Skip to main content Skip to Footer

NOTAS DE PRENSA


Crecimiento esperado del 5% al 10% anual hasta 2015

Descripción

Los directivos financieros prevén con leve optimismo una mejoría en las perspectivas de negocio pero, según Accenture, la incertidumbre de los mercados limita su capacidad para gestionar los resultados

Madrid, 29 de julio de 2013 – Los altos ejecutivos y los directores financieros comienzan a tener un moderado optimismo ante el aumento de ingresos pero rodeado de un escepticismo derivado de la incertidumbre en los mercados y de los efectos para predecir y gestionar los resultados, según se desprende del nuevo estudio global de Accenture titulado “Preparing for Growth” realizado a más de 1.200 directivos financieros de nueve países (España incluido).

El 61% de la muestra prevé un aumento de ingresos de al menos el 5% anual hasta 2015, mientras que el 25% espera que el crecimiento alcance hasta el 10% anual.

Cerca de la mitad (45%) ve las perspectivas de crecimiento de su empresa con más optimismo este año que el anterior, mientras que el 28% espera que se mantenga estable y el 27% restante se muestra menos optimista para este año. Aun así, se aprecian diferencias importantes según el país: el optimismo es mayor en Brasil e India (73% y 67% respectivamente), moderado en España y China (48% y 46%) y hay una percepción pesimista en Reino Unido (40% frente a 32%).

Más optimismo que le año pasado

Aunque, en general, el panorama es positivo, los directivos financieros identifican la incertidumbre económica, los precios de los artículos de consumo, la volatilidad y el cambio en las expectativas de los consumidores como los factores con mayor impacto en su capacidad de previsión de resultados para sus empresas. Además, el 82% cree que sólo cuenta con la mitad o menos de la información necesaria para predecir los resultados de su compañía.

“Aunque los directivos financieros se muestran optimistas ante las perspectivas de crecimiento, ese sentimiento se ve contrarrestado por su incapacidad de predecir los resultados, especialmente en un momento de grandes cambios económicos”, según Joan Sendra, Managing Director de Accenture. “Todas las organizaciones saldrían ganando si los directivos dispusieran de datos útiles para mejorar el proceso de toma de decisiones en estos tiempos de incertidumbre.”

Mientras deciden cuáles serán las inversiones de sus departamentos en los próximos dos o tres años, los ejecutivos financieros tienen como máxima prioridad reducir los costes y aumentar la productividad.

Prioridades para el futuro

Más concretamente, el 64% de la muestra afirma que invertiría en conocimiento y/o sistemas que facilitaran los procesos de planificación, elaboración de presupuestos y previsión. El 37% pretende incrementar su visibilidad sobre los ingresos y gastos, mientras que el 35% preferiría invertir en sistemas analíticos.

Ante la pregunta de qué harían con las reservas de efectivo, sólo el 23% se inclina por conservar el efectivo. La mayoría reinvertiría parte del efectivo en la empresa y/o en adquisiciones de fondos (79%). De hecho, el 60% de los ejecutivos opina que una combinación óptima de crecimiento orgánico y/o inorgánico sería el factor determinante para alcanzar las expectativas fijadas en este sentido durante este año.

Qué hacer con el efectivo

Aunque algunas empresas siempre optarán por conservar su efectivo, otras muchas conocen las desventajas de mantener grandes reservas. El riesgo más citado en el estudio es el de limitar la innovación y el desarrollo de nuevos productos (52%), seguido por el riesgo de desaprovechar oportunidades de crecimiento (49%). Los ejecutivos creen que conservar el efectivo también limita la ampliación de la cuota de mercado (46%), la expansión geográfica (42%) y el acceso a nuevos mercados (40%).

“En su búsqueda del crecimiento, los directores financieros comprenden la importancia de invertir bien el dinero, pero también necesitan aumentar la visibilidad de sus empresas para poder usar los recursos con total confianza”, según Joan Sendra.

“Teniendo en cuenta los elevados niveles de reservas de efectivo de las empresas, es evidente que los directores financieros que tengan acceso a información de calidad serán los mejor situados para hacer un buen uso de ese efectivo y generar rentabilidades más altas.”

www.accenture.com/CFO-Growth-Optimism.

Accenture es una compañía global de consultoría de gestión, servicios tecnológicos y outsourcing con 266.000 profesionales que prestan servicio a clientes en más de 120 países. Combinando una experiencia sin precedentes y completas capacidades a lo largo de todos los sectores y funciones de negocio, así como una extensa labor de investigación en las compañías de más éxito del mundo, Accenture colabora con los clientes para ayudarles a convertirse en negocios y gobiernos de alto rendimiento. La compañía obtuvo una facturación de 27.900 millones de dólares durante el ejercicio fiscal finalizado el 31 de agosto de 2012. www.accenture.com.

Más información:  José Luis Sánchez