Skip to main content Skip to Footer

ニュースリリース


Los beneficios de las redes inteligentes superarán las previsiones de la industria en un entorno cada vez más complejo y competitivo, según un estudio de Accenture

De acuerdo con una reciente encuesta realizada por Accenture a nivel mundial , más de dos tercios de los ejecutivos de las compañías eléctricas consideran que los beneficios derivados del despliegue de redes y contadores inteligentes (entre los que se encuentran la mejora del servicio al cliente, así como de la fiabilidad del suministro y la capacidad de respuesta en caso de apagones) superarán las previsiones iniciales de la industria.
  • Una inversión en capacidades de análisis de red permite lograr unos ahorros anuales de entre 40 y 70 dólares por contador en un escenario conservador

Madrid, 10 de diciembre de 2013 — De acuerdo con una reciente encuesta realizada por Accenture a nivel mundial , más de dos tercios de los ejecutivos de las compañías eléctricas consideran que los beneficios derivados del despliegue de redes y contadores inteligentes (entre los que se encuentran la mejora del servicio al cliente, así como de la fiabilidad del suministro y la capacidad de respuesta en caso de apagones) superarán las previsiones iniciales de la industria.

El 85% cree además que el entorno competitivo del sector cambiará en los próximos cinco años como consecuencia de la llegada de nuevos agentes vinculados, principalmente, a la prestación de servicios de eficiencia energética y “demand response”, la gestión de datos, y la generación distribuida.

De este estudio - realizado a 54 ejecutivos de 13 países - se desprende también que el 98% de las utilities representadas creen que las redes inteligentes son una extensión natural de los proyectos en curso de mejora de sus redes, confirmando que esta tecnología se ha convertido ya en una parte esencial de sus estrategias de inversión.

“Con el fin de proporcionar a los consumidores una energía segura, fiable y asequible, así como para acomodar las nuevas fuentes de producción y consumo, como coches eléctricos, paneles solares o instalaciones de almacenamiento de energía, las utilities necesitarán acometer en los próximos años importantes inversiones en infraestructuras y tecnologías de red,” según Valentín de Miguel, managing director de Accenture responsable de Utilities para España, Portugal, África e Israel. “Nuestro estudio señala en este sentido, que los ejecutivos esperan que las redes inteligentes permitan reducir los costes necesarios de mantenimiento y mejora de la red, pudiendo además aumentar al mismo tiempo su fiabilidad”.

Por otro lado, en relación a las inversiones en redes inteligentes, casi dos tercios de los ejecutivos encuestados indicaban que las vinculadas a “analytics” tendrán la máxima prioridad durante los próximos años. En el caso de los ejecutivos norteamericanos, este porcentaje se elevaba hasta el 75%.

En este sentido, investigaciones realizadas por Accenture indican que para una compañía americana tipo, una inversión para la mejora de las capacidades de análisis de su red permite lograr, en un escenario conservador, unos ahorros anuales de entre 40 y 70 dólares por contador. Estos estudios muestran además que el área de gestión de activos es la que presenta un mayor potencial de creación de valor asociado a “analytics”, seguida de la operación de red, la protección de ingresos y la gestión de caídas del suministro. Esta visión es compartida por los ejecutivos encuestados que señalan en un 96% de los casos la operación de red, y en un 92% la gestión de activos, como los dos tipos de inversión que crearán mayor valor a través de la mejora de las capacidades analíticas de sus empresas.

Para explotar los beneficios asociados a las redes inteligentes se requiere por otra parte dotar a la empresa de una visión integral de sus datos y sistemas, siendo necesario para ello la integración de las soluciones tradicionales de IT con las de operación de red (OT).

La convergencia de estos dos tipos de tecnología (OT-IT) resulta esencial ante una red cada vez más compleja, que requiere de una gestión activa con información en tiempo real del estado de la misma. Sin embargo, el estudio de Accenture muestra que la gran mayoría de las utilities no disponen de las capacidades necesarias para manejar este nivel de complejidad.

En este sentido, los encuestados señalan el acceso a los Recursos Humanos con las adecuadas competencias de IT como el factor más determinante para poder gestionar el creciente volumen de datos al que se enfrentan. Sin embargo, sólo el 25% ve a su empresa bien posicionada para atraer este tipo de talento. Y más del 80% considera además que sus capacidades analíticas actuales requieren de algún tipo de mejora – parcial o significativa.

Como puede observarse, el camino hacia las redes del futuro no está exento de obstáculos. Las nuevas tecnologías están creando nuevos retos y oportunidades, y los ejecutivos se encuentran cada vez más divididos en temas clave como si conllevarán nuevas fuentes de ingresos o bien canibalizarán el actual modelo de negocio. Muestra de ello es que, por ejemplo, el 43% de los entrevistados creen que la generación distribuida permitirá aumentar sus ingresos, el 43% que los reducirá, y un 14% considera que no tendrá ningún tipo de impacto. La opinión de Accenture, sin embargo, es que “las empresas líderes serán aquellas que logren aprovechar el potencial que ofrecen las redes inteligentes, adaptando sus modelos de negocio y apalancando las nuevas tecnologías para crear nuevas oportunidades de crecimiento”, como explicaba Valentín de Miguel.

El estudio de Accenture Digitally Enabled Grid se apoya en entrevistas con 54 ejecutivos de compañías eléctricas de 13 países. Todos los ejecutivos entrevistados tienen responsabilidades vinculadas con el desarrollo de redes inteligentes en sus empresas. Más de la mitad (55%) de los encuestados trabaja en compañías estadounidenses y canadienses, el 33% proviene de compañías europeas (Alemania, Italia, España, Francia, Reino Unido y Países Bajos), otro 6% procede de Brasil y Argentina y el 6% restante se reparte entre Singapur, Japón y Australia. Cerca de tres cuartas partes (70%) de los participantes representan a utilities verticalmente integradas. La empresa especializada en estudios de mercado Kadence fue la encargada de realizar las entrevistas, las cuales tuvieron lugar por vía telefónica entre abril y principios de septiembre de 2013.

Accenture es una compañía global de consultoría de gestión, servicios tecnológicos y outsourcing con 275.000 profesionales que prestan servicio a clientes en más de 120 países. Dispone de capacidades y experiencias en todas las industrias y funciones de negocio, y realiza estudios e investigaciones en las compañías de mayor éxito a nivel mundial. Con todo ello, Accenture colabora con clientes para ayudarles a convertirse en negocios y gobiernos de alto rendimiento. La compañía generó unos ingresos de 28.600 millones de dólares durante el ejercicio fiscal finalizado el 31 de agosto de 2013. La dirección de Accenture en Internet es www.accenture.com.

Más información