INFORME DE INVESTIGACIÓN

Resumen

Resumen

  • Nuestro estudio sobre la red eléctrica digital explora las consecuencias de un clima cada vez más extremo y la importancia de la resiliencia para hacer frente a ese problema.
  • Empresas de servicios públicos de todo el mundo son conscientes de las graves consecuencias operativas y financieras, pero pocas están preparadas para enfrentarse a ellas.
  • Tres imperativos estratégicos que pueden ayudar a los servicios públicos a desarrollar una estrategia de resiliencia y hacer que sus sistemas sean flexibles ante el clima.
  • En el contexto de la actual pandemia, lograr la resiliencia es más importante que nunca.


Clima extremo: un punto de inflexión para los servicios públicos

Durante años, las eléctricas han centrado mayoritariamente su atención en la fiabilidad de la red. Sin embargo, eso solo no basta para los servicios públicos y la sociedad en general, sobre todo cuando se adopta una perspectiva global. Cuando una empresa de servicios públicos se enfrenta a un clima extremo y se produce un evento secundario (un ciberataque, un terremoto, una tormenta geomagnética, una guerra, un incendio incontrolado o, como veremos a continuación, una pandemia como la de COVID-19), la situación puede empeorar rápidamente. Los servicios públicos son muy conscientes de los riesgos, pero pocas están bien preparadas para hacer frente a las consecuencias del clima extremo.

9 de 10

ejecutivos de servicios públicos consideran que el clima extremo supone un riesgo cada vez mayor para la viabilidad financiera del negocio de red.

95%

de los ejecutivos cree que el cambio climático causado por la emisión de gases de efecto invernadero es uno de los causantes del clima extremo.

24%

de los ejecutivos de servicios públicos se considera bien preparado para hacer frente a los retos que plantea el clima extremo.

Una estrategia de resiliencia prepara a los servicios públicos para recuperarse con rapidez de eventos disruptivos graves y frecuentes, ya se trate de clima extremo, un ciberataque, un terremoto o incluso una pandemia. Lejos de olvidarse de la fiabilidad, lo que hace falta es verificar que los servicios públicos pueden extender su definición de fiabilidad al tiempo que desarrollan las capacidades de apoyo que necesitarán para dar una respuesta elástica a condiciones difíciles o extremas.

El problema radica en que, hasta la fecha, la resiliencia ha resultado ser un concepto bastante mal definido en el negocio de la distribución eléctrica.

Una estrategia de resiliencia eficaz prepara a las empresas de servicios públicos para recuperarse con rapidez después de eventos graves o múltiples, y demuestra la necesidad de un enfoque proactivo del mantenimiento y la inversión.

Cómo desarrollar una estrategia de resiliencia

El primer paso es poner unos cimientos técnicos sólidos para la resiliencia, al tiempo que se desarrollan las capacidades de apoyo necesarias para dar una respuesta adaptable ante condiciones extremas.

Lo más importante es que una estrategia de resiliencia eficaz convence a todos los interesados, desde los organismos reguladores hasta los clientes, de que vale la pena hacer una inversión importante para desarrollar y mantener las capacidades necesarias para hacer frente a este tipo de eventos. Los interesados tendrán que entender que, aunque las nuevas capacidades no siempre parecerán necesarias, el éxito consiste en eliminar o reducir al mínimo el tiempo de interrupción de los servicios.

Centrarse en tres imperativos estratégicos ayudará a los ejecutivos a desarrollar resiliencia.

Poner los cimientos de la resiliencia

  • Desarrollar liderazgo en resiliencia dentro y fuera del negocio.
  • Reforzar los objetivos de rendimiento e inversión con mecanismos regulatorios claros que estén basados en el riesgo y en el valor de la resiliencia para la sociedad.
  • Desarrollar una base cuantitativa sólida para analizar el riesgo de la resiliencia y tomar decisiones de inversión.

Crear una red resiliente

  • Aumentar la flexibilidad del sistema con soluciones digitales.
  • Utilizar la inteligencia artificial y nuevas tecnologías para mejorar la predicción de cortes de electricidad y estrategias de recuperación del sistema.

Explorar nuevos servicios de resiliencia

  • Fomentar el uso de soluciones de resiliencia para el usuario final.
  • Desarrollar soluciones diferenciadas de resiliencia de red para beneficiar a comunidades que reciben mal servicio o necesitan más resiliencia.

CONTENIDO RELACIONADO: Sigue el blog de servicios públicos de Accenture para conocer tendencias y puntos de vista.

La resiliencia como misión

Aumentar la resiliencia puede ser un enorme reto, pero también es inevitable. Los servicios públicos que no actúen ahora estarán poniendo en riesgo no solo a sus organizaciones, sino también a sus clientes.

Debes empezar adoptando una visión global. Usa los tres elementos de resiliencia (los cimientos, la red y las nuevas soluciones) para trazar y ejecutar tu propia estrategia de resiliencia.

Un soporte más directo a la resiliencia es una parte importante de la trayectoria de crecimiento de la industria. Los servicios públicos deben convencer a los legisladores, a los clientes y a otras partes interesadas de la necesidad de convertir la resiliencia en una parte de la misión de las empresas.

Aspectos fundamentales

El estudio sobre la red eléctrica digital explica qué deben hacer los servicios públicos de transmisión y distribución para ser resilientes ante el clima extremo.

Lectura

Lectura de 45 minutos

De la fiabilidad a la resiliencia contra el clima

El estudio de este año sobre la red eléctrica digital se centra en la resiliencia para que los servicios públicos hagan frente al reto del clima extremo.

VER REPORTE COMPLETO

¿Con poco tiempo?

Resumen ejecutivo

Lectura de 15 minutos

Descubre cómo aumentar la resiliencia en tu negocio de transmisión y distribución.

VER

Conocer al equipo

CENTRO DE SUSCRIPCIÓN
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter