La buena noticia al cierre de este primer trimestre de 2018 es que, pese a los enormes y variados elementos de incertidumbre que han presidido los primeros meses de este año, la percepción de España en los mercados financieros internacionales ha sido muy positiva y, en consecuencia, el IMAFIN ha registrado su máximo valor desde que comenzó la crisis hace una década.

Sin mucho riesgo de equivocarnos, podemos afirmar que, al concluir 2017, en un contexto internacional muy confuso y con una situación en España, y especialmente en Cataluña, de considerable incertidumbre, no era previsible una sustancial mejora de la imagen financiera internacional de España.

Sin embargo, la subida del rating de solvencia de España llevada a cabo por Standard & Poor’s y por Fitch y la consecuente mejora de la prima de riesgo actuaron como factores decisivos para un muy notable aumento de la inversión exterior en España.

El índice cierra, así, con una sorprendente, por su cuantía, mejora de nueve puntos porcentuales, que no será fácil mantener en lo que queda de año.

Carlos Espinosa de los Monteros

Alto Comisionado para la Marca España​

MÁS INFORMACIÓN


Subscription Center
Mantente Informado Con Nuestra Newsletter Global Mantente Informado Con Nuestra Newsletter Global