Skip to main content Skip to Footer

ÚLTIMAS PUBLICACIONES


La Salud Digital es un camino de baldosas amarillas

Por Pablo Sánchez Cassinello, Managing Director de Accenture, en iSanidad
Por Pablo Sánchez Cassinello, Managing Director de Accenture. Publicado el 26 de octubre de 2016 en  iSanidad.

En el libro 100 perspectivas para mejorar el futuro del Sector Salud, resultado del I Foro de la Fundación Economía y Salud, se subraya que la Inversión en Salud es una de las principales palancas para el desarrollo social y económico de cualquier país. Sin embargo, y sin entrar a valorar los motivos, existe la percepción de que la inversión en Salud desde las Administraciones Públicas no es suficiente. ¿Responde esta percepción a la realidad? ¿No es la Salud, junto a la Educación, uno de los sectores más atractivos para impulsar el crecimiento y desarrollo de la sociedad? ¿Qué impide o limita la inversión en Salud? ¿Qué soluciones se proponen? 

Si analizamos las principales barreras a la inversión en Salud que se identificaron en el Foro (dificultades para medir la rentabilidad de la inversión, limitaciones a la colaboración público – privada, restricciones presupuestarias y de gestión, contexto político y modelo de competencias), podemos concluir que independientemente de si la inversión es suficiente o no, es necesario llevar a cabo modificaciones en la gestión (en la forma y en el fondo) que de dichas inversiones en Salud realiza la Administración. Transformación que se antoja, cuando menos, difícil de ser llevada a cabo en el corto plazo. ¿O no?

No son pocos los que defienden que la naturaleza de la Administración Pública en España, hace imposible que esta transformación se produzca o al menos llegue a producirse al ritmo que demanda la sociedad y que requieren las oportunidades que aguardan en la lista de espera. Por tanto, la pregunta es obligada: ¿Es posible esta transformación? La respuesta es y deber ser SÍ.

Falta encontrar el camino de baldosas amarillas… 
¿Y si fuera la Salud Digital? ¿Puede ser la transformación digital de la Salud y de la Administración Pública el catalizador necesario para el cambio? ¿Puede la Salud Digital minimizar las barreras y acelerar la inversión? Desde Accenture creemos firmemente que SÍ, porque la transformación digital de la Salud difuminará o eliminará, por la vía de los hechos, las barreras que a día de hoy se consideran insalvables.

¿Cómo? En el Technology Vision 2016 publicado por Accenture se avanzan los pilares y las tendencias que permiten desde hoy mismo acelerar la transformación necesaria, y que tienen como denominador común su orientación a la persona (ciudadano o paciente). Su aplicación a la Salud Digital permite mostrar soluciones a corto plazo para muchas de las barreras mencionadas anteriormente. Algunos ejemplos:

  • Frente a la dificultad para la valoración y para la determinación de la rentabilidad en términos de salud o de servicio de determinadas inversiones: Modelos de evaluación que midan los resultados en salud a través de técnicas analíticas basadas en Big Data, y modelos predictivos orientados a valorar la idoneidad de nuevos modelos de gestión, nuevos tratamientos, nuevos medicamentos y nuevas tecnologías. ¿Por qué no invertir allí donde la probabilidad de éxito (mejores resultados en Salud) sea mayor?
  • Frente a las restricciones presupuestarias y de gestión, y frente al retorno de la inversión mal enfocado / utilizado: Plataformas y soluciones digitales abiertas y escalables (start small, think big), que permiten probar nuevos enfoques y modelos de gestión minimizando la inversión, y facilitan evaluar el retorno de la misma en el corto plazo. ¿Por qué no invertir sin comprometer presupuestos a largo plazo?

  • Frente a la falta de utilización de los recursos socio-sanitarios y falta de un marco claro y estable para las inversiones en servicios sociales, y frente al contexto político y modelo de competencias en sanidad: Herramientas de gestión de pacientes y gestión de procesos, que independientemente del modelo competencial, garantizan la coordinación entre niveles asistenciales y Administraciones Públicas. ¿Por qué no invertir en la coordinación sin necesidad de esperar a que cambien las estructuras?

Bajo este enfoque, la Salud Digital no sólo ayuda a salvar las barreras mencionadas, sino que se transforma en una estrategia más para facilitar la inversión, además de ser el vehículo más transparente, eficiente y rápido para poner en marcha varias de las estrategias identificadas en el Foro. Con la irrupción (una vez más) de la Salud Digital, las barreras ya no son excusa.