Skip to main content Skip to Footer

NOTAS DE PRENSA


Los usuarios dispuestos a pagar en el transporte público si pudieran utilizar más tecnologias, según un informe de Accenture

Se prevén fuertes incrementos en el uso de smartphones, viajes sin billete de papel y redes sociales.

Descripción

  • Se prevén fuertes incrementos en el uso de smartphones, viajes sin billete de papel y redes sociales

  • Poder viajar sin billete de papel, un solo billete para todos los transportes y poderlo adquirir vía móvil los deseos más compartidos por los usuarios de nueve ciudades de siete países

  • El 90% de los usuarios de transporte público en Barcelona -el mayor porcentaje entre todos los encuestados- dispuesto a adoptar un sistema sin billetes físicos si existiera la posibilidad de compra a distancia

  • Los barceloneses consideran que el transporte público sería más fácil de usar si fuera puntual y sin colas

Barcelona 21 de Mayo 2013 – Tres cuartas partes de los usuarios (75%) de transporte público de algunas de las principales ciudades del mundo creen que los billetes electrónicos facilitarían los desplazamientos y el 92% piensa que la posibilidad de viajar sin billete de papel sería muy interesante, según un nuevo estudio de Accenture.

El 90% de la muestra -4.500 viajeros de 9 ciudades de Alemania, Brasil, Corea, España, Estados Unidos, Francia y Reino Unido- no sólo utiliza habitualmente el transporte público sino que estaría dispuesta a pagar más por mejoras tecnológicas. El 52% pagaría al menos un 10% más por trayecto si el precio incluyera mejoras tecnológicas, como la posibilidad de usar un smartphone como billete, una aplicación de la empresa de transportes o ir sin billete de papel.

Cuando se habla del interés de viajar sin billete físico, el 88% de la muestra lo razona desde el punto de vista del ahorro de tiempo. El estudio también indica que el 93% de los encuestados quiere un solo billete para usarlo en diferentes medios de transporte. Es más, el 66% asegura que utilizaría esta opción todos los días si estuviera disponible en su ciudad. El 76% de los usuarios piensa que un sistema sin billetes de papel animaría a los conductores a aparcar el coche y empezar a usar el transporte público.

Más tecnología y redes sociales

Los usuarios no sólo quieren tecnologías más avanzadas y mejor integradas en las infraestructuras de transportes, sino que también desean que las compañías de transporte sean más accesibles y se comuniquen con ellos a través de las redes sociales:

  • Menos del 25% recibe información de las empresas de transporte público a diario a través de las redes sociales. Sin embargo, más del 90% estaría interesado en usar las redes sociales para conocer precios y descuentos, así como para recibir información sobre retrasos, avisos, cambios de horario y nuevas tecnologías.

  • Uno de cada tres encuestados cree que en 2013 utilizará un dispositivo móvil para comprar billetes de transporte y un 78% en 2014. El 66% no cree que actualmente exista la posibilidad de hacerlo a través de un smartphone.

  • Hay poca diferencia entre grupos de edad en lo que se refiere al uso de redes sociales: El 63% de los mayores de 65 años sigue o tiene previsto seguir a empresas de transporte público en Facebook y el 42% en Twitter. El mismo grupo de edad muestra interés también por recibir avisos en las redes sociales. En cualquier caso, solo la mitad de ellos reciben comunicados vía redes sociales diaria o semanalmente.

“La tecnología ofrece enormes posibilidades de flexibilidad, algo que las empresas de transporte no pueden permitirse el lujo de ignorar”, según Miguel Angel García Díez, managing director de Accenture. “Los usuarios esperan que el precio, la evolución tecnológica y la demanda acaben por eliminar los billetes físicos. Las empresas de transporte deben aprovechar esta oportunidad para adelantarse a sus competidores”

Además de innovar en tecnología y comunicación, los ciudadanos consideran que aún se podrían mejorar muchas otras cosas: El 84% opinó que reducir las colas sería la mejora más importante, seguida por el autoservicio en la compra del billete (82%) y la disponibilidad de compra 24 horas al día (81%).

El interés por los viajes sin billete de papel y por las mejoras tecnológicas del sector es común a todos los consumidores, aunque la encuesta también ha identificado algunas diferencias locales:

  • São Paulo: El 92% de los encuestados cree que la idea de viajar sin billete físico es interesante, aunque los residentes en São Paulo son los más preocupados (93%) por la posibilidad de que eso hiciera más fácil el robo de billetes. Sólo el 14% de los encuestados piensa que puede usar su smartphone para pagar el transporte público y sus prioridades son la comodidad y el ahorro de tiempo en los desplazamientos. El autoservicio de billetes es una opción muy popular en la ciudad, ya que el 91% de los consumidores cree que sería la mejora más importante que se podría introducir en el actual sistema.

  • Los Ángeles: Junto a los residentes de Nueva York, los de Los Ángeles son los que hacen un mayor uso de medios digitales entre todos los encuestados. Las tres cuartas partes (75%) siguen o tienen previsto seguir a empresas de transporte público en las redes sociales. Sin embargo, sólo el 20% recibe a diario información de una empresa de transporte público a través de redes sociales. Por otro lado, los residentes en Los Ángeles son los más interesados (61%) en adoptar un sistema de viajes sin billete si resultara beneficioso para el medio ambiente.

  • Nueva York: Como ocurre en Los Ángeles, el 75% de los neoyorquinos sigue o tiene previsto seguir a empresas de transporte público en las redes sociales, pero apenas el 20% de ellos recibe a diario información de una empresa de transporte público a través de estos canales. Sólo el 44% de los residentes en Nueva York estaría interesado en adoptar un sistema de viajes sin billete por razones medioambientales. Las colas son la máxima preocupación de los neoyorquinos: casi todos ellos (93%) consideran que reducir las colas sería la mejora más importante que se podría introducir en el actual sistema.

  • Seúl: El 30% de los encuestados cree que tiene la posibilidad de usar su smartphone para pagar el transporte público y el 88% piensa que viajar sin billete físico es una posibilidad interesante. Además, el 82% asegura que, si existiera un billete válido para distintos medios de transporte, lo usaría a diario.

  • Washington D.C.: Casi tres cuartas partes (71%) de los encuestados, más que en cualquier otra ciudad, reciben información diaria o semanal de empresas de transporte público a través de redes sociales, mientras que más del 50% sigue o tiene previsto seguir a empresas de transporte público en Facebook y Twitter. A diferencia de lo que ocurre en Nueva York (59%) y Los Ángeles (60%), sólo el 36% de los encuestados en Washington cree que tiene la posibilidad de usar su teléfono/smartphone para pagar el transporte público. Sin embargo, el 87% considera que el transporte público sería más fácil de usar si se eliminaran las colas y el 67% cree que, en menos de dos años, comprará la mayor parte de sus billetes con su teléfono móvil/smartphone. El 79% de los encuestados considera que un sistema sin billetes animaría a algunos conductores a empezar a usar el transporte público.

  • Berlín: Los usuarios del transporte público en Berlín dan mucha más importancia a las nuevas tecnologías de informática y comunicaciones. Casi todos los encuestados (92%, más que en cualquier otra ciudad) aseguran que estarían dispuestos a adoptar un sistema sin billetes físicos si se eliminaran los problemas de seguridad. El 44% (casi el doble que en otras ciudades) considera que la obtención de crédito para futuros billetes sería un buen incentivo para cambiar sus hábitos de transporte.

  • París: Aunque no se sienten tan atraídos por las novedades tecnológicas y la comunicación por redes sociales, los parisinos están interesados en un sistema de transporte sin billetes físicos y con billete único. Casi todos los encuestados (95%) expresaron su interés por el billete único, aunque consideran que el éxito de un sistema sin billetes físicos dependerá fundamentalmente de los precios, la legislación y la normativa. Los parisinos ocupan el primer lugar entre quienes mencionan la puntualidad como la mejora más importante que se podría introducir en el actual sistema (90%), mientras que otro 84% de los consumidores desearía un servicio de 24 horas.

  • Barcelona: El 90% de los usuarios de transporte público en Barcelona (el mayor porcentaje entre todos los encuestados) estaría dispuesto a adoptar un sistema sin billetes físicos si existiera la posibilidad de compra a distancia. Los barceloneses consideran que el transporte público sería más fácil de usar si fuera puntual y no hubiera colas.

  • Londres: La puntualidad (83%) es la mejora más importante que introducirían en el actual sistema. Poco más de la mitad de los encuestados (54%) usaría Facebook o Twitter para informarse sobre retrasos, aunque el 63% expresaría su opinión como cliente vía redes sociales. Para el 74% viajar sin billete de papel sería interesante y un 88% muestra su deseo de poder comprarlos los billetes a bordo usando la red wifi del tren.

Coleman Parkes Research realizó la encuesta en nombre de Accenture en septiembre de 2012 y enero de 2013 en varios idiomas. Los mercados cubiertos por la encuesta fueron Alemania, Brasil, Corea, España, Estados Unidos, Francia y Reino Unido. Se mantuvieron entrevistas con 4.500 personas, todas ellas de más de 18 años. Los medios de transporte considerados fueron el metro, el taxi, el barco, el coche, el tren, el tranvía y el autobús.

Accenture es una compañía global de consultoría de gestión, servicios tecnológicos y outsourcing con 259.000 profesionales que prestan servicio a clientes en más de 120 países. Combinando una experiencia sin precedentes y completas capacidades a lo largo de todos los sectores y funciones de negocio, así como una extensa labor de investigación en las compañías de más éxito del mundo, Accenture colabora con los clientes para ayudarles a convertirse en negocios y gobiernos de alto rendimiento. La compañía generó una facturación neta de 27.900 millones de dólares en el ejercicio fiscal cerrado a 31 de agosto de 2012. La dirección de Accenture en Internet es www.accenture.es.

Más información: José Luis Sánchez