Skip to main content Skip to Footer

ÚLTIMAS PUBLICACIONES


Be Disruptive

La mejor defensa de nuestra diferenciación

Javier Cortina, managing director de Accenture. Publicado el 1 de septiembre en Empresa XXI.

Innovar sobre lo que hacemos y cómo lo hacemos. Cada revolución industrial ha traído consigo cambios que han implicado una ruptura relevante con el ’status quo’ establecido. La revolución digital que hoy experimentamos no se queda atrás en el impacto y la dimensión de estos cambios.

El negocio minorista -con ritmos de crecimiento del comercio electrónico cercanos al 25% en España y al 15% en paises como EEUU- es ejemplo de ello. El cambio no es ajeno a ningún sector en particular y debemos pensar en él desde una perspectiva de ruptura con los procesos y servicios que hoy desarrollamos.

Sin necesidad de ser una obsesión, no está de más preguntarse hoy cómo será nuestro mañana y cómo el potencial de las nuevas tecnologías y la revolución digital va a impactar en nuestro modelo de negocio. Plantearse si debemos mantener el rol de fabricantes, distribuidores o qué servicios adicionales podemos facilitar o convendria abandonar. Considerar qué información capturamos de nuestros clientes y proveedores y cómo la utilizamos para no solo ​mejorar nuestro negocio, sino para hacerlo evolucionar convirtiendo en oportunidades de mayor dfferenciación lo que de otra manera podría ser una seria amenaza. Enfrentarse a la digitalización de nuestros procesos, más allá de nuestro propio modelo de negocio, con una mentalidad disruptiva nos permitirá poder anticipar mejor las oportunidades de este cambio de paradigma.

La mayoría de las empresas de nuestro entorno cuentan ya con sistemas integrados que facilitan una columna vertebral de información sobre la que desarrollar este salto a la digitalización. La integración de procesos transaccionales e industriales (’IT/OT’), nuevas tecnologías, almacenamiento y proceso ráipido de información o acceso a la movilidad son -entre otras- las herramientas sobre las que construir nuevas formas de diferenciarnos.

Pero por encima de ellas es necesario aceptar posibles escenarios de ruptura con lo que ha sido hasta ahora la base de nuestro éxito. Debemos imaginar cómo va a ser nuestro entorno en distintos horizontes temporales y qué papel puede tener la nueva revolución industrial en cada caso particular para luego actuar en consecuencia.​