Skip to main content Skip to Footer

ÚLTIMAS PUBLICACIONES


IoT y servicios con vida

José Luis Sancho, managing director de Accenture Digital. Publicado el 20 de octubre en Expansión

Cuando analizamos las iniciativas digitales que se intentan desarrollar en nuestro país, vemos que existe un problema de escala, es decir, en un mercado de cientos de millones de clientes, un proyecto local no consigue la masa crítica suficiente para competir. De esta manera las mejores experiencias ganan, da igual de donde vengan, fundamentalmente de gigantes globales –como Google, Whatsapp, Paypal- que sirven eficientemente y escalan exponencialmente. Conseguir esa escala en España es un reto que debemos afrontar para resultar competitivos.

Si queremos que el futuro digital arranque definitivamente hay que desarrollar entre todas las empresas de todos los sectores un ecosistema verdaderamente digital donde las universidades, emprendedores e inversores tengan un papel más relevante. Mucho más si nos asomamos a lo que nosotros denominamos "Living Services" o la siguiente ola de transformación digital – la digitalización de todo aquello donde las empresas utilizarán sensores conectados en el Internet de las Cosas y analítica avanzada de datos para crear servicios que cobren vida - ya que el nombre de Internet of Things se queda corto cuando vemos la magnitud del cambio. Para el año 2.020 se prevé que más de 20.000 millones de dispositivos de todo tipo estén conectados, comparados a los 7.000 millones de teléfonos móviles actuales, da idea de la magnitud del cambio que estos nuevos servicios tendrán en nuestras vidas.

Estos Living Services se centrarán en las personas, aprendiendo de nuestros hábitos, gustos, disgustos y estado de ánimo en cada momento para, conjuntamente con nuestra localización y según la actividad que estemos realizando -en tiempo real y apoyándose en la analítica- crear servicios verdaderamente particularizados a las necesidades cambiantes e individuales de cada usuario. Transformarán la manera en que los negocios interactúan con los consumidores y la manera en que vivimos nuestras vidas. Se envolverán alrededor de las cosas que hacemos diariamente y nos hablarán, nos conocerán, nos divertirán, nos ayudarán y nos protegerán. Serán altamente sofisticados y capaces de aprender y evolucionar en tiempo real, casi, casi como si tuvieran vida propia.

Algo que estamos viviendo ya en servicios que parecen respirar "vida". Por ejemplo, Beats Music que, aplicando inteligencia artificial, ofrece servicios que generan playlists de música en función del estado del ánimo, ubicación y tipo de actividad del consumidor. En el ámbito de la salud ya hay lentes de contacto que detectan bajada de azúcar en enfermos de diabetes a partir del análisis en tiempo real del líquido ocular, y en el sector de la educación ya se ven libros capaces de personalizar dinámicamente el contenido en función del uso y avance del alumno.

Todo esto tiene un gran impacto para las empresas en cuanto al diseño de los servicios, donde primarán la creatividad, la conectividad y la agilidad. Digital ya no significa añadir webs o apps a productos tradicionales, los cambios afectan a cómo se diseñan los productos creando grandes retos para las empresas.