Skip to main content Skip to Footer

Resolver el rompecabezas: Cómo añadir valor a partir de las transacciones

¿Cómo pueden las grandes empresas reducir los costes de transacción mientras los bancos generan nuevas fuentes de ingresos?​

Una carrera de éxito

Accenture ha colaborado con muchos de los principales bancos y empresas en el rediseño y la transformación de sus cadenas de valor de pagos para adaptarlas al entorno de la SEPA, al tiempo que lograban una mayor eficiencia y eficacia. Nuestra base de clientes y nuestra experiencia en ambos lados de la relación banco-empresa indican que estamos en una posición única y cualificada para ayudar a las entidades financieras y compañías de todos los sectores a reinventar los pagos de una manera que les permita hacer realidad los beneficios que hemos puesto de relieve, ofreciendo apoyo, por tanto, a sus estrategias de alto rendimiento.

Análisis

La SEPA (Single European Payments Area) se está incorporando rápidamente a la agenda de empresas y servicios públicos, que afrontan el trastorno de cambiar los sistemas de pagos nacionales para que cumplan los requisitos de la SEPA. En Accenture creemos que un óptimo encauzamiento a la SEPA permitiría aprovechar este trastorno, creando beneficios tanto a las empresas como a las entidades financieras, permitiendo simultáneamente que las empresas reduzcan costes de operaciones y los bancos generen nuevos ingresos.

Claves

Tras haber implementado las capacidades e infraestructuras necesarias, las entidades financieras han alcanzado una posición pública de cumplimiento de los requisitos de la SEPA. Sin embargo, se enfrentan a un doble desafío: la necesidad de invertir en nuevas soluciones para la SEPA en un plazo de uno o dos años; y la presión a la baja que sufren sus ingresos por transacciones, en parte debido al impacto de la SEPA y de la Directiva sobre servicios de pago.

Por su parte, las empresas multinacionales, que ya estaban invirtiendo en capacidades tales como factorías de pagos y conectividad a la red SWIFT, ahora tienen la oportunidad de aumentar los beneficios de estas inversiones incorporando la SEPA a esas capacidades.

Sin embargo, es necesario que haya una argumentación de negocio para justificar la inversión adicional, lo cual no es siempre evidente.

Así, la pregunta clave es ¿se puede utilizar la SEPA para ayudar a crear un nuevo conjunto de dinámicas de mercado, en el que las empresas puedan reducir sus costes de explotación, mientras que las entidades financieras obtienen nuevas fuentes de ingresos que reemplacen la pérdida de comisiones por pagos? En Accenture entendemos que sí hay un camino que puede satisfacer las necesidades tanto de las entidades financieras como de las empresas y que, al mismo tiempo, respalda la migración del mercado hacia la SEPA.