Hay más buenas noticias: los consumidores ya están listos. La mayoría de las personas están teniendo experiencias impulsadas por tecnologías inmersivas en su vida diaria —en todo, desde el uso de filtros en redes sociales hasta la televisación de espectáculos deportivos. Y también esperan cada vez más las experiencias inmersivas en el comercio digital.

Consideremos las principales motivaciones de los consumidores para probar las tecnologías inmersivas cuando compran online:

52%

Ver los productos sin tener que visitar la tienda.

42%

Evaluar las características y capacidades de los productos.

42%

Experimentar con los productos antes de comprarlos.

39%

Aumentar la confianza en la decisión de compra.

29%

Cambiar, adaptar o personalizar los productos.

La realidad es que hacer rotar el modelo 3D de una cartera o ver un video de 360°de una casa que se alquila frente al mar es mucho más que una interacción atractiva. Es un ejercicio en la búsqueda de la verdad. A diferencia de todo lo demás en el comercio digital, las experiencias inmersivas proporcionan accesibilidad y tangibilidad que se traducen en la confianza de que un producto cumplirá las expectativas. De hecho, la confianza de los consumidores aumenta un 4% a nivel global —9% en Norteamérica—cuando se usan tecnología inmersivas en las compras online.

Los consumidores también consideran que las tecnologías inmersivas son fundacionales para las experiencias de compras online futuras. Es un llamado de atención para las marcas. En promedio, dos tercios de los consumidores creen que las tecnologías inmersivas serán importantes para comercializar y vender productos electrónicos en los próximos 5 años. Y de todos los medios que influencian las compras, la realidad inmersiva es la única que los consumidores ven crecer en importancia en los próximos 5 años.

Cuando se trata de futuras decisiones de compra, solo las experiencias inmersivas crecen en influencia.

Influencia de los medios en las decisiones de compra ahora y en el futuro. Cuando se trata de decisiones de compra futuras, solo las experiencias inmersivas están creciendo en influencia

Los consumidores confían en que las experiencias inmersivas zanjarán la brecha sensorial para ellos, proporcionándoles los "puntos de prueba" que necesitan para evaluar un producto digitalmente antes de comprarlo. Esto es tan significativo para ellos que asocian el valor de una marca premium con las experiencias inmersivas. Casi la mitad de los consumidores pagaría más por un producto si pudieran adaptarlo o personalizarlo usando tecnologías inmersivas. Además, 3 de cada 5 consumidores esperan comprar más a marcas que les permitan usar estas tecnologías para evaluar e interactuar con los productos.

47%

de los consumidores pagarían más por un producto si pudieran adaptarlo o personalizarlo usando tecnologías inmersivas.

3 de cada 5

consumidores esperan comprar más a marcas que les permitan usar tecnologías inmersivas para evaluar e interactuar con los productos.

Estos resultados sugieren un efecto dominó de los posibles beneficios para las marcas. La oportunidad de aumentar los ingresos es clara. Además, cuando los consumidores pueden probar, tocar y comprar productos online con confianza, están más satisfechos y es más probable que se conviertan en clientes habituales y promotores de la marca. Clientes más satisfechos implican menos devoluciones. Y al reducir las devoluciones se reducen los gastos de reposición, el esfuerzo operacional y de los recursos y el impacto ambiental. Todo este valor comienza con la inversión en experiencias inmersivas por parte de las marcas.

Rori Duboff

Managing Director – Strategy & Innovation, Accenture Interactive

MÁS INFORMACIÓN

Merchandising con realidad virtual
Fjord Trends 2020
Cuando la creatividad se conjuga con el comercio

CENTRO DE SUSCRIPCIÓN
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter