El impacto potencial de COVID-19 es cada vez más claro y la mayoría de las empresas están ahora enfocadas en la continuidad de su negocio. El valor de mercado de la industria bancaria ya ha recibido un golpe tan grande como el de la crisis de 2008, pero la industria se encuentra en una posición de partida mucho más fuerte para capear la tormenta. Los bancos están bien capitalizados, con una capacidad de absorción de pérdidas mucho mayor. Los bancos centrales están interviniendo proactivamente para apoyar los mercados de crédito a fin de evitar que se repita el efecto dominó de la liquidez de 2008. Los sistemas de pago funcionan bien y se consideran un servicio esencial que no está sujeto a cierre.

Hemos identificado que en el sector de pagos el COVID-19 generará 10 impactos y éstos influirán en las acciones de los proveedores de pagos hoy y mañana:

1. El mayor impacto

Los tres mercados más grandes—China, Europa y Norteamérica—han sido los más afectados por COVID-19.

2. Interrupción del gasto

El gasto de los consumidores, el principal impulsor de los ingresos por pagos de los consumidores, ha disminuido drásticamente.

3. Apoyo a los clientes de pagos

Los proveedores de pagos están encontrando formas de estimular la recuperación ayudando a preservar la liquidez de los clientes.

4. Cambio de prioridades a corto plazo

Las empresas de pagos volverán a establecer prioridades—reducir costos y cambiar la inversión en innovación—a raíz de la reducción de los ingresos.

5. La disminución del efectivo

Una proporción significativamente menor de los pagos se está haciendo en persona, ya que el aislamiento mantiene a los clientes en casa.

6. El aumento de las carteras digitales

Se espera un aumento en el uso de los instrumentos de pago simbólico.

7. Condiciones ideales para el fraude

Es probable que los clientes—y por extensión, las propias empresas de pagos—se enfrenten a un mayor riesgo.

8. Recuperar el control

La necesidad de los clientes de administrar más estrictamente los flujos de efectivo puede impulsar experiencias de pago centradas en el control.

9. Pagos acotados

La compra limitada en persona de artículos de primera necesidad y alimentos podría hacer que los pagos "acotados" se convirtieran en la norma.

10. El atractivo de la blockchain

Es probable que surjan nuevos casos de uso para blockchain y cripto-monedas.

Ver todo

7 cosas que los proveedores de pago pueden hacer ahora

Las organizaciones de pagos deben actuar con urgencia para moderar estos impactos para sus clientes, su gente, sus socios y sus negocios.

01

Establecer una "sala de guerra" completa que coordine todos los aspectos de la respuesta a la crisis.

02

Buscar activamente apoyar a los clientes y negocios mientras capean la tormenta.

03

Investigar la resiliencia de las operaciones de pago y asegurar que el procesamiento permanezca intacto, con un mínimo de personal en su lugar y herramientas remotas.

04

Proteger a los clientes mediante un asesoramiento proactivo para combatir el fraude.

05

Buscar formas de aumentar la liquidez en la economía, como desplegar el acceso de emergencia a soluciones de efectivo, habilitar plataformas de pago de e-commerce sencillas para PYMES y empresas y ayudar a los gobiernos a desembolsar la ayuda.

06

Repensar las prioridades a corto plazo y reasignar el personal y los gastos según las necesidades a corto plazo.

07

Comunicar la intención de apoyar a los clientes con antelación, y luego trabajar en los detalles operativos.

Ver todo

¿Qué hay en el horizonte?

El enfoque de las acciones de los proveedores de pagos será necesariamente a corto plazo, pero muchas de las medidas que tomen ahora sentarán las bases para la sostenibilidad y el crecimiento futuros.

Esperamos que nuestra inmersión en las implicancias de la crisis proporcione algunas piezas clave de información. Como tu socio de negocios, estamos listos para proporcionarte cualquier apoyo que necesites.

Contáctanos

CENTRO DE SUSCRIPCIÓN
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter