INFORME

En resumen

En resumen

  • Gestionar el estado deseado de la nube requiere un nuevo paradigma informático, con modelos operativos más dinámicos, impulsados por la automatización y nuevas habilidades.
  • Conseguir valor de la nube significa optimizar los resultados en distintas áreas clave, como la innovación, el consumo, los costes y el rendimiento.
  • Las organizaciones también deben considerar cómo optimizar los datos, la red y el machine learning, además de la nube.
  • Las empresas pueden beneficiarse de trabajar con terceros en relación con sus necesidades de optimización y gestión de la nube.


Romper con la tradición para obtener valor de la nube

A la hora de administrar el estado de la nube, los enfoques tradicionales de «administración del cambio» simplemente no son suficientes. En la nube, el hardware físico no se utiliza y se retira en ciclos de varios años, como es común en la informática tradicional. En su lugar, la capacidad, el consumo, el coste, el rendimiento y la innovación empresarial deben optimizarse de manera continua.

Los hiperescaladores producen miles de actualizaciones, lanzamientos o nuevos servicios cada año. Este ritmo de cambio sin precedentes requiere una forma diferente de trabajar: un enfoque ágil y de optimización de la nube que Accenture llama «Operar de forma diferente».

Piensa de nuevo cómo operar y optimizar el sistema IT tan solo es una parte de una trayectoria exitosa en la nube. Para más información, consulte el informe El ascenso a la nube.

Con independencia del tipo de entorno de nube elegido, la responsabilidad de administrar nuestro parque IT sigue siendo nuestra, no del proveedor de la nube.

Un nuevo paradigma informático: cinco preguntas que debemos plantearnos

Antes de revisar la gestión de nuestro sistema en la nube, debemos plantearnos estas preguntas:

¿Cómo debe cambiar el modelo operativo?

Con independencia del tipo de entorno de nube elegido, la responsabilidad de administrar nuestro sistema informático sigue siendo nuestra, no del proveedor de la nube.

Parte de una buena gestión informática consiste en asegurarse de que nuestro modelo operativo de la nube se centre en optimizar todo los sistemas en la nube, incluido el consumo, el rendimiento de las aplicaciones y la innovación empresarial. Debemos aprovechar la combinación adecuada de servicios en la nube para maximizar el rendimiento de la aplicación a medida que añadimos capacidades nuevas e innovadoras. Además, es importante que aprovechemos al máximo nuestros datos recurriendo a los servicios en la nube para obtener nuevos conocimientos.

¿Qué nuevas habilidades necesito?

Las habilidades que se requieren para la gestión de todo en la nube deben reevaluarse de forma constante. Las habilidades que parecen fundamentales un día pueden volverse obsoletas al siguiente.

Ciertos aspectos de la nube requieren una mayor especialización, mientras que otros requieren funciones multidisciplinarias completas. Las necesidades también van más allá de las habilidades técnicas: debemos integrar el pensamiento de diseño, la estrategia empresarial y las habilidades específicas del sector en el mismo modelo operativo.

Sin embargo, encontrar a las personas con las habilidades adecuadas en la nube puede suponer un desafío, ya que las empresas compiten por el talento y deben actualizarse de manera continua. Muchas optan por recurrir a la ayuda de terceros.

¿Cómo debo utilizar la automatización?

Una mayor estandarización en la nube significa que las reglas y políticas, que van desde el aprovisionamiento de la infraestructura hasta las medidas de seguridad, se pueden expresar y hacer cumplir a través del código, lo que genera un entorno optimizado «tipo código».

No obstante, si el proceso no se desarrolla de manera correcta, la automatización en áreas como la configuración de la red puede dejar los datos corporativos expuestos de manera involuntaria al mundo exterior. Por este motivo es fundamental contar con un enfoque de automatización empresarial sólido.

¿Cómo puedo aplicar las directrices de gobierno a través del código?

La automatización puede aprovechar el conocimiento que de otra manera solo existiría en la mente de nuestros mejores ingenieros y transformarlo en una serie de reglas digitales. Estas reglas, expresadas en forma de código, pueden ayudarnos a reducir de manera significativa la exposición al riesgo de nuestra empresa.

Esto es más fácil de conseguir en un entorno de nube nativo completamente nuevo que en uno complejo y abandonado. Intentar implementar nuevas medidas de seguridad en un entorno abandonado erigido y transformado a partir de un centro de datos conlleva el riesgo de romper tantos controles como hayamos creado.

¿Quién se encarga de la seguridad?

Los proveedores de servicios en la nube solo pueden llegar hasta cierto punto: la seguridad de lo que alojamos en nuestra nube sigue siendo nuestra responsabilidad. La buena noticia es que la nube puede mejorar de forma significativa el estado de nuestra seguridad. Los hiperescaladores ofrecen distintas herramientas y capacidades para contribuir a reforzar la seguridad.

También puede resultar útil contar con un servicio administrado que permita la aplicación de las mejores prácticas en materia de DevSecOps. Por ejemplo, Accenture ayudó a una gran empresa minera a evaluar los riesgos de seguridad mientras las cargas de trabajo se migraban a la nube. Durante el proceso, descubrimos miles de vulnerabilidades en la infraestructura de la empresa, que se solucionaron rápidamente. Hoy día, el entorno en la nube de la empresa funciona de forma segura.

Optimización para llegar a nuevas cimas

Obtener valor de la nube nos permite optimizar distintas áreas clave.

Innovación

Cuando el departamento informático puede rastrear y evaluar nuevos servicios de hiperescaladores, no solo está mejor capacitado para optimizar todo el parque tecnológico en la nube, sino que además puede impulsar la innovación y los objetivos de crecimiento de la empresa.

No obstante, a menudo nos falta tiempo para evaluar el potencial de innovación de cada lanzamiento. Además, esto también nos permite buscar experiencia fuera de nuestra empresa. También es un motivo para crear un Centro de excelencia en la nube (CoE, por sus siglas en inglés).

Un CoE es un equipo específico que aúna experiencia empresarial y técnica para valorar el potencial de cada lanzamiento en la nube. Accenture dispone de amplia experiencia trabajando con clientes para crear CoE efectivos en la nube.

Consumo, coste y rendimiento

Optimizar el consumo, el coste y el rendimiento de los recursos en la nube implica entender la compleja relación entre el consumo en la nube y los procesos empresariales al mismo tiempo que se siguen revisando todos los componentes.

El “Machine Learning” puede ayudar: puede predecir cómo debería cambiar con el tiempo el cálculo de una aplicación según el comportamiento de los usuarios, ayudándote así a predecir mejor los picos, optimizar el consumo, encontrar el equilibrio perfecto entre las instancias en la nube reservadas y dinámicas y añadir capacidad cuando sea necesario.

El poder de la transparencia en la FinOps

Cuando las cargas de trabajo se quedan olvidadas en la nube, puedes acumular consumo y costes a un ritmo alarmante.

La FinOps, la gestión financiera de la nube, puede ser una solución a este y otros problemas. Al integrar la transparencia financiera en tu modelo operativo en la nube a través de un mecanismo de devolución, estás exponiendo el verdadero coste financiero de la nube a las partes importantes de tu organización.

También es una forma muy efectiva de cambiar la cultura. Cuando los equipos de aplicación individuales se responsabilizan de su propio uso y costes de la nube, están ayudando a minimizarlos. Es entonces cuando toda la empresa está mejor alineada con el coste total de propiedad del patrimonio en la nube.

Supervisar el parque tecnológico

Para la mayoría de las empresas, la infraestructura en la nube es solo parte del parque tecnológico. Para la gestión y optimización de la nube debe tenerse en cuenta cómo encaja todo el modelo operativo. Estos son los componentes clave que debes tener en mente:

Datos

Es difícil mover volúmenes muy grandes de datos. La gestión de datos en la nube implica valorar opciones como calcular los datos o crear extractos inteligentes.

Soluciones al límite

Las empresas deben tener en cuenta cómo gestionar la minimización de la latencia y maximizar el rendimiento del cálculo en el límite de la red.

Red

Los proveedores de la nube están expandiendo rápidamente sus ofertas de red, con docenas de servicios que incluyen el enrutamiento o la conmutación, entre otros.

Aprendizaje automático

Los proveedores de la nube también ofrecen servicios de aprendizaje automático que proporcionan información sobre temas como la segmentación de clientes y la optimización de la cadena de distribución.

Ver todas

Operar de forma diferente en la nube

La nube ha pasado a ser una aspiración futura a algo impresdindible. Es por ello que muchas empresas recurren a terceros. Estas organizaciones tienen una escala para supervisar los nuevos servicios en la nube que se lanzan cada mes, además de la experiencia para integrar dichos lanzamientos en el la nube. La investigación de Accenture muestra que el 48 % de las empresas que utilizan los servicios gestionados por terceros «en gran medida» declaran haber conseguido todos los beneficios de la nube (en comparación con solo el 35 % de las que no lo hacen).

¿La clave? Llevar la optimización, innovación y la adopción de nuevas capacidades en la nube a tus operaciones diarias. Así es como se opera de forma diferente en la nube, y así es como obtienes el máximo valor de tu viaje hacia la transformación.

Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter