Skip to main content Skip to Footer

ÚLTIMAS PUBLICACIONES


Una Administración ligera para la empresa del siglo XXI

Este informe de CEIM, Accenture y Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, analiza la realidad empresarial madrileña y propone medidas para impulsar la economía y el empleo.

Presentación

El Informe “Una Administración ligera para la empresa del siglo XXI” elaborado por CEIM, con la colaboración de Accenture y Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, analiza la realidad empresarial madrileña y propone un programa de medidas para impulsar la economía y el empleo de la región y hacer de la Comunidad de Madrid la región europea de mayor dinamismo empresarial en 2015.

Análisis

En el estudio se han analizado casos concretos de trabas existentes para los empresarios madrileños; en definitiva obstáculos para el desarrollo de su actividad. Principalmente se han identificado tres grandes áreas de mejora: la excesiva regulación a la que tienen que acogerse, la falta de armonización entre los distintos cuerpos legales de las Administraciones (europea, estatal, autonómica y municipal) y la rígida orientación al trámite que las Administraciones adoptan para la gestión de sus expedientes.

Recomendaciones
Fruto de las entrevistas realizadas a numerosos empresarios madrileños de distintos sectores económicos, se propone:

  1. Un completo listado de reformas organizativas y legales para el ejercicio de la actividad empresarial y la difusión del emprendimiento entre la población.

  2. La elaboración de un Pacto de Armonización entre la Comunidad de Madrid y los municipios madrileños para la elaboración de un modelo único de gestión de licencias urbanísticas municipales, uno de los principales escollos a los que se enfrentan los emprendedores.

  3. La instauración del Sello “Business Friendly” para la gestión pública de calidad por los empresarios a los municipios madrileños que desarrollen buenas prácticas facilitadoras de la instalación y el desarrollo de la actividad empresarial en su territorio.

  4. Una transformación desde la visión tradicional departamental de la Administración a una visión por procesos donde las empresas tengan asignado un gestor personal en la Administración para la facilitación de sus comunicaciones y donde los empleados públicos obtengan una recompensa por el adecuado acompañamiento empresarial.