Skip to main content Skip to Footer

ÚLTIMAS PUBLICACIONES


Always on. Always connected.

Este estudio pretende aportar una visión actualizada del estado y la evolución de cuestiones clave en el sector de las TIC y, concretamente, la movilidad.

Presentación

Internet móvil ha propiciado en los últimos años algunos de los cambios y transformaciones más radicales de la industria de las tecnologías de la información, la comunicación y la electrónica en la sociedad, así como en los hábitos de los usuarios. Los siguientes datos lo reflejan con claridad: de aquellos que disponen de un dispositivo móvil, el 46 % lo usa diariamente para acceder a Internet cuando está de vacaciones, el 74% se sirve de él en casa, el 33 % lo utiliza cuando va a ver a los amigos y el 47 % lo emplea en su trabajo.

Con una amplia oferta tecnológica al alcance de todos, este es un momento en el que cada organización y cada individuo pueden aprovechar al máximo las oportunidades que se encuentran detrás de cada nuevo dispositivo, en tanto que puerta de acceso a nuevos servicios y contenidos, generadores de productividad y de auténticas oportunidades de crecimiento para todos los agentes de la cadena de valor.

El mayor potencial de Internet móvil reside precisamente en áreas cuyos modelos tanto operativos como de negocio están aún por inventar, en un entorno caracterizado por una demanda incierta e impredecible.

Debido a la buena acogida del estudio del 2011, este año AMETIC y Accenture presentan el informe Always On. Always Connected. Liderando la creación de un ecosistema digital sostenible, en el que se ha ampliado el análisis de Internet móvil en varios frentes, entre los que cabe destacar la incorporación de nuevos países a la investigación, con el objetivo de analizar los movimientos del mercado y su evolución.

Claves

El amplio desarrollo de los servicios y las aplicaciones móviles, la disponibilidad de terminales cada vez más sofisticados, la amplia comercialización de la oferta de banda ancha móvil, unida a la presencia de tarifas más atractivas han propiciado una mayor penetración de Internet móvil en España. Así, si a comienzos del 2011 el porcentaje de internautas ascendía al 49 %, a principios del 2012 la cifra se situaba en el 76 %.

En el estudio se analizan, ente otros, aspectos clave como los cambios en los hábitos de consumo de Internet móvil, la mejora de la experiencia del usuario, en tanto que principal foco de atención de las organizaciones, las respuestas y los nuevos servicios móviles ofrecidos por las organizaciones para satisfacer las demandas y necesidades de los usuarios, la frecuencia y la forma de uso de los dispositivos, las nuevas fuentes de ingresos, las claves para la monetización de Internet móvil, así como los retos a los que se enfrentan los actores del ecosistema para asegurar su sostenibilidad.

Conclusiones

Internet móvil se acerca a un estado de madurez en el que ha pasado de ser una tecnología incipiente a convertirse en un bien de consumo masivo. En España, la penetración alcanza el 76 % y se sitúa por delante de países relevantes de nuestro entorno, como Alemania, Francia, el Reino Unido o Finlandia.

El acceso a Internet móvil se produce tanto a través de smartphones como de las tabletas, cuyo uso se ha triplicado, al pasar del 9 % en el 2011 al 28 % en el 2012, siendo España el país líder en adopción de este dispositivo en concreto y en el que los internautas cuentan con un mayor número de dispositivos de media (3,1 frente al 2,8 de media de la encuesta global).

A pesar de la alta tasa de penetración y del número de dispositivos por usuario, aún existe margen para el crecimiento de los no usuarios de Internet móvil, hasta el punto de que el 38 % de los no usuarios de Internet móvil han confirmado en la encuesta su intención de utilizar en breve un smartphone para acceder a Internet.

En lo que respecta a la demanda de servicios, se percibe un descenso en el tráfico de llamadas, mientras que el tráfico de datos aumenta. La frecuencia de uso del correo electrónico también decrece en favor de la mensajería instantánea y de las redes sociales, cuyo uso se intensifica con respecto a los datos del año 2011.

El desarrollo de aplicaciones para el segmento de empresas y profesionales muestra una penetración aún baja, lo que implica, por tanto, que existe una oportunidad de negocio por explotar. Aunque, no es la única.