Skip to main content Skip to Footer

NOTAS DE PRENSA


Los consumidores dispuestos a pagar un 10% más por un vehículo conectado


  • Accenture prevé que para 2025 todos los coches que se vendan sean vehículos conectados.
  • Entre las funcionalidades más deseadas está el eCall, señal de ayuda automática que el vehículo envía al centro de emergencias en caso de situación de peligro.

Madrid,  4 de mayo 2016- Los conductores están dispuestos a pagar más a la hora de comprar un coche, si éste incluye los servicios de conectividad que quieren. En concreto, el 71% pagaría un 10% más por servicios de información y entretenimiento adaptados a sus necesidades. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio elaborado por Accenture en Alemania, China y Estados Unidos sobre el uso actual y futuro de soluciones de conectividad del automóvil, incluyendo servicios de entretenimiento, información, servicios remotos y de apoyo al conductor.

El informe señala las funcionalidades preferidas y que incluyen los servicios remotos como eCall –envío automático de señal de ayuda-, y bCall, un sistema que alerta al servicio de reparación de vehículos en caso de avería. El 63% de los consumidores está interesado en el servicio de eCall y el 41% pagaría por él.

Además, el estudio detecta un alto interés por servicios de diagnóstico remoto y de localización. El 75% de los conductores está interesado en recibir informes del estado del vehículo, y el 71% consideraría usar informes de gestión del ciclo de vida del vehículo, con el 43% de los conductores dispuestos a pagar más por ello. En cuanto a servicios de localización, más de la mitad (55%) desean aplicaciones como el seguimiento y recuperación de vehículos robados, sistemas de navegación y sistemas de localización de automóviles estacionados, y casi un tercio (29%) estaría dispuesto a pagar por estos servicios.

“Los consumidores están cada vez más dispuestos a adquirir por separado las características del vehículo que más les interesen, ofreciendo a los fabricantes la oportunidad de aumentar los ingresos y conseguir una relación con sus clientes más allá de la transacción puntual”, afirma Joan Cavallé, managing director de Automoción de Accenture. “Creemos que la demanda de funcionalidades adicionales, que van desde sistemas de seguridad y servicios remotos, hasta tecnologías de asistencia para aparcar, aumentará en los próximos años”.

Demanda futura

Accenture prevé que para 2015 todos los coches que se vendan serán vehículos conectados. El estudio revela que es probable que aumente este interés de los consumidores por las tecnologías de conectividad en el automóvil. En este sentido, casi tres cuartas partes de los encuestados afirma que es muy probable que empiecen a usar la función eCall en el futuro. En cuanto al futuro uso del diagnóstico remoto, el 75% y 71% espera utilizar los servicios de estado y gestión del ciclo de vida del vehículo, respectivamente. Asimismo, también se prevé un aumento del interés por los servicios de localización, con un 78% de los encuestados interesados en usar en el futuro el sistema de recuperación y seguimiento de vehículos, el 71% en aplicaciones como el localizador remoto de coches estacionados, y un poco menos de dos tercios, el 59%, en el uso de sistemas de navegación de alta calidad en el futuro.

Por otro lado, el 35% de los conductores quiere servicios de conserjería, como respuestas de audio a preguntas sobre localización, con un 19% dispuesto a pagar más por ello. El 32% quiere la integración de servicios inteligentes para sus viviendas, que ofrecen la posibilidad de controlar dispositivos automatizados del hogar desde un vehículo conectado, con el 20% dispuesto a pagar más por ello. Además, el 38% estaría interesado en la reserva online de servicios, y el 13% pagaría más por tenerlo.

En relación a la forma de pago de estos servicios, casi la mitad (47%) de los conductores están dispuestos a realizar un pago por adelantado en el momento de la compra del vehículo, o a pagar por servicios de conectividad de forma regular. Igualmente, a más de un tercio (34%) le gustaría disponer de servicios básicos gratuitos que incluyan publicidad con la posibilidad de contratarlos después a una versión premium. Y el 32% consideraría pagar una tasa mensual por servicios en el vehículo a través de una tarjeta de crédito o cuenta de PayPal.

“El interés de los consumidores por gastar más en los extras que desean para el coche refuerza la creencia de Accenture de que estas tecnologías, y el concepto mismo del coche conectado, están redefiniendo la industria del automóvil”, afirma Cavallé. “Además, creemos que la disposición a pagar por estas aplicaciones del automóvil de forma independiente al precio de compra del vehículo supondrá una nueva fuente de ingresos para el sector, provocando un mayor desarrollo del mercado global del vehículo conectado”.

El estudio se ha elaborado a partir de 5.111 entrevistas a conductores de China, Alemania y Estados Unidos. Todos los conductores tenían más de 18 años, conducían de forma habitual y poseían un vehículo o planeaban adquirirlo en los próximos 6 ó 12 meses.

Accenture es una compañía global líder en servicios profesionales que ofrece una amplia gama de servicios y soluciones en estrategia, consultoría, digital, tecnología y operaciones. Combinando su gran experiencia y conocimientos especializados en más de 40 industrias y en todas las áreas de negocio -reforzada con la red de centros de desarrollo más extensa del mundo- Accenture trabaja en la intersección del negocio y la tecnología con el objetivo de ayudar a sus clientes a mejorar su rendimiento y crear un valor sostenible para sus accionistas. Con más de 373.000 profesionales que prestan servicio a clientes en más de 120 países, Accenture impulsa la innovación para mejorar la forma en la que el mundo vive y trabaja. Para saber más, visítanos en www.accenture.es

Contacto Accenture:
José Luis Sánchez
(+34 91 5966585/ 609047138)