La crisis del coronavirus en desarrollo en minería y metales

La rápida propagación de COVID-19 está alterando vidas y operaciones en todas las industrias, y la minería y los metales no son una excepción. La pandemia está afectando a toda la cadena de valor, ya que las organizaciones limitan el acceso a oficinas, sitios mineros e instalaciones de fabricación, y aumentan las restricciones en el transporte y el envío. Las industrias se enfrentan a una posible escasez de materiales, como productos químicos y componentes de máquinas, de proveedores que están experimentando sus propias interrupciones debido a la pandemia. Y la crisis ha sacudido la confianza de los inversores de todo el mundo.

En resumen, las industrias de la minería y los metales se han visto inmersas en un período de cambio e incertidumbre que requiere acción. Para avanzar, las empresas deben mantener un enfoque dual, abordar una serie de problemas críticos a corto plazo mientras se mantienen atentos a largo plazo y remodelar sus operaciones para recuperarse, adaptarse y prosperar en los próximos años.

Qué hacer ahora: administrar la respuesta

Las acciones que las empresas toman en esta crisis no solo determinarán qué tan bien les va en el corto plazo, sino que también definirán su cultura y marca en el futuro. Para mitigar los riesgos operativos a corto plazo y proteger a las personas, se deben tomar las siguientes acciones ahora:

Establecer un equipo de gobierno de respuesta

Implementá una sala de respuesta de líderes senior y establecé equipos interfuncionales para enfrentar los desafíos emergentes, teniendo en cuenta las necesidades de los trabajadores, proveedores y comunidades.

Asegurate de que las personas estén seguras

Buscá estrategias innovadoras para proteger a las personas, incluido el uso de centros operativos remotos y tecnología móvil para reducir la necesidad de personal en el sitio.

Realizar la debida diligencia financiera

Evaluá la posición financiera actual de la compañía, actualizá los supuestos estratégicos y preparate para mitigar agresivamente el riesgo e identificar oportunidades para beneficiarse de la volatilidad del mercado.

Reducí la exposición operacional

Abordar posibles interrupciones de la cadena de suministro; validar los planes de continuidad del negocio; involucrar a proveedores, sindicatos, comunidades y otros; e involucrar a la fuerza laboral en la búsqueda de formas de reducir el impacto de la crisis en las operaciones.

Monitorear e informar

Mantené un registro de la salud de la fuerza laboral y el sentimiento de las partes interesadas en toda la cadena de valor. Desarrollá un proceso de evaluación de riesgos y actualizalo regularmente.

Ver todo

Lo que sigue: construir a largo plazo

La crisis está trayendo desafíos significativos a las industrias de minería y metales, pero también está creando una oportunidad para reiniciar para el futuro. Más allá de sus respuestas inmediatas a la crisis, las empresas pueden desarrollar las capacidades que con el tiempo les ayudarán a recuperarse de la crisis de hoy y navegar con éxito a través de las interrupciones del mañana. Para hacerlo, considere estas seis acciones:

1. Empoderar a las personas, operar con un propósito

Volvé a pensar la forma en que opera y cómo genera confianza con los empleados, socios y comunidades. Honrar los valores de la compañía ya que sus acciones de hoy definirán cómo todos los interesados ​​clave piensan en usted mañana.

2. Evaluar liquidez

Realizá un modelado de escenarios (para flujo de caja, pérdidas y ganancias y balance general), analizando las incertidumbres controlables para la demanda y la oferta y los factores desencadenantes que afectan los ingresos y los costos. Formulá planes de acción para responder, mientras consideras los gastos de capital que serían necesarios desde una perspectiva de oferta / trabajo / recursos para ejecutar esos planes.

3. Asegurar el suministro y la entrega

Las empresas pueden volver a pronosticar sus planes de demanda para el resto del año de producción trabajando en colaboración con sus clientes finales más grandes y aquellos con contratos de suministro a largo plazo. Comprender sus necesidades durante la crisis y más allá puede ayudarlo a identificar el perfil de producción correcto para su situación y evitar el uso excesivo de capital de trabajo.

4. Continuidad operacional segura

A corto plazo, las compañías pueden necesitar operar sus activos en un punto subóptimo. Pero más allá de eso, deberían considerar reequilibrar la producción. A nivel táctico, eso significa operar a una capacidad de producción de producción predecible para igualar la demanda pronosticada y evitar los costos de acumulación y re-manejo de inventario WIP.

5. Descubrí oportunidades

Estate atento a las oportunidades donde la necesidad abre la puerta a mejoras estratégicas que pueden apoyar el crecimiento futuro. Por ejemplo, el cierre de una planta podría proporcionar una ventana para la actualización y modernización de activos. La capacitación remota o las tecnologías aplicadas podrían usarse para mejorar la fuerza laboral inactiva que se queda en casa.

6. Replataforma para un mundo digital

Evaluar cómo se pueden usar las tecnologías digitales y el análisis para aumentar la resiliencia y la eficiencia es primordial. Algunos ejemplos típicos en entornos operativos e industriales incluyen: habilitación de trabajo remoto; monitoreo de operación remota; herramientas de planificación basadas en análisis en tiempo real; y automatización y robótica para eliminar a los trabajadores del campo donde sea posible.

Ver todo

En general, las compañías mineras y de metales necesitan reaccionar ahora, responder decisivamente y planificar lo que vendrá después. Es un enfoque que ayudará a enfrentar los desafíos de hoy en día presentados por COVID-19 y los que vendrán mañana.

Contáctanos

CENTRO DE SUSCRIPCIÓN
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter