Skip to main content Skip to Footer

NOTAS DE PRENSA


Los comercios y las compañías tecnológicas podrán obtener información bancaria sin intermediación del banco en enero de 2018

  • La nueva directiva europea sobre servicios de pago revisada (PSD2) obligará a los bancos a permitir a terceras empresas el acceso a información de cuentas de pago e iniciar pagos en cuentas bancarias

     

  • El 74% de los grandes comercios planea acceder a la información financiera de los clientes - siempre que éstos acepten compartir dicha información- para adaptar sus productos

 

Madrid, 27 de diciembre de 2017 – Los grandes comercios y las compañías tecnológicas podrán convertirse en protagonistas de las transacciones financieras cotidianas una vez que la directiva europea sobre servicios de pago revisada, conocida por sus siglas en inglés PSD2, entre en vigor el próximo mes de enero. Esta es una de las principales conclusiones que se desprenden del último informe de Open Banking elaborado por Accenture.

La apertura de las redes de los bancos a terceros, conocida popularmente como “Open Banking”, permitirá a los consumidores transferir fondos, comparar productos y administrar sus cuentas fuera del entorno bancario. Adicionalmente, Open Banking ayudará a la banca a llegar a nuevos clientes al permitirles ofrecer productos financieros plug-and-play a través de terceros -como comercios y compañías financieras tecnológicas (fintech)-. Por su parte, los comercios podrán acceder a la información de las cuentas de pago e iniciar pagos en cuentas bancarias sin la necesidad de un intermediario; siempre que el cliente acepte compartir dicha información.

Esta nueva regulación -con un alto impacto tecnológico- obligará a los bancos a permitir a terceras empresas el acceso a los servicios de pago de los consumidores en un entorno regulado y seguro, con el previo consentimiento del consumidor. El objetivo es aumentar la competencia, la innovación y la transparencia en el mercado de pagos europeo, al tiempo mejorar la seguridad de los pagos en Internet y el acceso a las cuentas.

Para elaborar el informe, Accenture ha encuestado a cerca de 80 ejecutivos del área de pagos de grandes comercios y banca en Europa, con el objetivo de determinar cómo se adaptarán a esta nueva regulación. Según el informe, cerca de un tercio de los comercios se podrán conectar directamente a los bancos para obtener información del consumidor e iniciar pagos antes de la fecha límite del PSD2 de enero de 2018, para lo que los bancos deben brindar acceso a terceros proveedores, y casi el 90% de los comercios podrán hacerlo para 2019.

“Si bien Open Banking permitirá a los grandes comercios y compañías tecnológicas ofrecer una mejor experiencia de pagos y reembolsos -al tiempo que reducir el fraude y las devoluciones- supondrá también una gran oportunidad para los bancos para reposicionar la cuenta bancaria en el corazón de los pagos, iniciando pagos en cuentas desde el propio comercio como método alternativo a la tarjeta de crédito ”, según Fernando Rufilanchas, managing director de Servicios Financieros de Accenture en España. Portugal e Israel. “Por su parte, los comercios tendrán que determinar si crear su propio instrumento de pago, como una aplicación de compras que combine pagos e e-commerce, o si prefieren asociarse con un intermediario capaz de desarrollar un instrumento universal conectado con los bancos”.

Las APIs y la experiencia del cliente

El Open Banking permitirá que los comercios y la banca trabajen conjuntamente sin la necesidad de intermediarios, como pasarelas de pago y adquirientes. Una de las formas en que los comercios accederán a los datos de los usuarios de banca en un entorno seguro y controlado será a través de las interfaces de programación de aplicaciones (API). Si bien las APIs permitirán a los comercios reducir o eliminar las tasas de transacción de las tarjetas, también posibilitarán que los bancos ofrezcan servicios adicionales, como préstamos en el punto de venta o verificación de identidad a través de terceros, aprovechando así la confianza de sus clientes por su tradicional buen hacer.

Los comercios planean usar las APIs para adaptar los productos (según el 74% de los encuestados); iniciar pagos directamente con los bancos para negociar mejores tarifas de transacción (53%); reducir el fraude (53%); y generar ofertas relevantes en el punto de venta y descuentos basados en los hábitos de consumo de los consumidores (51%). También esperan que Open Banking impulse la innovación en la tienda. Según los propios comercios, las APIs que pretenden introducir en sus canales de punto de venta (que permitirán a los consumidores acceder directamente a la información del comercio), son la visualización del saldo de la cuenta bancaria (67%), el inicio del pago (63%) y el historial de transacciones de la cuenta bancaria (60%).

"La regulación en Europa pretende lograr una mayor competencia para los bancos titulares procedente de fintechs y retailers, y por lo tanto un mayor número de opciones para los consumidores", ha añadido Alan McIntyre, senior managing director de Accenture y director de banca a nivel mundial. "La gran pregunta es si los consumidores estarán dispuestos a compartir sus datos financieros con compañías externas, algo que hasta el momento han dudado en hacer por cuestiones de privacidad y seguridad. Sin embargo, si los retailers utilizan sus programas de fidelización para incentivar a los clientes a iniciar pagos directamente a través de sus canales de venta, probablemente el primer impacto que sentirá la banca será la disminución de las transacciones con tarjetas de débito. Al mismo tiempo, si los retailers realmente quieren evolucionar la experiencia del consumidor en tienda, deberán agregar opciones innovadoras, como permitir que los clientes paguen automáticamente al salir del comercio usando la autenticación biométrica".

Accenture Research encuestó a 35 ejecutivos de pagos familiarizados con el Open Banking en grandes bancos de Europa (bancos cuyos ingresos superan los 5 mil millones de dólares en Reino Unido, España, Italia, Francia y Alemania; y cuyos ingresos superan los 3 mil millones de dólares en Bélgica, Dinamarca, Países Bajos y Suecia) para determinar su opinión y planes de implementación del Open Banking. Accenture Research también encuestó a 43 ejecutivos de pagos de grandes retailers (cuyos ingresos anuales superaban los 5 mil millones de dólares) en Europa familiarizados con el Open Banking para determinar si tienen intención de implementar APIs y cómo lo harían para participar en el Open Banking. Las encuestas en línea se llevaron a cabo del 8 al 28 de agosto de 2017.

Accenture es una compañía global líder en servicios profesionales que ofrece una amplia gama de servicios y soluciones en estrategia, consultoría, digital, tecnología y operaciones. Combinando su gran experiencia y conocimientos especializados en más de 40 industrias y en todas las áreas de negocio -reforzada con la red de centros de desarrollo más extensa del mundo- Accenture trabaja en la intersección del negocio y la tecnología con el objetivo de ayudar a sus clientes a mejorar su rendimiento y crear un valor sostenible para sus accionistas. Con más de 435.000 profesionales que prestan servicio a clientes en más de 120 países, Accenture impulsa la innovación para mejorar la forma en la que el mundo vive y trabaja. Para saber más, visítanos en www.accenture.es

 

Accenture


José Luis Sánchez
Correo electrónico a José Luis Sánchez. Esto abre una nueva ventana.609 04 71 38


Berta Díaz
Correo electrónico ao Berta Díaz. Esto abre una nueva ventana.691 33 88 89