Necesidad de cambio

Imaginate que pudieras conocer lo último de una industria que cuenta con billones de dólares en activos tangibles. Tenés la visión de incorporar tecnología de vanguardia para revolucionar su viabilidad financiera. ¿Pero cuál es el problema? En este momento, la idea no es redituable.

Ese era el reto que enfrentaba Agrotoken, una startup fundada con el objetivo de ofrecer nuevas opciones financieras al próspero sector de la agroindustria en la Argentina. Agrotoken permitiría a los agricultores convertir toneladas de cultivos de soja —de los que Argentina es el tercer productor mundial— en una stablecoin basada en blockchain que, a su vez, pudiera gastarse con comerciantes e inversores.

Sin embargo, para pasar de ser una startup pequeña a una empresa dinámica, Agrotoken debía contar con un modelo de negocio sólido y procesos bien diseñados y documentados capaces de fomentar la confianza de los participantes, agricultores e inversores por igual. Fue entonces cuando Agrotoken recurrió a Accenture. Los fundadores de la empresa necesitaban sentar las bases para ampliar su equipo y sus ambiciones a escala, sin limitar la innovación ni la capacidad de adaptarse con rapidez a las nuevas oportunidades del mercado. Con Accenture, obtuvieron el asesoramiento y los recursos estratégicos necesarios para sentar una base sólida.

El encuentro de la tecnología y el ingenio humano

Utilizando su experiencia en gestión y en las buenas prácticas fundacionales, además de su red de innovadores y expertos en tecnología, Accenture se dedicó a codiseñar el modelo de negocio de Agrotoken y su estructura y prácticas operativas.

En primer lugar, Agrotoken estableció su intención de contar con engranajes bien aceitados. Con entrevistas con sus fundadores y talleres dinámicos de pensamiento de diseño, el equipo de Accenture comprendió dónde quería estar Agrotoken, a qué obstáculos se enfrentaba y cuáles eran las cuestiones técnicas que se vislumbraban en el horizonte.

Fue entonces cuando Accenture recurrió a su Red de Servicios Globales, compuesta por cientos de miles de expertos, para crear un equipo tecnológico en cuatro países. El trabajo de este equipo consistió en asesorar a Agrotoken sobre las mejores prácticas y el contexto de la industria, de manera que la compañía pudiera tomar decisiones informadas durante el desarrollo de su plataforma y sus aplicaciones de tokenización. Juntos consiguieron priorizar múltiples objetivos en una hoja de ruta que ayudaría al producto de Agrotoken a crecer para dar respaldo a la industria agrícola de la Argentina.

Esto, por supuesto, se relacionaba con la necesidad de Agrotoken de establecer confianza. Los inversores quieren cerciorarse de que las stablecoins están respaldadas en forma confiable por una garantía del mundo real. Por ello, los expertos en blockchain de Accenture (que ya están especializados en la creación de sistemas confiables) recomendaron adoptar la transparencia. Agrotoken pasó a generar tableros de datos documentados disponibles al público en línea, de modo que nunca hubiera dudas sobre el número de tokens ni sobre la garantía correspondiente y su ubicación. La compañía también colaboró con las autoridades locales para abordar la ciberseguridad mediante el desarrollo de un sistema de vigilancia 24 horas al día, los 7 días de la semana. Por último, con la ayuda de Accenture, Agrotoken adoptó procesos y metodologías internas basadas en la consistencia y la documentación, de manera que su equipo pudo contar con material de referencia acerca de qué necesitaba el negocio para poder operar.

Una diferencia valiosa

Al combinar la organización con plazos, herramientas y metodologías, Accenture creó una hoja de ruta y un manual de estrategia que ayudó a Agrotoken a cuadruplicar su equipo en apenas unos meses y a desarrollar la documentación de procesos y las buenas prácticas de gobernanza que permitieron a la empresa crecer con confianza. Desde el lanzamiento de su plataforma de tokenización, Agrotoken ha escalado desde sus primeras 1.000 toneladas de soja a 30.000 en pocos meses, con el objetivo de multiplicar por 10 esa cifra en los 12 meses siguientes.

La nueva unidad de Agrotoken dedicada a la tokenización como servicio, o TAAS, tiene el fin de proporcionar experiencia a otras empresas que busquen utilizar la tokenización para alterar sus industrias. Mediante TAAS, la compañía busca expandirse más allá de los cereales hacia otros commodities, y más allá de las fronteras de Argentina, con la vista puesta en Brasil. Este crecimiento temprano y planificado ha dado lugar a nuevas asociaciones y conversaciones orientadas a ampliar el tipo de interesados que participan en la cadena de tokenización; por ejemplo, trabajar con un banco de primera línea en el desarrollo de un sistema de préstamos garantizado por tokens que permitiría a los agricultores un acceso fácil y fluido a un nuevo sistema de crédito a tasas competitivas. Los siguientes pasos de desarrollo de la compañía incluyen aumentar la calidad y la confianza en materia de gestión de datos y ciberseguridad, además de racionalizar los procesos de pago y la participación de los clientes.

En cada innovación, Accenture trabaja con Agrotoken para ayudar a la empresa a avanzar. Hoy, con la base sólida de las mejores prácticas de mercado como guía, Agrotoken es una empresa de blockchain lista para expandirse.

Conocer al equipo

CENTRO DE SUSCRIPCIÓN
Nuestra Newsletter Nuestra Newsletter