INFORME

En resumen

En resumen

  • Las empresas de prospección y producción de gas y petróleo deben cuidar la rentabilidad del inversor, la disponibilidad y la agilidad de los recursos.
  • No obstante, los enfoques actuales de gestión de carteras del sector, que actualmente generan una rentabilidad del 5 %, no están muy por la labor.
  • Un enfoque equilibrado que considere la rentabilidad potencial, los riesgos y la volatilidad de cada activo puede impulsar el ROIC y la agilidad competitiva.
  • La gestión dinámica de la cartera con analítica avanzada y el traspaso de recursos permite diferenciar las empresas de prospección y producción.


Estamos ante una etapa no exenta de complicaciones para las empresas de prospección y producción del sector del gas y el petróleo. El suministro de crudo es abundante. Sin embargo, la existencia y demanda creciente de los hidrocarburos, electricidad y demás energías renovables hace que su demanda futura sea una incertidumbre. El precio del petróleo es bajo y volátil. Y la rentabilidad de los accionistas se está viendo afectada.

Por razones obvias, los inversores no las tienen todas consigo. Están dándole la espalda a los recursos de ciclo largo que en su momento ofrecían un rendimiento acumulativo, y exigiendo una mayor exposición a los recursos de menor riesgo, con una rentabilidad más predecible y menores desventajas. En respuesta, las empresas de prospección y producción están optando por explotaciones de ciclo cerrado. Pero se están dando cuenta al mismo tiempo de las limitaciones que ello conlleva.

El retorno del capital invertido de las empresas de prospección y producción ronda ahora el 5 %, con poca previsión de mejora.

Soluciones a corto plazo VS problemas a largo plazo

Las inversiones a corto plazo suelen tardar unos meses en empezar a rentabilizarse. Pero el plazo de amortización de los proyectos en aguas profundas está disminuyendo, mermando la ventaja extraordinaria de los recursos. Además, cada vez es más difícil encontrar nuevas áreas de esquisto, y los costes asociados con el desarrollo de recursos a corto plazo son bastante altos.

¿El resultado? A pesar de que la diversificación de la cartera de explotaciones para incluir más recursos de ciclo corto tenía sentido desde una perspectiva de reducción del riesgo, no ha tenido demasiado impacto en el gasto de inversión anual del sector, de 500 000 millones de dólares. Esto pone a las empresas de prospección y producción en una situación complicada. Salvo que pongan en orden sus carteras para que puedan generar más ingresos a lo largo del tiempo, los inversores no querrán realizar las inversiones que el sector necesita para mantener las operaciones en los próximos 25 años.

Un caso de veracidad + velocidad

Las empresas de prospección y producción necesitan una cartera de recursos que permita la producción de energía de la mejor clase en un momento determinado. Deben ser carteras bastante flexibles, ya que la retención y disponibilidad de los recursos juega un papel fundamental para que puedan hacer frente a la continua disrupción del sector. De aquí en adelante, el mejor enfoque de gestión de los recursos se caracterizará por dos factores:

  • La disciplina: Un enfoque más equilibrado de la gestión de la cartera similar a la de los administradores de capital de los bancos permitirá a las empresas de prospección y producción considerar no solo la posible rentabilidad, sino también los riesgos y la volatilidad de cada uno de los recursos de su cartera. El ratio de Sharpe, que calcula la rentabilidad de un recurso teniendo en cuenta los riesgos que conlleva, aporta orden y rigor a un proceso que lleva mucho tiempo rigiéndose por la intuición y el instinto. La analítica avanzada puede ayudar a estas empresas a medir los riesgos y las recompensas asociadas no solo con el hallazgo de petróleo nuevo, sino con el desarrollo del que ya han encontrado.
  • La velocidad: La tecnología digital y la informática en la nube hacen posible la evaluación de diferentes conjuntos de datos de diferentes equipos al mismo tiempo. Gracias a esta importante habilidad, la toma de decisiones lineal llevada a cabo por varios ingenieros y geólogos da lugar a una discusión fluida en tiempo real que implica a diferentes agentes. Una toma de decisiones lo suficientemente rápida hace posible un traspaso de recursos sin problemas y casi en tiempo real.


Recuperar el equilibrio

Esta combinación de veracidad y velocidad permite a las empresas de prospección y producción perfilar una estrategia de gestión de su cartera dinámica que no solo impulsa el retorno del capital invertido, sino que también mantiene la disponibilidad y agilidad necesarias para combatir la continua disrupción del sector. Las empresas que lo logren podrán:

Equilibrar las decisiones sobre su cartera

Las empresas de prospección y producción con visión de futuro ampliarán su análisis de riesgos/rentabilidad a las fases de desarrollo y producción. Esto implica adoptar una nueva mentalidad, una estrategia de asignación de recursos centrada en los datos y una cultura de riesgos/compensaciones que abarca todo el ciclo de prospección y producción.

Potenciar los principios analíticos

Para poder establecer unos niveles válidos de riesgos y compensaciones a lo largo de las fases de prospección, desarrollo y producción se necesitan nuevas capacidades analíticas, además de intuición y un pensamiento creativo.

Analizar y actuar en tiempo real

Las empresas de prospección y producción que tengan éxito podrán hacer un seguimiento del impacto económico de sus decisiones, pudiendo reasignar capital de manera rápida, tomando decisiones ágiles con respecto a su cartera y priorizando las inversiones tecnológicas según se necesite.

Ver todas

Manas Satapathy

Managing Director – Accenture Strategy, Energía


Arnold Volkenborn

Managing Director – Accenture Strategy, Energía


Tom Beswetherick

Manager – Accenture Strategy, Energía

Contribuidor

Tom Beswetherick

Manager – Accenture Strategy, Energía

MÁS INFORMACIÓN


Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter