Los españoles se muestran cada vez más abiertos a usar tecnologías inteligentes, compartir datos y permitir la colaboración humano-máquina para impulsar un nuevo modelo sanitario

Varios avances en tecnologías sanitarias están convergiendo para ofrecer importantes beneficios a los usuarios.
Son muchos los que utilizan la tecnología digital para el autocuidado y el número crece de año en año. Los pacientes muestran un creciente grado de sofisticación en el uso que hacen de tecnología sanitaria. El estudio de Accenture muestra incrementos en el uso de móviles, historias clínicas electrónicas, redes sociales y wearables en los siete países en los que se ha realizado el estudio.

Los usuarios españoles muestran una clara disposición a compartir datos de sus dispositivos wearable: éstos indican estar preparados para compartir los datos procedentes de sus dispositivos wearable con su médico (89%), así con enfermeras u otros profesionales sanitarios (83%). Muestran menos interés en compartir los datos procedentes de sus dispositivos wearable con una comunidad online (34%) o con su empresa (24%).

Los usuarios de sanidad están comenzando a beneficiarse de las ventajas que ofrece la atención virtual: El 81% recurriría a la atención virtual para citas fuera del horario habitual y tres de cada cuatro la utilizaría para citas de seguimiento después de una consulta presencial.

Los pacientes ven ventajas en los servicios de salud potenciados con tecnologías Inteligentes:
Los encuestados en España aseguran que estarían dispuestos a usar diversas tecnologías sanitarias inteligentes. Esto incluye, entre otros, dispositivos domésticos para medir distintos indicadores en sangre (63%), asesor virtual para el cuidado de la salud (62%) o Inteligencia Artificial para analizar y detectar riesgos hereditarios (59%).

Pablo Sánchez Cassinello

Managing Director – Responsable de Sanidad

MÁS INFORMACIÓN


Centro de suscripción
Mantente Informado Con Nuestra Newsletter Global Mantente Informado Con Nuestra Newsletter Global