Skip to main content Skip to Footer

ÚLTIMAS PUBLICACIONES


La industria de gestión de activos en España. Cambio y evolución

Este estudio explora los requisitos claves y tendencias a las que se enfrenta el sector en España, en un contexto de evolución global de la industria.

Presentación

El año 2012 parece que va a ser tan desafiante como 2011, con numerosas incógnitas abiertas acerca de las perspectivas de los mercados y el futuro de la economía global. Será más difícil que nunca tomar decisiones que logren un equilibrio entre oportunidad y riesgo, tanto en el corto plazo como en el largo plazo. La comprensión de las cuestiones que afectan al mercado en su conjunto, será fundamental para el éxito de las decisiones en el próximo año. Las estrategias deberán basarse en el desarrollo de una visión amplia, contemplando distintos escenarios, y atendiendo tanto a mercados, evolución macroeconómica y factores específicos de la industria.

Las turbulencias de los mercados a nivel global, han afectado de forma notable la reputación y las cuentas de resultados de la industria, coincidiendo con un movimiento generalizado de flujos desde los productos más rentables hacia los de mayor liquidez.

Claves

El mercado de gestión de activos español se enfrenta al doble reto de basar el crecimiento y el proceso de transformación, en una época de incertidumbre financiera dentro de la zona euro y a nivel global.

A medida que evolucionan los distintos modelos del sector, las compañías de gestión de activos deben trabajar en la distribución de productos que estén totalmente alineados con las expectativas de sus clientes, respaldado por tecnología que garantice la futura generación de los productos adecuados y el acceso a canales de distribución eficientes.

A raíz de la crisis financiera global, los inversores son cada vez más conscientes de los riesgos inherentes a las inversiones, debiendo las gestoras abordar este aspecto en su enfoque de creación de productos y servicios, y manteniendo a la vez el esfuerzo en innovación y acceso a nuevos mercados y fuentes de ingresos.

Las lecciones aprendidas de la crisis ejercerán una presión creciente sobre las compañías de gestión de activos en el desarrollo e implementación de infraestructuras de gestión de riesgos, que pueden a su vez suponer un incremento del gasto en IT.

Como consecuencia del periodo de transformación actual, asistiremos en los próximos años a nuevos modelos de organización, que logren potenciar su negocio principal y beneficiarse al mismo tiempo de la externalización de los procesos en los que, gracias a ella, se pueda lograr mayor eficiencia.

Conclusiones

El sector financiero español está sufriendo una importante evolución y restructuración. El número total de los fondos de inversión se ha reducido en los últimos tres años un 20% y el mercado está viviendo un creciente número de fusiones y adquisiciones.

La diferenciación, a través de la especialización, es esencial para la reactivación de la industria española de fondos de inversión. Las gestoras deberán centrarse no sólo en la gestión y distribución de productos estandarizados, sino también en la inclusión de productos que contribuyan realmente generando valor añadido.

La demanda de mayor transparencia por parte de los inversores está teniendo un gran impacto en el mercado español. La crisis financiera mundial y algunos de los errores derivados de la gestión de riesgo, están impulsando los requisitos para incrementar la transparencia y proporcionar una mayor claridad en los procesos de inversión e información.

La mejora en la capacidad tecnológica de los gestores será un factor clave de éxito en España. Una sólida base tecnológica es cada vez más importante y ayudará a que las gestoras puedan adaptarse a las nuevas normativas, cambios en modelos de negocio y en la distribución de productos. La tecnología también permitirá a las entidades proporcionar información clara y precisa, con el fin de ofrecer una mayor transparencia a los clientes y en última instancia, ayudar a restaurar.