En resumen

En resumen

  • Más del 50% de las empresas Fortune 500 han desaparecido desde el año 2000 como consecuencia de la transformación digital.
  • Como la electricidad y el motor de combustión interna, se trata de una tecnología de utilidad general con un gran número de innovaciones derivadas.
  • La inversión pública y privada está en auge, con un panorama investigador y competitivo en constante progresión.


La inteligencia artificial (IA) no es como otros avances tecnológicos.

De hecho, se trata de un factor de producción totalmente nuevo. Es lo que los economistas llaman una tecnología de utilidad general, y sus efectos serán tan importantes como los del desarrollo de la electricidad y el motor de combustión interna. Las tecnologías de utilidad general tienen una importancia capital porque no solo cambian nuestra forma de vivir y trabajar a través de su contribución directa a la sociedad, sino que sus efectos secundarios se extienden también a un gran número de innovaciones derivadas.

La electricidad, por ejemplo, hizo posible la electrificación de las fábricas, el telégrafo y muchas cosas más, mientras que el motor de combustión interna fue el origen del automóvil, el avión y las redes de transporte y logística modernas. Los efectos de la IA en nuestras vidas serán de una escala similar. La inversión privada está en auge. Las inversiones de capital riesgo durante los nueve primeros meses de 2017 ascendieron a 7600 millones de dólares. Los registros de patentes relacionadas con la IA han alcanzado niveles nunca vistos, cinco veces más altos que en 2006. En EE. UU., el número de start-ups de IA se ha multiplicado por 20 en solo cuatro años.

También los gobiernos y las instituciones académicas están invirtiendo con fuerza. En el Reino Unido, se estima que la IA podría suponer una inyección de 630 000 millones de libras en la economía del país. Cinco de las universidades británicas más prestigiosas se han unido para fundar el Instituto Alan Turing, un centro nacional para el estudio de la ciencia de datos y la inteligencia artificial.

Todo ello ha dado como resultado un panorama investigador e inversor muy competitivo y en constante progresión.

La conclusión es que la IA ya está aquí, tiene una enorme importancia y llevará la transformación digital en curso a niveles nunca vistos.

Ray Eitel-Porter

Managing Director de Accenture Digital, responsable de inteligencia aplicada en Reino Unido e Irlanda


Narendra Mulani

Chief Analytics Officer

MÁS INFORMACIÓN


Centro de suscripción
Continua informado con nuestra newsletter Continua informado con nuestra newsletter