La mentalidad de base cero (ZBx) es una herramienta clave para impulsar la transformación de los costes. De hecho, según el informe Más allá de la moda del ZBB realizado por Accenture Strategy, las compañías más grandes del mundo la han utilizado para lograr una reducción media de costes del 15% y un ahorro de más de 260 millones de dólares anuales,1 y la mayoría de las empresas (el 52%) redirigen este ahorro de costes hacia sus iniciativas de crecimiento.2

Sin embargo, cada vez más directivos se dan cuenta de que la priorización estratégica requiere una perspectiva integral de las oportunidades futuras. Una perspectiva que considere tanto el impacto social y medioambiental como la rentabilidad financiera para cumplir las expectativas de clientes y accionistas, mitigar el riesgo y mantener la confianza. Este mensaje se reflejó de forma contundente en la reciente encuesta de Accenture Strategy Del individualismo a la colectividad: el auge de la marca con propósito según la cual el 62% de los consumidores de todo el mundo desean que las empresas se posicionen respecto a temas como la sostenibilidad, la transparencia o las prácticas de empleo equitativas.3

Quienes sean incapaces de cumplir las expectativas cambiantes de la sociedad ponen un valor considerable en riesgo. Según el estudio de Accenture Strategy El resultado de la confianza, el 54% de las empresas han sufrido una pérdida material de confianza en los últimos dos años y medio que se ha traducido en una pérdida conjunta de ingresos por valor de 180.000 millones de dólares.4 Más aún, una empresa típica con unos ingresos de 30.000 millones de dólares que sufra un pérdida material de confianza se arriesga a perder casi 2.000 millones de dólares en sus futuros ingresos.5

La pregunta que las empresas deberían hacerse es la siguiente: ¿cómo obtener rentabilidad al tiempo que se mejora el rendimiento en materia de sostenibilidad y se fomenta la confianza de clientes y accionistas?

Embolsar el valor

En la actualidad, son muchas las empresas que están desaprovechando oportunidades de obtener valor, al ser incapaces de aprovechar las innovaciones en materia de sostenibilidad para reducir costes (por ejemplo, mediante la innovadora economía circular) y de utilizar los enfoques de base cero para alcanzar sus objetivos de sostenibilidad más rápidamente. Todos los gastos generan un impacto, tanto en el medio ambiente como a través del empleo en la cadena de suministro. Por ello, la nueva generación de programas de base cero va un paso más allá para identificar las sinergias existentes entre las iniciativas de eficiencia de costes y los resultados en materia de sostenibilidad y confianza.

Los programas ZBx basados en la sostenibilidad proporcionan nueva información basada en datos y nuevas opciones estratégicas incorporando dos elementos clave:

Análisis ZBx orientado a la sostenibilidad

Cada dólar gastado (ya sea en gastos generales, de ventas y administrativos o en costes de venta) lleva asociado un impacto —positivo o negativo— en el medio ambiente y en la sociedad. Al combinar datos financieros pormenorizados con referencias de sostenibilidad detalladas del sector industrial, las compañías adquieren una nueva visibilidad de su sostenibilidad y de sus costes. Las oportunidades futuras pueden priorizarse en múltiples dimensiones, considerando el ahorro de costes directo y el impacto de la sostenibilidad (por ejemplo, en la huella de agua y de carbono o en el empleo en la cadena de suministro). Esta visión integral permite a las empresas priorizar iniciativas que reduzcan significativamente su exposición a riesgos medioambientales (por ejemplo, disminuyendo el consumo de categorías de alto impacto como los viajes, la energía o las materias primas) o seleccionar enfoques que fomenten el empleo (por ejemplo, eligiendo el lugar de aprovisionamiento).

Oportunidades de ahorro basadas en la sostenibilidad

La economía circular y la rápida innovación tecnológica abren nuevas vías para la obtención de un rendimiento de costes de cuartil cero.6 Un informe realizado por Accenture Strategy en colaboración con el Foro Económico Mundial identifica 19 soluciones de la cuarta revolución industrial —como la inteligencia artificial, el Internet de los materiales, la visión artificial o la robótica— que pueden acelerar la transición a una economía circular, minimizar el volumen de residuos y aumentar la rentabilidad. La ZBx basada en la sostenibilidad utiliza estas innovaciones para encontrar formas de reducir drásticamente los costes y, en ocasiones, superar los índices de referencia.

Diversas empresas punteras han reconocido la importancia de dar a la sostenibilidad y a la confianza el mismo valor que al crecimiento y a la rentabilidad, y ya han obtenido o esperan obtener beneficios significativos por ello. He aquí algunos ejemplos:

  • Unilever refirió un ahorro de 2.000 millones de euros en 2017 y ha obtenido un ahorro de 490 millones de euros solamente de su eficiencia medioambiental y energética desde 2008.7 Al mismo tiempo, el 70% de su crecimiento en 2017 ha sido fruto de las marcas sostenibles que tiene en el mercado.8
  • Anheuser-Busch InBev acaparó titulares con el anuncio de que, en 2025, toda su electricidad comprada provendrá de fuentes renovables, lo cual previsiblemente permitirá a este gigante de las bebidas reducir su huella de carbono en un 30%.9

La conclusión es clara: cuando las empresas recurren a fuentes de energía renovables para abastecer sus fábricas, reducen el uso de plásticos no renovables o buscan nuevas e innovadoras formas de reducir residuos, consiguen beneficiarse de alternativas provechosas no solo para el crecimiento y la rentabilidad, sino también para la sociedad y el medio ambiente. Y ello se traduce en una triple ganancia.

Fomentar un crecimiento sostenible y rentable

Las empresas que vinculan con éxito sus imperativos de rentabilidad y sostenibilidad se vuelven más racionales y respetables a los ojos de clientes y accionistas. Asimismo, fomentan un ahorro que es mejor recibido a nivel interno, perdura más en el tiempo y les permite alcanzar más rápidamente sus objetivos de sostenibilidad. Un enfoque basado en la sostenibilidad permite además alinear a los empleados en torno al propósito principal de una empresa y les proporciona un incentivo adicional para materializar el ahorro, lo cual es especialmente valioso si tenemos en cuenta que las compañías consideran la aceptación cultural (67%) y la gestión del cambio (41%) como los dos obstáculos más difíciles de superar en los proyectos ZBx.10

En definitiva, pasar la ZBx por la lupa de la sostenibilidad proporciona la fuerza necesaria para acometer inversiones futuras y permite a las empresas fomentar la confianza y garantizar el crecimiento de sus licencias.

1 Accenture Strategy research, “Beyond the ZBB Buzz,” 2018

2 Ibid.

3 Accenture Strategy research, “To Affinity and Beyond: From Me to We, the Rise of the Purpose-led Brand,” 2018

4 Accenture Strategy research, “The Bottom Line on Trust,” 2018

5 Ibid.

6 World Economic Forum and Accenture Strategy research, “Harnessing the Fourth Industrial Revolution for the Circular Economy: Consumer Electronics and Plastics Packaging,” 2019

7 Unilever, “Making Sustainable Living Commonplace,” Annual Report and Accounts, 2017

8 Unilever ,accessed March 5, 2019

9Beer Giant Anheuser-Busch InBev Commits to 100 Percent Renewable Energy,” Anmar Frangoul, CNBC, March 29, 2017

10Efficiency: The Power of Protein,” Susanne Luick-Nijboer and Katharina Stenholm, Danone investor seminar, October 22, 2018

Harry Morrison​

Managing Director – Accenture Strategy, Cadena de Suministro, Operaciones y Sostenibilidad​


Mathieu Prado

Senior Manager – Accenture Strategy, Bienes y de Consumo​


Lucas Ribeiro

​Manager – Accenture Strategy, Cadena de Suministro, Operaciones y Sostenibilidad​

MÁS INFORMACIÓN


Centro de suscripción
Continua informado con nuestra newsletter Continua informado con nuestra newsletter