Skip to main content Skip to Footer

NOTAS DE PRENSA


Accenture compra a BBVA su participación en Solium

Solium continuará prestando servicios de cloud híbrida a BBVA los próximos cinco años

Madrid, 20 de julio de 2015 – Accenture refuerza sus capacidades de cloud híbrida y mobility en Europa con la adquisición de la totalidad de Solium, una empresa de tecnología con sede en Madrid. Las condiciones de la operación no se han hecho públicas.

Accenture fundó en 2001 Solium como una joint venture junto con BBVA, entidad que hasta este momento de la venta poseía el 66,7% de la sociedad. Accenture ha adquirido ahora la participación de BBVA, por lo que pasa a ser propietaria en exclusiva de Solium. Como parte de la operación, Solium continuará prestando servicios de cloud híbrida a BBVA durante los próximos cinco años.

Solium ofrece conocimientos técnicos específicos que hacen posible adoptar un modelo de cloud como as a service, incluyendo experiencia en cloud híbrida y privada, tecnologías cloud para SAP HANA y gestión de infraestructuras de movilidad. Su base de clientes procede fundamentalmente del sector financiero en Europa y especialmente en España, aunque también trabaja con empresas de otros sectores como los de recursos naturales, consumo, comunicaciones y tecnología.

La incorporación de Solium permitirá a Accenture facilitar la transformación digital de sus clientes a través de la integración en la Plataforma Cloud de Accenture, la herramienta de gestión multicloud que acelera y simplifica el consumo, el delivery y la integración de servicios en el ecosistema cloud.

"Nuestros clientes saben muy bien que la tecnología cloud es un medio para alcanzar un fin, pero es un medio que les permite acelerar la innovación y crear capacidades de negocio totalmente nuevas", según Mark Beaton, senior managing director de Accenture para Servicios de infraestructuras en Europa, África, Oriente Medio y Latinoamérica. "Esta adquisición responde a nuestra visión Intelligent Business Cloud, que ofrece un marco para acelerar la adopción de un modelo de 'todo as a service" por parte de nuestros clientes."

La adquisición también reforzará las capacidades de Accenture en operaciones y optimización de infraestructuras, incluyendo la implementación y gestión de arquitecturas cloud, tecnologías de bases de datos como servicio, middleware y modelos de infraestructuras convergentes. Como resultado de la operación, 65 profesionales de Solium se incorporarán a Accenture y seguirán trabajando en las oficinas de la empresa en Madrid.

"Ante el elevado nivel de regulación en sectores como la banca, los seguros y las utilities, las empresas necesitan modelos de cloud e infraestructuras que sean seguros, que cumplan la normativa y que sirvan de base para crear una empresa digital 'as a service", según Manuel López Ordóñez, managing director de Accenture para Servicios de infraestructuras en España. "La incorporación de Solium a Accenture refuerza nuestras capacidades para ofrecer soluciones de cloud híbrida a clientes de empresa en estos sectores regulados."

Accenture es una compañía global de consultoría de gestión, servicios tecnológicos y outsourcing con más de 336.000 profesionales que prestan servicio a clientes en más de 120 países. Combinando una experiencia sin precedentes y completas capacidades a lo largo de todos los sectores y funciones de negocio, así como una extensa labor de investigación en las compañías de más éxito del mundo, Accenture colabora con los clientes para ayudarles a convertirse en negocios y gobiernos de alto rendimiento. La compañía obtuvo una facturación de 30.000 millones de dólares durante el ejercicio fiscal finalizado el 31 de agosto de 2014. www.accenture.es

PERSPECTIVAS DE FUTURO

Salvo por la información histórica y el análisis que aquí se incluyen, las previsiones del presente comunicado de prensa pueden constituir perspectivas de futuro con el significado de la Ley de reforma de litigios en materia de valores privados (Private Securities Litigation Reform Act) de 1995.

Las perspectivas de futuro se pueden identificar por el uso de expresiones tales como "puede que", "es posible que", "es probable que," "se prevé que," "se espera que", "cabe esperar que", "se cree que", "se estima que" y similares.

Estas previsiones contemplan una serie de riesgos, incertidumbres y otros factores capaces de suscitar una discrepancia significativa entre los resultados reales y los explícitos o implícitos. Entre ellos figuran, sin carácter limitativo, los siguientes riesgos: que la operación no aporte los beneficios previstos a la sociedad; que la volatilidad, el carácter negativo o la incertidumbre de las condiciones económicas y sus efectos para los negocios y los niveles de actividad comercial de sus clientes deterioren sus resultados de explotación; que, debido a que el negocio de la sociedad depende de generar y mantener una demanda constante y rentable de sus servicios y soluciones entre sus clientes, una reducción significativa de la misma pueda afectar de manera sustancial a sus resultados de explotación; que la incapacidad de la sociedad de mantener un equilibrio entre su oferta de habilidades y recursos, y la demanda del cliente en todo el mundo, así como de atraer y fidelizar profesionales con sólidas dotes de liderazgo pueda menoscabar seriamente sus actividades, su tasa de utilización de los profesionales y sus resultados de explotación; que la sociedad no sea capaz de competir con eficacia, dado que los mercados en los que opera se caracterizan por su naturaleza de competitividad máxima; que la sociedad pueda contraer responsabilidades o su reputación sea víctima del descrédito si no consiguiera proteger sus propios datos o los de sus clientes o sus sistemas de información conforme a lo exigido por ley o por contrato, o si sus sistemas de información sufrieran ataques; que sus resultados de explotación y su capacidad de crecimiento puedan resultar afectados si la sociedad no fuera capaz de adaptar y ampliar sus servicios y soluciones en respuesta a los constantes cambios tecnológicos y a la oferta de los nuevos operadores; que los resultados de explotación de la sociedad puedan registrar un grave deterioro si no es capaz de fijar un precio suficiente que le permita alcanzar sus expectativas de rentabilidad; que, si sus estimaciones de precios no realizan una previsión precisa de los costes, los riesgos y la complejidad que conlleva para la sociedad la ejecución de sus actividades o si los terceros de los que depende no cumplen sus compromisos, los contratos de la sociedad puedan experimentar carencias en términos de resultados y resultar poco rentables; que los resultados de explotación de la sociedad puedan verse afectados de forma negativa por las fluctuaciones desfavorables de los tipos de cambio; que su rentabilidad pueda padecer los estragos del fracaso de sus estrategias de gestión de costes y que la sociedad sea incapaz de optimizar su rentabilidad mediante la mejora de dicha gestión hasta el mismo punto que en ocasiones anteriores; que sus actividades puedan verse extremadamente perjudicadas si incurriera en responsabilidad jurídica; que sus proyectos con clientes del sector público le expongan a riesgos adicionales inherentes al entorno de la contratación pública; que la sociedad no consiga identificar, adquirir o integrar otros negocios o participar en uniones temporales de empresas; que, dado que la Red Global de Delivery de la sociedad se halla cada vez más concentrada en la India y Filipinas, pueda verse expuesta a riesgos de explotación; que los cambios en su nivel impositivo, así como las auditorías, las inspecciones y procedimientos fiscales o las modificaciones de su tratamiento como sociedad de derecho irlandés puedan mermar sus resultados de explotación y su situación financiera; que, debido a la diversidad geográfica de sus operaciones y a su estrategia de crecimiento que apuesta por continuar la expansión geográfica, la sociedad pueda ser más susceptible a determinados riesgos; que el hecho de que sus relaciones estratégicas o las operaciones de sus socios estratégicos pueden experimentar cambios o no llegar a ser exitosas pueda redundar en detrimento de los resultados de explotación de la sociedad; que los servicios o soluciones de la sociedad puedan vulnerar derechos de propiedad intelectual de terceros o que la sociedad pueda perder su capacidad de uso de propiedad intelectual ajena; que sus actividades puedan verse perjudicadas si la sociedad no puede proteger sus derechos de propiedad intelectual contra la vulneración o el uso no autorizado por parte de terceros; que la capacidad de la sociedad para captar y fidelizar negocios y empleados pueda estar ligada a su reputación en el mercado; que, puesto que numerosos contratos de la sociedad incluyen pagos por resultados que asocian parte de sus honorarios a la consecución de resultados o de objetivos comerciales y/o le exigen cumplir ciertos niveles de servicio concretos, se pueda acentuar el carácter variable de los ingresos de la sociedad y repercutir en sus márgenes; que, si no puede cobrar las deudas o los servicios no facturados, sus resultados de explotación, su situación financiera y sus flujos de efectivo puedan sufrir las consecuencias; que, si no consigue gestionar los retos organizativos asociados a su magnitud, pueda ser incapaz de lograr sus objetivos de negocio; que el precio de sus acciones y sus resultados de explotación puedan fluctuar y que sean difíciles de estimar; que, además, ambos parámetros puedan verse perjudicados si fuera incapaz de mantener controles internos eficaces; que cambios en las estimaciones y supuestos manejados por la sociedad para preparar sus informes financieros puedan repercutir de forma negativa en sus resultados; que la sociedad pueda ser objeto de críticas y publicidad negativa asociadas a su constitución en Irlanda; todo ello sumado a los riesgos, las incertidumbres y a los demás factores examinados en el apartado "Factores de riesgo" de la última presentación anual de Accenture plc del Modelo 10-K, junto con otros documentos depositados ante la Comisión del Mercado de Valores (Securities and Exchange Commission) o facilitados a la misma.

Las declaraciones incluidas en el presente comunicado de prensa son relevantes únicamente en la fecha en la que se formulan y Accenture no se compromete en modo alguno a actualizar las perspectivas de futuro difundidas en el mismo ni a adaptarlas en función de los resultados reales o de los cambios de sus expectativas.

José Luis Sánchez
Accenture España