Skip to main content Skip to Footer

ÚLTIMAS PUBLICACIONES


A mayor densidad digital más PIB




Por Juan Pedro Moreno,Presidente de Accenture España. Publicado el 23  de Mayo en Dirigentes

La optimización del uso de tecnologías y el talento en el entorno digital podría estimular la producción económica global en dos billones de dólares (1,8 billones de euros) adicionales para 2020, según una reciente investigación realizada por Accenture. El estudio revela el importante papel que desempeña ya el mundo digital en la economía, que representa ya más de un 20% del Producto Interior Bruto (PIB) global. Que la revolución digital crea nuevos productos y servicios y alimenta el crecimiento en los 11 países del estudio es ya una realidad. Estimamos el valor añadido al PIB generado por hardware, software y tecnologías relacionadas -así como por los profesionales que utilizan estos recursos digitales en sus actividades- pero también incluimos el valor de los bienes y servicios digitales intermedios utilizados en la producción. De esta manera, la investigación señala que algo más del 22% de la producción mundial está ligada a la economía digital.

La de Estados Unidos es la más digital del mundo, con una participación del 33% de su producción total. Además, el 43% de sus trabajadores y el 26% de su capital acumulado respaldan esta actividad digital. La economía digital en otros mercados varía desde el 30% de Reino Unido al 13% de China, pasando por el 19% en España.

Para generar mayores tasas de crecimiento, las compañías necesitarán mejorar su Tasa de Densidad Digital que mide hasta qué punto el mundo digital está presente en las empresas y la economía de un país (esto incluye la disponibilidad de habilidades y talento en entornos digitales, así como la facilidad de acceso a la financiación o el ambiente regulatorio de cada país). Por ejemplo, calculamos que una optimización de la Tasa de Densidad Digital podría aumentar el PIB en Estados Unidos en unos 421.000 millones de dólares, lo que supondría un 2,1% más. En esta línea, los países con una mejor perspectiva para mejorar su rendimiento digital serían Brasil, Italia, China y Japón. ¿Y España?...

En el caso de nuestro país, estimamos que en la actualidad el 19% del PIB está ligado a entornos digitales, lo que supone cerca de 213.000 millones de euros. La economía española necesita un crecimiento de calidad, de un lado con más y mayores empresas en nuestro tejido económico que exporten y se internacionalicen en base a la diferenciación y no solo a la competitividad en precio y ventajas cambiarias. Una mejor Tasa de Densidad Digital sin duda ayudaría a dicha mejora.

La aceleración en la incorporación de modelos de negocio, operativos y de venta digitales en nuestras empresas, ayudaría a su diferenciación y competitividad. También la innovación, creando nuevos productos y servicios digitales en España con vocación de internacionalidad como en el caso de Cabify, Privalia, Meneame, Trovit y tantos otros; demostrando que innovar en nuestro país es posible- y que darían un impulso adicional a nuestro PIB de 40.000 millones de euros en 2020, siempre y cuando aumentase la penetración digital hasta el 24%. ¿Cómo hacerlo? Los modelos de negocio basados en plataformas digitales representan sin duda una de las mejores oportunidades.

Estos modelos permiten a las compañías crear nuevos mercados y mayor valor añadido, ya que ponen en contacto a socios, proveedores, clientes y consumidores a bajo coste y con gran experiencia de consumidor (la otra clave del éxito) En el caso de España además, donde es imperativo hacer crecer el tamaño medio de nuestras empresas, incrementar la Densidad Digital puede ser clave para facilitar dicho crecimiento al ampliar horizontes en nuevos mercados, nuevos clientes o con nuevos productos antes inaccesibles o inexistentes. Solo hace falta voluntad y dedicación. O lo hacemos nosotros y colonizamos de nuevo el mundo o nos colonizarán otros. No hay más opciones.