Skip to main content Skip to Footer

ÚLTIMAS PUBLICACIONES


Accenture citizen experience study

Este estudio se llevó a cabo para conocer la percepción de los ciudadanos sobre la Sanidad Pública y obtener su opinión sobre las áreas de mejora.

Descripción

Accenture ha llevado a cabo este estudio a través del Institute for Health and Public Service Value, y ha contado con la colaboración de Ipsus Mori para la elaboración del cuestionario y su distribución en 16 países-Australia, Brasil, Canada, Francia, Alemania, Hong Kong, India, Irlanda, Italia, Japón, Méjico, España, Reino Unido, Noruega, Singapur y Estados Unidos.

Se han realizado más de 1.000 entrevistas en cada uno de estos países, durante el mes de diciembre de 2009, a una muestra representativa de la población, mayores de edad. Hemos preguntado cuál es la opinión de los ciudadanos respecto a las políticas y medidas impulsadas desde los Servicios de Salud para mejorar la asistencia sanitaria.

Sus percepciones acerca de los resultados sociales y económicos, equilibrio del sistema y nivel de compromiso, y la responsabilidad compartida en la asistencia sanitaria. En definitiva conocer cuál es la experiencia de los ciudadanos sobre los Servicios de Salud para poder contribuir a construir relaciones más ricas, fuertes y de mayor colaboración entre Administración y ciudadanos.

Claves

Este estudio se llevó a cabo para conocer la percepción de los ciudadanos sobre la Sanidad Pública y obtener su opinión sobre las áreas de mejora. Para la elaboración del mismo se ha entrevistado a más de 17.000 personas en 16 países, de 4 continentes, de las cuales más de 1.000 fueron en España. El estudio tiene cuatro ejes fundamentales para detectar estas mejoras demandadas por los ciudadanos: calidad, accesibilidad, participación y sostenibilidad.

Los resultados que miden el grado de satisfacción del Sistema Sanitario en España son, en general, positivos, aunque los ciudadanos entrevistados consideran que aún es posible mejorarlo.

Destaca el buen nivel de satisfacción del ciudadano con respecto a la Sanidad en general, el 60% califica el servicio como bueno o muy bueno, sólo el 20% no están satisfechos.

El 80% de los encuestados da la máxima importancia a que el nivel de calidad asistencial sea homogéneo independientemente del lugar en que se encuentren. Tan sólo el 50% se considera satisfecho con la información de que dispone sobre su salud para tomar sus propias decisiones.

En cuanto a Sostenibilidad de la Sanidad Pública, hay diversidad de opiniones respecto a la manera de reducir costes, destacando que la mayoría rechaza el copago, sólo 1 de cada 10 ciudadanos está de acuerdo con esta medida.

Análisis

Fruto de este estudio, hemos alcanzado 10 reflexiones clave sobre la calidad, accesibilidad, participación e información del ciudadano, así como de la sostenibilidad del Sistema Sanitario Público en España:

  • Existe un buen nivel de satisfacción del ciudadano respecto a la calidad del Sistema Sanitario Público en España.

  • Las dos áreas principales de mejora en cuanto a la calidad del servicio son: evitar la saturación del sistema por la falta de médicos y hospitales, así como la excesiva burocracia.

  • Se da máxima importancia a que la calidad asistencial sea homogénea independientemente del lugar o región en que se encuentren.

  • El ciudadano se muestra predispuesto a desplazarse, para reducir el tiempo de espera, si se requieren servicios especializados.

  • Se reclama una mayor capacidad no sólo de elección del centro y del médico, sino también del tratamiento.

  • Sólo el 50% considera que dispone de la información necesaria, accesible y de calidad para tomar sus propias decisiones respecto a la salud.

  • Existe una demanda general a la Administración de destinar una mayor inversión en educación para la salud y en la promoción de autocuidados.

  • Sobre la sostenibilidad del sistema, hay diversidad de opiniones, pero mayoría coincide en rechazar el copago.

  • El ciudadano se muestra abierto a cambiar la forma en que interactúa con el sistema como solución para controlar los costes, reduciendo a su vez la presión asistencial.

  • Se acepta la utilización de nuevos canales para obtener información y recibir atención.