INFORME

En resumen

En resumen

  • La opresiva disrupción que afecta a la industria del petróleo y gas se está acelerando.
  • La industria se está replanteando las oportunidades de generación de valor.
  • Algunas empresas intentan ir más allá de la extracción de recursos naturales para seguir siendo viables en el nuevo sistema energético.
  • En una era en la que todo es eléctrico, la generación de electricidad parece la opción más lógica. O no.


El exceso de oferta de recursos, combinado con una menor intensidad energética y unos cambios en los hábitos de consumo, ha creado un nuevo paradigma que exige replantearse las oportunidades de generación de valor en la industria del petróleo y gas.

Los inversores exigen un cambio y tienen razones para hacerlo. Aunque la erosión de los ingresos y el EBITDA (beneficios antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones) de la industria se mantendrá todavía durante muchos años, los precios de las acciones ya están empezando a resentirse. Por mucho que aumente la demanda, es muy probable que las empresas sigan perdiendo valor.

Algunas empresas de petróleo intentan extender su ámbito más allá de la extracción de recursos naturales para seguir siendo viables en el nuevo sistema energético. Pero, ¿hasta qué punto la electricidad es la opción más lógica para esas empresas?

El consumo de electricidad no deja de aumentar y se espera que en 2040 represente en torno a dos tercios del crecimiento de demanda de energía primaria. No es de extrañar que, en promedio, la capitalización bursátil en el sector eléctrico sea mejor que en la industria del petróleo y gas. Pero la electricidad tiene también sus propios problemas: obstáculos regulatorios, estancamiento del suministro, fragmentación del mercado… Y la lista no acaba ahí.



Por lo tanto, es aconsejable la prudencia para las empresas de petróleo y gas que estén pensando en pasarse a la electricidad. Tienen que identificar las áreas de la cadena de valor de la electricidad en las que tienen más probabilidades de éxito, pero también aquellas en las que pueden fracasar. Necesitan un proyecto ambicioso apoyado en un plan realista.

¿En qué "Power Plays" vale la pena jugársela?

Accenture considera que hay cinco "Power Plays" a tener en cuenta:

Generación de energía limpia con inversiones a escala.

Monetización de recursos con centrales de gas y recuperación de activos inutilizados.

Disrupción del consumidor en mercados B2C y B2B con nuevos productos y servicios.

Crecimiento en países en desarrollo, donde es probable que la demanda de electricidad genere un importante valor económico.

Facilitación del mercado o unión de suministro y demanda con capacidades integradas de trading de recursos para electricidad.

Ver todas

Cada una de estas oportunidades conlleva un cierto grado de incertidumbre, complejidad y necesidad de inversión, pero también un potencial único de generación de valor. Solo un puñado de empresas podrá aprovechar estas oportunidades. El éxito dependerá de las decisiones estratégicas que adopten las empresas, de las rutas que elijan seguir y de la velocidad con que se muevan.

Santiago Crespo

Managing Director – Iberia Energy Lead


Jack Azagury

SENIOR MANAGING DIRECTOR – ACCENTURE, NORTH AMERICA RESOURCES


Muqsit Ashraf​

SENIOR MANAGING DIRECTOR – ACCENTURE STRATEGY


Pedro Caruso

MANAGING DIRECTOR – ACCENTURE STRATEGY, ENERGY

MÁS INFORMACIÓN

Una petrolera se convierte en una empresa innovadora
Petrofac: Prospección digital

Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter