Arrow down

El valor oculto de los Culture Makers

Cuando el líder es un Culture Maker,
el crecimiento de las organizaciones se multiplica por dos


¿Estás convencido de que la cultura de tu organización es inclusiva? Puede que tus empleados no estén de acuerdo. Cerrar esta brecha en la percepción podría traer importantes beneficios tanto para los empleados como para las empresas.

Nos encontramos en un punto de inflexión. Si hablamos de cultura en el entorno de trabajo, existe una gran brecha entre lo que los directivos piensan que está sucediendo y lo que los empleados sienten o viven en su día a día. En España, el 72% de los líderes opina que está creando entornos en los que los empleados se sienten empoderados, pueden ser ellos mismos, plantear inquietudes e innovar sin temor al fracaso, pero solo el 32% de los empleados está de acuerdo.

Cada vez más, los empleados creen que es fundamental que las compañías les ayuden a prosperar en su entorno laboral (el 83% de las mujeres y el 71% de los hombres encuestados en España). Las voces de los profesionales se alzan altas y claras, mientras que, cada día, más empresas reconocen la importancia de la igualdad.

Pero, a pesar de la creciente concienciación, no se está progresando lo suficientemente rápido.

Cerrar esta brecha ayudaría a las empresas a prosperar en un entorno económico hipercompetitivo y beneficiaría a todos los empleados.

Los resultados y las recomendaciones de este estudio pueden impulsar a los directivos a tomar medidas para avanzar hacia una cultura basada en la igualdad.

Del dicho al hecho

Durante tres años consecutivos, hemos pedido a los empleados que compartan su percepción sobre los esfuerzos que están realizando los directivos para construir culturas de trabajo más inclusivas. Combinando las respuestas a nueve preguntas (entre otras, relativas al compromiso de sus organizaciones con la contratación y el progreso de las mujeres) se ha establecido una puntuación total. Esta puntuación no ha avanzado desde 2018.

100 es la máxima puntuación (máximo compromiso de los directivos con la construcción de una cultura inclusiva):


54

2018

59

2019

54

2020


¿Dos culturas, una compañía?


Esto genera una brecha de percepción notable entre la opinión de los directivos y los empleados.


72%


de los líderes sienten que crean entornos estimulantes en los que los empleados pueden ser ellos mismos, pueden plantear sus preocupaciones e innovar sin miedo al fracaso. Solo el 32% de los empleados está de acuerdo.


19%


de los empleados no se sienten integrados en su organización. Este porcentaje es 6 veces mayor de lo que los líderes creen.


Aproximadamente 50%


de los empleados se sienten seguros planteando asuntos delicados como preocupación por su salud mental o por el comportamiento de un compañero con más trayectoria en la empresa. 30 puntos porcentuales por debajo de lo que creen los líderes.




La cultura del todos ganamos


Si la brecha de percepción entre los directivos y los empleados se redujera, tanto los profesionales como sus organizaciones se beneficiarían significativamente.



Solo con cerrarla un 50% se estiman los siguientes resultados:


A nivel global, el aumento de los beneficios empresariales hubiera aumentado en 2019 un 33% hasta los 3,7 billones de dólares. 850.000 millones de dólares solo en Europa.


Los empleados también se beneficiarían. En España:

Te presentamos a los Culture Makers


En nuestro estudio, nos hemos fijado en un grupo de directivos, plenamente comprometidos con la construcción de entornos de trabajo igualitarios, al que hemos llamado Culture Makers.


Curiosamente, los Culture Makers son un grupo equilibrado en cuanto a género, ya que el 45% de ellos son mujeres, mientras que estas solo representan el 32% de todos los directivos encuestados. Además, un 68% de ellos son Millennials, en comparación con el 59% de todos los líderes. Entre sus principales características, también destaca que se pronuncian sobre una variedad de temas mayor, incluida la igualdad de género (52% frente al 35% de todos los directivos) y el acoso/discriminación sexual (51% a 30%).

Desafortunadamente, los Culture Makers todavía escasean. Solo el 6% de los directivos encuestados (un 9% en el caso de las mujeres directivas) alcanzan el estándar.

Priorizar la cultura para destacar


En España, solo el 20% de los líderes identifica la cultura como una prioridad esencial mientras que el 78% sí que valora de esta forma el rendimiento financiero.

Nuestro estudio analiza las causas de esta baja posición de la cultura empresarial en la lista de prioridades de los directivos y los obstáculos para su avance.

Además, a nivel global, preguntamos a aquellos líderes que no tienen objetivos establecidos en cuanto a la construcción de entornos más inclusivos (pero que creen que deberían tenerlos) qué es lo que les está limitando.

afirma que no todos los directivos de su organización creen que es importante

dice que es difícil vincularlo al rendimiento
comercial

cree que tienen otras prioridades como el negocio


piensa que es muy difícil de medir
 


Si los líderes priorizaran una cultura de igualdad, construirían un entorno que, probablemente, produciría los resultados financieros que esperan y necesitan.

Si los empleados cuentan con un sentido de pertenencia y sus empleadores los valoran por su contribución, su forma de ver las cosas o sus circunstancias están más motivados para innovar. Además, con más equipos directivos equilibrados en términos de género, la cultura empresarial sería más inclusiva.

Los directivos evolucionarán hasta ver el beneficio económico y la cultura, no como esfuerzos separados, sino como objetivos interdependientes, igualmente cruciales para el éxito.

Incluir es elevar


¿Listo para construir una cultura igualitaria dentro de tu organización? Elévalo en tu lista de prioridades a la par que el crecimiento financiero, el talento y la productividad.

Fomentar una cultura diversa e inclusiva no puede estar al final de la agenda. No solo es importante para crecer, también para estar a salvo en un entorno hipercompetitvo.

Para crear una cultura de igualdad hay que apuntalar tres pilares: un liderazgo valiente, una acción integral y un entorno que empodere.

A medida que más personas se conviertan en Culture Makers, las estrategias de inclusión y diversidad continuarán evolucionando y expandiéndose, al igual que el potencial de todos los empleados para encontrar apoyo social y bienestar en el trabajo, mientras contribuyen plenamente al crecimiento de sus organizaciones.


Más información



20 minutos

Informe completo

Cuando el líder es un Culture Maker, el crecimiento de las organizaciones se multiplica por dos

VER INFORME COMPLETO

Vídeo

Slideshare

Julie Sweet

Julie Sweet

CHIEF EXECUTIVE OFFICER DE ACCENTURE

Ellyn Shook

Ellyn Shook

DIRECTORA DE LIDERAZGO Y RRHH DE ACCENTURE


Ven a innovar con nosotros


Únete a nuestro equipo y trabaja buscando soluciones innovadoras a los retos de nuestros clientes. A través de las últimas tecnologías y las estrategias más disruptoras, ayudamos a mejorar la forma en la que el mundo vive y trabaja.

MÁS INFORMACIÓN
Centro de suscripción
Continúa informado con nuestra newsletter Continúa informado con nuestra newsletter