Explorando nuevos territorios

Cuando predijimos un reajuste de los principios básicos a partir de nuevas definiciones de valor como metatendencia para 2020, el mundo ya parecía estar en un punto de inflexión. Eso fue antes de que el virus hiciera su aparición, trastocando por completo nuestras experiencias y nuestra forma de vida.

La pandemia no ha hecho más que acelerar el reajuste previsto. Ha puesto de manifiesto que algunos de nuestros sistemas no funcionan y pueden ser injustos, por lo que no son adecuados para los retos del siglo XXI. Eso nos ha hecho reflexionar sobre nuestro papel en el mundo, la importancia de las comunidades y el impacto de nuestras acciones en sistemas mucho más grandes que nosotros.

Este último año nos ha obligado a probar nuevas soluciones, nuevos lugares y nuevas experiencias. Ha cambiado la forma en que vivimos, aprendemos, trabajamos, compramos y jugamos, además de cómo y dónde experimentamos cosas. Nos ha traído el teletrabajo, confundiendo la relación entre empresa y empleado.

Tenemos ante nosotros un sinfín de mundos posibles. Algunos dan miedo y otros generan ilusión, pero todos están todavía inexplorados.

Cuanto más tiempo pasamos interactuando con el mundo a través de una pantalla, más ganas tenemos de abandonar el confinamiento digital. El resultado es que nos hemos convertido en innovadores domésticos, desarrollando nuevas estrategias y "trucos" para hacer frente a nuestras extrañas circunstancias.

Las empresas se encuentran ante retos completamente nuevos: cómo responder desde el punto de vista operativo y de comunicación, cómo satisfacer expectativas que cambian constantemente, cómo generar empatía... sin olvidar la lucha por sobrevivir en una economía marcada por la precariedad que pone a prueba su resiliencia y agilidad. El triunfo será para las que consigan volver a transmitirnos la sensación de pertenecer a un lugar.

La actual fase de transición entre la respuesta a la crisis y un nuevo modelo operativo nos ofrece la oportunidad de examinar los cambios a los que nos enfrentamos y las innovaciones que están apareciendo, para así reflexionar sobre cómo debemos seguir adelante. Nuestra meta tendencia para 2021 es la exploración de nuevos territorios. Tenemos ante nosotros un sinfín de mundos posibles. Algunos dan miedo y otros generan ilusión, pero todos están todavía inexplorados.

En el año 2021 tendremos que trazar nuevos mapas para descubrir lo que nos deparará el futuro y marcar una ruta hacia el mundo en el que queremos vivir. Todos somos exploradores. Al fin y al cabo, explorar consiste en crear un espacio seguro para experimentar, desarrollar prototipos y aprender. La historia nos enseña que las crisis globales marcan el inicio de una nueva era del pensamiento. Ahora se nos presenta la oportunidad de decidir cómo será el renacimiento en el siglo XXI.

Mark Curtis

Managing Director – Interactive, Head of Innovation and Thought Leadership


Martha Cotton

Managing Director – Interactive, Fjord Co-Lead, Global​

Lo esencial

SlideShare (inglés)

5 minutos

Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter