan diseñar estrategias de reducción de costes en sus departamentos y estructuras organizativas, lo cual es un error. Los organigramas son útiles para delegar la autoridad y gestionar el rendimiento, entre otras cosas. Pero su finalidad no ha sido nunca mostrar la forma en que una empresa produce realmente resultados que crean valor empresarial, ya sea ofreciendo una experiencia de cliente extraordinaria, desarrollando nuevos y atractivos productos o servicios, o proporcionando información y asesoramiento financieros precisos y oportunos. Obtener esos resultados requiere la coordinación y armonización de las múltiples actividades de los distintos departamentos, procesos y unidades.

El problema de un análisis en silos es la posibilidad de terminar con una especie de "falso positivo". Analizar el trabajo de forma aislada (un solo departamento o proceso a la vez) no permite determinar la forma o el grado en que un área determinada contribuye al valor de la cadena de valor global, y es posible tener la impresión equivocada de que una actividad o un tipo de trabajo aporta valor y debe conservarse. Por el contrario, un modelo analítico aplicado en los distintos silos funcionales puede determinar qué actividades generan realmente valor y cuáles no lo aportan o incluso lo reducen.

¿Estás desaprovechando oportunidades de generar valor? Evalúa toda tu cadena de valor y encuentra el valor oculto para impulsar el crecimiento.

Evaluar la cadena de valor

Según la experiencia de Accenture, analizar las actividades de toda la cadena de valor permite por lo general detectar un nivel de improductividad entre un 15% y un 30% superior al revelado por las revisiones de departamentos o procesos específicos,2 y este ahorro puede suponer una fuente adicional de crecimiento. Es más, las múltiples perspectivas de un análisis de la cadena de valor clarifican la forma en que las actividades dispares deben coordinarse para producir resultados positivos. Estas perspectivas pueden identificar la necesidad de realizar inversiones adicionales en algunas áreas, y mostrar dónde pueden reasignarse las inversiones para cumplir los objetivos de crecimiento cuando los recursos se desvinculan de actividades improductivas.

Tomemos como ejemplo la experiencia de una empresa internacional de productos de consumo. Accenture utilizó principios de base cero como parte de una amplia transformación empresarial estratégica destinada a destapar cientos de millones de dólares de gasto no productivo, que la compañía reasignó para financiar nuevos modelos de negocio y mercados. Pero el trabajo no se detuvo ahí. Analizando la cadena de valor, Accenture descubrió que el 80% de los empleados a tiempo completo (ETC) no contribuían a la producción de resultados valiosos, y que el 70% de los ETC realizaban lo que podría describirse como un trabajo "de nivel básico" o "no especializado". Asimismo, la empresa identificó en la cadena de valor actividades específicas que conllevaban un proceso de reelaboración, y descubrió que solo 10 tareas eran las responsables del 40% de todos los costes de reelaboración.



Modelar analíticamente la forma en que una empresa funciona de extremo a extremo en los diferentes silos permite no solo revelar un importante valor oculto, sino también mitigar el riesgo. Permite a una compañía someter a una prueba de presión los cambios orientados al ahorro identificados en las operaciones de base cero —como el rediseño de procesos, el cambio de funciones o la implementación de nuevas tecnologías— para garantizar que no afectarán negativamente a la empresa. Facilita la intervención en aspectos tales como el cambio integral de cultura, que dos tercios de las empresas de nuestro estudio consideran como un obstáculo importante en su proyecto de adopción del ZBx.3

Un análisis cruzado de la cadena de valor permite además poner de manifiesto los efectos perjudiciales que estos cambios pueden tener en la agilidad y en la orientación al cliente. Esto es fundamental para garantizar que los esfuerzos dedicados a la reducción de costes no se centren únicamente en la optimización de márgenes ni entorpezcan la capacidad de una empresa de detectar cambios en la demanda y adaptar rápidamente sus productos y servicios en consecuencia.

Sumar para aunar fuerzas

Un análisis ZBx permite identificar posibles sinergias entre departamentos y procesos que pueden reforzarse para crear más valor, y precisar cuáles son las áreas en las que la falta de sinergia está menoscabando el valor de la organización. Si la ecuación de valor de tu empresa es del tipo 1 + 1 + 1 = 2, ello significa que tienes problemas que debes abordar. Lo ideal es que 1 + 1 + 1 equivalga a mucho más que 3, ya que los departamentos integrados aúnan una mayor fuerza.

1 Estudio de Accenture Strategy, "Más allá de la moda del ZBB", 2018.

2 Análisis de Accenture Strategy, 2019.

3 Estudio de Accenture Strategy, "Más allá de la moda del ZBB”, 2018.

April Wirtz

Managing Director – Accenture Strategy


Sid Behari

Senior Manager – Accenture Strategy

MÁS INFORMACIÓN


Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter